CONTROVERSIA POR LA CONCENTRACIÓN DEL PODER DE LAS ARMAS

Fusión de migración y aduanas, cuesta arriba

Gloria Moreno opinó que hay que hilar fino en este tema, mientras que Mulino aclaró que la nueva entidad no formará parte de la Fuerza Pública.
COMPETENCIA. Cientos de extranjeros indocumentados son detenidos anualmente por personal de migración. LA PRENSA/Archivo COMPETENCIA. Cientos de extranjeros indocumentados son detenidos anualmente por personal de migración. LA PRENSA/Archivo
COMPETENCIA. Cientos de extranjeros indocumentados son detenidos anualmente por personal de migración. LA PRENSA/Archivo

La concentración del poder de las armas en una sola entidad es tal vez el principal obstáculo que enfrenta la iniciativa de fusionar los servicios de migración y aduanas, anunciada el 27 de abril pasado en Washington por el presidente de la República, Ricardo Martinelli.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (United States Department of Homeland Security, por sus siglas en inglés), también conocido como Seguridad Nacional, tiene como funciones principales proteger el territorio estadounidense de ataques terroristas y brindar apoyo en caso de desastres naturales.

Y es que el proyecto, promovido desde entonces por el Ministerio de Seguridad Pública, plantea la creación de dos nuevas policías unidas en un mismo ente, pero cuya rectoría no ha sido definida todavía.

A juicio de la directora de la Autoridad Nacional de Aduanas, Gloria Moreno de López, no es necesario crear estos dos nuevos entes policiales, ya que el servicio previsto puede ser prestado perfectamente por la Dirección de Fiscalización Aduanera (DFA), que ya tiene funciones de fiscalización y de prevención jurisdiccionales, y además contará con su propio juzgado ejecutor a partir de este mes de agosto.

“Crear una policía de migración y una policía aduanera, para que junto con la actual Policía Nacional dependan del Ministerio de Seguridad, sería concentrar demasiado poder en una sola persona, cuyas buenas intenciones son claras hoy, pero mañana no sabemos quién ocupará ese cargo”, dijo.

Más allá, la funcionaria opinó que, aunque se quisiera, la fusión con el Servicio Nacional Migración no podrá darse en el corto plazo, debido a que hay una serie de obstáculos administrativos, de funcionamiento, estratégicos, de depuración interna y de competencia, que sin duda deberán ser resueltos antes de que cristalice el proyecto.

Indicó, por ejemplo, que los casi 3 mil funcionarios que componen las dos instituciones deben capacitarse primero en las funciones de uno y otro organismo, porque actualmente los aduaneros no saben lo que hacen los de migración, y viceversa.

Agregó que antes de que se concrete la fusión debe establecerse con claridad si la nueva institución tendrá autonomía funcional y presupuestaria, o si por el contrario estará adscrita a algún ministerio; ello, por aquello de lo inconveniente que podría resultar la concentración del poder en una sola figura.

En ese sentido, Moreno de López se mostró favorable a que la nueva entidad tenga el mismo rango de autonomía que posee actualmente la Autoridad Nacional de Aduanas. “Solo respondemos al Presidente de la República”, explicó.

Reconoció que ha planteado estas inquietudes al ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, quien, según dijo Moreno de López, ha coincidido con ella en solucionar estos obstáculos antes de pensar en la fusión.

“Debemos pensar con visión de futuro y no andar a la ligera, porque podemos caer en un precipicio”, alertó.

En el otro extremo

Por su parte, el director del Servicio Nacional de Migración, Javier Carrillo, confirmó que el proyecto de fusión está todavía en borrador, y que hay muchos impedimentos que deben ser contemplados y solventados para que el Consejo de Gabinete lo avale.

Precisó que aún están decidiendo los aspectos relacionados con la competencia del nuevo ente y si este será independiente de los estamentos de seguridad.

Carrillo opinó que antes de ponerse en operación una nueva policía migratoria, primero se debe hacer una reestructuración general del servicio actual.

