DELINCUENCIA EN ZONAS TURÍSTICAS del ATLÁNTICO

Extranjeros residentes en costa arriba, atemorizados

Habitantes de este sector turístico denuncian que son víctimas de robo, violaciones y hasta homicidios por bandas y pandillas locales.

La espiral de violencia y delincuencia que afecta actualmente las zonas turísticas del sector Pacífico del país, también se han extendido a la costa atlántica, causando de igual forma, temor e inseguridad entre residentes extranjeros que habitan en esta región, y que han sido víctimas de bandas y pandillas locales.

En el área de la costa arriba de Colón, un grupo de aproximadamente 100 familias de nacionalidad francesa, alemana, suiza, italiana, española y estadounidense, que reside en el sector costero, ha decidido unirse para protegerse de los asaltos, agresiones y hasta homicidios de que han sido víctimas por parte de delincuentes que operan en esta parte del país.

Así lo confirmó Syvie Orlando, una empresaria francesa con más de 10 años de residir en la costa arriba, quien añadió que lo que se busca es agruparse para enfrentar la inseguridad que hay en este sector de Colón.

Indicó que en agosto pasado se hizo una primera reunión, donde inclusive se invitó a representantes de la Policía Nacional y autoridades civiles para ponerlos al tanto de la situación de peligro que afrontan, principalmente los ciudadanos extranjeros por la falta de vigilancia policial y de coordinación de las autoridades judiciales.

Informó que se está organizando una segunda reunión para tratar de censar y afiliar a todas las familias extranjeras y locales que estén interesadas en esta nueva metodología de autoprotección.

Como ejemplo de estas acciones de delincuencia que los aqueja, Orlando citó el caso del francés Gerard Pascal y su esposa venezolana Silvia Moreno, los cuales en abril de este año fueron víctimas de un grupo de encapuchados que, con armas de fuego y machete en mano, los asaltaron y agredieron dentro de su residencia ubicada en Puerto Lindo, La Guaira.

Pascal recibió seis machetazos de sus agresores que le mutilaron tres dedos de la mano derecha y otro en un lado del rostro, por el cual se tuvo que hacer un implante facial, destacó .

“El machetazo que recibí en el rostro iba dirigido a la cabeza y por suerte metí la mano y salvé la vida, lo que demuestra el grado de violencia que aplican estos delincuentes”, sostuvo.

Añadió que Moreno también fue agredida por los asaltantes. Luego de estos hechos, ambos se fueron de Panamá con la percepción de que “este era un país sin ley e inseguro”.

“Los sujetos me amarraron con zunchos e intentaron violarme; cuando mi esposo intervino, los sujetos se ensañaron con él y lo atacaron con un machete”, Declaró Moreno tras los hechos.

Orlando recalcó que la justicia “no ha movido este caso y, por tanto, los delincuentes siguen impunes”.

Sostuvo que la denuncia de este hecho se puso en la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) de Sabanitas, donde “nada se ha hecho”. También fueron a la corregiduría de Puerto Lindo, pero ahí se les informó que tenían que llevar el caso hasta la personería de Portobelo, para que luego el expediente fuera remitido a la fiscalía de Colón.

“Luego de seis meses de haber presentado esta denuncia, ninguna autoridad judicial sabe nada de este caso”, explicó.

OTROS HECHOS

Phillipe Leblonde, otro francés residente en el sector de Cacique, indicó que por la costa arriba hay mucho trasiego de drogas, y que por ello se registra gran cantidad de los denominados tumbes (robos) de estas sustancias ilícitas, lo que conlleva a que el sector esté lleno de bandas criminales, pandillas locales y mucha delincuencia.

“Todos saben que en La Guaira, Puerto Lindo y Portobelo hay pandillas criminales, y no se hace nada para enfrentar esta situación”, agregó.

Carl Jonmersen, un comerciante suizo que vive en Palenque, también dijo que se necesitan más cuarteles policiales en este sector, ya que se trata de un área donde se está desarrollando el turismo, pero sin las condiciones adecuadas.

“Las incomodidades propias de una zona rural pueden ser superadas, como la falta de luz eléctrica, de agua potable, vías de comunicación, pero la inseguridad debe ser solventada para beneficio de extranjeros y locales que viven en esta zona” manifestó.

