sistema de riego de tonosí

Empresa pide pago por obra inconclusa

La administración de Ricardo Martinelli le desembolsó $37 millones a Hidalgo & Hidalgo por un proyecto que no contaba con terrenos para su ejecución.

Temas:

El proyecto contemplaba la construcción de dos presas de agua, así como la expropiación de las tierras de más de 100 familias en Tonosí y Macaracas. El proyecto contemplaba la construcción de dos presas de agua, así como la expropiación de las tierras de más de 100 familias en Tonosí y Macaracas.
El proyecto contemplaba la construcción de dos presas de agua, así como la expropiación de las tierras de más de 100 familias en Tonosí y Macaracas.

La compañía ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo, que se le adjudicó el contrato del proyecto de sistema de riego de Tonosí, ha pedido al Gobierno el pago de $6 millones adicionales a los $37 millones que le desembolsó el Gobierno anterior por esta obra que no contaba con terrenos para su ejecución. Lo anterior fue confirmado ayer por el ministro de Desarrollo Agropecuario, Jorge Arango, quien indicó que se negocia con la empresa la cesión del contrato que le fue adjudicado en 2012 por el gobierno de Ricardo Martinelli.

Arango indicó que el Gobierno evalúa el reclamo de pagos adicionales que presenta Hidalgo & Hidalgo porque “hay que ver” si el campamento [que construyó la empresa] vale tanto”.

Paulino Vásquez, representante de los pobladores de la zona afectados por la obra, exigió que el Estado recupere los dineros que fueron desembolsados y que el contrato sea anulado en su totalidad.

Exigen rescatar $37 millones

Representantes de comunidades que habrían podido quedar afectadas por los embalses del proyecto de un sistema de riego en Tonosí exigieron ayer que se investigue, “hasta las últimas consecuencias”, lo ocurrido con tal obra y así se puedan recuperar $37 millones desembolsados por el gobierno anterior a la empresa que debía ejecutar los trabajos.

“Que se investigue hasta las últimas consecuencias y los responsables de este asunto paguen de alguna manera”, demandó Paulino Vásquez, representante de la Unión de tonosieños y macaraqueños que se organizaron contra el proyecto que inició la administración de Ricardo Martinelli Berrocal (2009–2014).

Las reacciones del dirigente surgen luego de que el presidente Juan Carlos Varela anunciara que el proyecto del sistema de riego de Tonosí se cancelará y que el gobierno negociaría con la empresa contratista sobre los $37 millones que le desembolsó el gobierno anterior.

La ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo se adjudicó el contrato por $155 millones en junio de 2012. El gobierno de Martinelli desembolsó $37 millones por la obra, que no contaba con terrenos para su ejecución. El contrato fue firmado por el entonces ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Óscar Osorio, y Marco Alfredo Albán Crespo, en representación de Hidalgo & Hidalgo, S.A.

Reclamos adicionales

El actual ministro de Desarrollo Agropecuario (Mida), Jorge Arango, aseguró que el Gobierno está en negociaciones con la empresa para rescindir el contrato.

Indicó que en esas reuniones participan técnicos de la secretaría de Metas, del Mida y de la Contraloría General de la República.

Arango reveló que Hidalgo & Hidalgo ha presentado al Estado cuentas por pagar de $6 millones adicionales a los $37 millones que ya se le desembolsaron.

Precisó que se evalúan las cuentas presentadas por la compañía ecuatoriana para ver si “el campamento” que ellos construyeron “vale tanto”.

La empresa presentó facturas por dichos pagos adicionales que incluyen la construcción del campamento. También hizo estudios, compró equipos y trazó algunas carreteras.

“Ahora mismo tenemos que ver cómo rescatamos la plata. Fueron $37 millones que se desembolsaron y tenemos que llegar a un acuerdo”, advirtió el ministro.

Cancelación

Sobre la recuperación de los dineros desembolsados por el Estado en el proyecto de riego de Tonosí, el mandatario Varela reiteró ayer que hay un equipo legal negociando, pero sin duda alguna, “es un proyecto que vemos muy difícil de avanzar. Se está negociando su cancelación”, agregó el gobernante.

El contralor Federico Humbert también habló del tema. Aseguró que se negocia la recuperación de los dineros del Estado que fueron desembolsados y que las negociaciones están en un punto aún incipiente, por lo que no hay mayores avances.

En tanto, Paulino Vásquez, quien es dirigente de más de 100 familias de Tonosí y Macaracas que tendrían que salir de sus viviendas por los embalses que se construirían para la obra, advirtió que el proyecto debe ser cancelado en su totalidad y “echar todo lo que se avanzó para atrás”.

“Si algún día hay que hacerlo, que se haga con el consentimiento de todos, desde el más humilde hasta el más grande”, sostuvo.

Este medio intentó hablar con representantes de la empresa ecuatoriana Hidalgo & Hidalgo, pero no contestaron las llamadas.

La obra

El proyecto integral y multipropósito para el desarrollo del Valle de Tonosí abarcaba también varias comunidades del distrito de Macaracas, en Los Santos.

Para la construcción de la obra se dictó el Resuelto No. 17 del Mida, que establecía la expropiación de las tierras que se usarían para los embalses.

Se proponía la construcción de dos presas reguladoras, una en la subcuenca del río Guaniquito y otra en la del río Güera, así como una presa derivadora con canales de distribución, con el fin de establecer un sistema de riego de alrededor de 15 mil hectáreas, controlar las inundaciones, garantizar suministro de agua potable y generar energía eléctrica.

La fase de construcción se inició con el montaje de campamentos y la apertura de caminos de acceso a los sitios de construcción. Se proponía el desarrollo de cinco campamentos, uno en cada sitio de presa, y dos de avanzada en el área de construcción del canal primario del margen izquierdo.

Polémico proyecto

Desde la entrega de la orden de proceder de la obra, en junio de 2012 por parte del entonces mandatario, Ricardo  Martinelli, las protestas y voces contra el proyecto no han cesado en la provincia de Los Santos.

Martinelli vendió la obra como un proyecto que mejoraría la seguridad alimentaría y generaría muchos empleos en la región.

Sin embargo, al conocerse la intención del Gobierno de expropiar las tierras a los campesinos, la oposición a la megaobra se acrecentó hasta que, para diciembre de 2013, las obras estaban casi paralizadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código