Gobernar para los ricos, más realidad que mito

El estudio Oxfam habla de brechas sociales y sus implicaciones. Políticos que gobiernan para un grupo selecto afectan a minorías necesitadas.
Atender estos retos sería clave para que Panamá se acerque más a países avanzados en términos de prosperidad compartida, dijo el Banco Mundial sobre Panamá. XINHUA/M.Valenzuela. Atender estos retos sería clave para que Panamá se acerque más a países avanzados en términos de prosperidad compartida, dijo el Banco Mundial sobre Panamá. XINHUA/M.Valenzuela.
Atender estos retos sería clave para que Panamá se acerque más a países avanzados en términos de prosperidad compartida, dijo el Banco Mundial sobre Panamá. XINHUA/M.Valenzuela.

Mientras una mitad de toda la riqueza mundial se queda en los bolsillos del 1% de los 7 mil millones que suman en el mundo, la otra mitad está servida para que el 99% restante se la distribuya.

Son cifras difíciles de digerir, pero muy fáciles de obviar por quienes gobiernan.

Estos datos, revelados por el comité inglés de Oxford para la lucha contra el hambre (Oxfam), constatan en su más reciente informe una realidad presente y latente que si bien habla del orbe, al usar la lupa y encontrarnos al istmo panameño, vemos que no escapa de su innegable realidad.

Especialmente cuando en un país de menos de 4 millones de personas no cesa el mito en los corredores de que son menos de 10 los apellidos que realmente gobiernan a la nación, independientemente de su participación política o civil.

El Foro Económico Mundial (FEM) considera que esta desigualdad supone un grave riesgo para el progreso de la humanidad. Así lo afirma un informe de 30 páginas y no menos de 75 fuentes consultadas por el comité inglés fundado en 1942. Este informe será presentado durante el FEM en Latinoamérica que se celebra a partir de hoy en un hotel de Veracruz, ciudad de Panamá.

Si bien es cierto, algún grado de desigualdad económica es fundamental para estimular el progreso y el crecimiento, y para así recompensar a las personas talentosas que se han esforzado para desarrollar sus habilidades –destaca el informe Oxfam–, la extrema concentración de riqueza amenaza con impedir que millones de personas puedan materializar los frutos de su talento y esfuerzo.

Sin embargo, el estudio desgrana a lo largo del documento las múltiples razones por las que los gobernantes deben poner un fin a la desigualdad económica.

“En muchos países, la desigualdad económica extrema resulta preocupante debido a los efectos perniciosos que la concentración de riqueza puede acarrear para la equidad en la representación política. Cuando la riqueza se apropia de la elaboración de las políticas gubernamentales secuestrándolas, las leyes tienden a favorecer a los ricos, incluso a costa de todos los demás”.

Y, de nuevo, Panamá no escapa de estas recomendaciones globales. El profesor y economista Juan Jované puso en contexto este estudio cuando señaló recientemente en un debate político-económico que “estamos cobrando impuestos, sin hacer equidad social”.

“Panamá tiene las tasas más bajas de impuesto sobre la renta para las personas de altos ingresos en toda Centroamérica, y sin embargo, el Gobierno panameño gasta casi igual que los otros gobiernos”, dijo el también candidato presidencial independiente.

Mientras que el informe Oxfam olvida a Panamá en sus estimaciones de desigualdad, el Banco Mundial (BM) ha delineado con marcador grueso el escenario local: Mientras los índices de pobreza extrema en Panamá han disminuido, la desigualdad se mantiene relativamente alta en el país y persisten desafíos para la provisión pública de servicios sociales, señala el ente internacional.

“Por ejemplo, niñas y niños en comunidades indígenas tienen significativamente menos acceso a servicios básicos de educación, electricidad y saneamiento que otros niños y niñas en zonas rurales o urbanas. Atender estos retos sería clave para que Panamá se acerque más a países avanzados en términos de prosperidad compartida”.

A nivel regional el problema está igualmente presente. Carmen Vergara, secretaria general de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca), también presente en el FEM, conversó sobre la brecha social de la región y los esfuerzos de su secretaría para mitigarla.

“Vivimos en una región donde todavía las poblaciones indígenas, las afrodescendientes, las mujeres y en alguna medida los jóvenes están excluidos del desarrollo y de participar como entes activos del mismo”, dijo Vergara.

“Estamos muy interesados en crear un modelo económico para Centroamérica para 2040. Intentamos incorporar al BM para desarrollar un modelo económico que permita detallar hacia dónde va el mundo en términos económicos y cuál es el rol de una región integrada en el mundo del futuro”, dijo en relación a los esfuerzos que imprime junto a otras grandes oenegés para dar un valor de provecho a las minorías y a la región.

Vea el informe Oxfam completo en el portal prensa.com.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código