ATAQUES

Entre los casos más violentos ocurridos en estos sectores, según registros de los propios residentes extranjeros, está: la agresión sufrida por una pareja de franceses en una marina localizada en Cacique, el 13 de julio de 2011.

Además del asalto de que fue víctima una familia estadounidense que residía en Puerto Lindo, en noviembre de 2012.

En diciembre, otra familia de ciudadanos suizos que tenía una casa de verano en el sector de La Línea, Nombre de Dios, también fue asaltada por malhechores armados con pistolas y machetes.

Ese mismo mes, en Punta Manzanillo, La Guaira, los españoles Miguel Untiedt, de 67 años, y José Antonio Perdomo, de 57, originarios de Canarias, España, fueron asesinados en su finca. Tres panameños están detenidos por este caso.

Más recientemente, el pasado abril, una embarcación de cabotaje que venía con turistas colombianos a realizar compras en la Zona Libre de Colón fue asaltada por “piratas marinos” a plena luz del día, entre las costas de Isla Grande y Puerto Lindo.

Los delincuentes se apoderaron de más de 50 mil dólares en efectivo, además de otros artículos de valor que les robaron a los comerciantes colombianos.

Carlos Chavarría, alcalde de Portobelo, considera que no es tan delicada la situación de delincuencia en esta zona del país.

“Sí se han dado algunos casos, como el homicidio de los españoles y el ataque a unos franceses, pero no se puede decir que el área está tomada por bandas o pandillas” expresó.

Indicó que si en realidad se han dado alguno de los otros casos señalados por los residentes extranjeros, estos no han sido reportados a su despacho.

Estamos, añadió, en contacto constante con la Policía Nacional para colaborar en lo que requieran los residentes de esta zona, tanto locales como extranjeros, manifestó.

También se consultó a la Policía Nacional, donde se informó que el jefe de la zona de Policía de Colón, Porfirio Justavino, lleva a cabo las coordinaciones necesarias para brindarles seguridad a los residentes de toda esa provincia.

Se informó que, específicamente, en la costa arriba hay dos cuarteles policiales funcionando las 24 horas del día: uno en María Chiquita y otro en Portobelo, y que en los próximos días se inaugurará una tercera de estas sedes policiales en La Guaira.

“Cada uno de estos cuarteles contará con cuatro funcionarios en cada uno de los tres turnos diarios, de los cuales uno estará de plaza y tres haciendo rondas constantes” indicó la fuentes policial consultada.

Víctimas se autoprotegen

En sectores playeros de Coclé, como Farallón y Río Hato, donde operan cinco hoteles turísticos, se ha denunciado que bandas criminales locales se dedican en los últimos meses a asaltar residencias playeras y a turistas extranjeros que residen en ese sector del Pacífico.

Estos delincuentes se han introducido, inclusive, en residencias de lujo que se encuentran ubicadas dentro de estos complejos turísticos.

Los asaltantes utilizan lanchas o botes, valiéndose de que el río Farallón desemboca en la parte de atrás de estas villas privadas cuya área no cuenta con cercas, luces ni vigilancia permanente. Otra banda se transporta a caballo para asaltar a turistas que se bañan en sitios apartados de las playas. Residentes extranjeros y locales de los lugares turísticos citados se reunieron en septiembre pasado con las autoridades locales y policiales para atender esta situación. Idéntica preocupación afrontan extranjeros que residen en el sector playero de Panamá oeste, como San Carlos, Santa Clara, Chame y Antón, donde también han sentido la presencia, en los últimos meses, de grupos criminales organizados.

De igual forma, moradores locales y extranjeros de esta región se han unido para formar una agrupación de vigilantes privados y así protegerse de la delincuencia que los azota. Unas mil 200 personas que viven en estas áreas se han agrupado para autoprotegerse, en una asociación privada que fue creada desde julio de este año, y en la cual han podido registrar más de 60 denuncias, entre robos, violaciones, secuestros, extorsión y homicidios.

En septiembre pasado hubo un reunión entre los afectados y autoridades civiles y policiales. También se conoció que extranjeros que residen en Boquete y Volcán, en Chiriquí, se han agrupado para enfrentar la delincuencia.

José Otero

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código