A su juicio, la nueva institución deberá tener funciones similares a las del Departamento de Migración y Aduanas de Estados Unidos, que se encarga, por ejemplo, de la custodia de las fronteras y de la investigación de delitos aduaneros y/o de trata de seres humanos, entre otros.

Disconforme

Mientras tanto, el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, aclaró que los funcionarios que integrarán las nuevas policías migratoria y aduanera no formarán parte de la Policía Nacional ni integrarán la Fuerza Pública.

“Tendrán una carrera por mérito, de manera que les permita trabajar (sin la intervención político-partidista) al margen de la corrupción y la manipulación”, aseguró.

“No queremos crear una entidad que no sea operativa en temas tan importantes. No veo esta ley presentada a la Asamblea en corto plazo, porque es bien compleja y no necesariamente lo resuelve todo. Una vez aprobada, tiene que haber un tiempo de transición hasta que empiece a regir, porque implica ajustes y cambios”, apuntó.

De acuerdo con Mulino, actualmente está revisando con técnicos las leyes vigentes relacionadas con la materia, a fin de modernizarlas. Luego se analizará su posible integración.

“A Estados Unidos le tomó varios años hacerlo. No voy a hacer una presentación de un proyecto mediocre. No hay apuro, y lo que salga será algo bueno e institucional”, señaló.

El ministro acotó que hasta el momento ha revisado tres borradores de ley, pero con ninguno ha quedado conforme pues, a su juicio, todavía hace falta algo para concretar.

Frente a esta situación, informó que el Ejecutivo contrató los servicios de expertos del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (United States Department of Homeland Security, por su siglas en inglés) y de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de ese país, que también es una agencia homóloga, para que los asesore al respecto.

Voces calificadas

"Todavía hay muchos impedimentos que deben ser contemplados y solventados para que el Consejo de Gabinete lo avale”.

Javier Carrillo
Director de Servicio  Migración
"A Estados Unidos le tomó varios años hacerlo. No voy a hacer una presentación de un proyecto mediocre. No hay apuro, y lo que salga será algo bueno”.
José Raúl Mulino
Ministro de Seguridad Pública
"Crear dos nuevas policías para que junto con la actual dependan del Ministerio de Seguridad, sería concentrar demasiado poder en una sola persona”.
Gloria Moreno de López
Directora de Aduanas

Lo que hacen los asesores

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (United States Department of Homeland Security, por sus siglas en inglés), también conocido como  Seguridad Nacional,  tiene como funciones principales proteger el territorio estadounidense de ataques terroristas y brindar apoyo en caso de desastres naturales. 

Este departamento fue creado en respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001. Además, ofrece tecnología biométrica a los puestos de emisión de visas y a los puertos de entrada a ese país, lo que le permite al Gobierno estadounidense “establecer y verificar la identidad real de las personas que ingresan al país”.
Los funcionarios de inmigración usan esta información para tomar decisiones respecto a la emisión de visas y las admisiones al país.
En abril de este año, el Gobierno estadounidense anunció un aumento en el presupuesto para la seguridad fronteriza, con el propósito de contar con 21 mil 370 agentes de la Patrulla Fronteriza y 300 agentes aduanales adicionales.
En su petición de presupuesto para el año fiscal 2012, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió aumentar los recursos a las tres agencias a cargo de su política migratoria: la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la de Servicios Migratorios y Aduanales (ICE) y la de Ciudadanía y Servicios Migratorios (Uscis).
Las tres agencias tendrían un presupuesto conjunto de 16 mil 240 millones de dólares en el año fiscal de 2012, que comienza el 1 de octubre de este año. Esto representa un aumento de 448 millones de dólares con relación al presupuesto que tuvieron en 2010. 
La administración del presidente Obama anunció, además, que la CBP pondrá en marcha “nuevas medidas, para garantizar la seguridad en las fronteras, que incluirán el despliegue de nuevas tecnologías y personal en sectores específicos de la frontera con México”.
José Otero

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

07 Dic 2016

Primer premio

6 7 8 5

DCBB

Serie: 3 Folio: 1

2o premio

1903

3er premio

7954

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código