Acceso al puente de las amÉricas

Grieta pone en riesgo el tráfico vehicular

La hendidura mantiene preocupados a residentes de Veracruz y a los transportistas del sector oeste, que transitan a diario por el lugar.

Una grieta y el visible hundimiento en una de las entradas al puente de las Américas amenazan con poner en peligro la circulación vehicular por el viaducto.

La hendidura puede medir unos 35 metros lineales, señaló el exministro de Obras Públicas José Antonio Domínguez, durante una visita que realizó al sitio junto con este diario.

El daño de la vía que une al puente de las Américas con el sector oeste del país no es nuevo. Se observó por primera vez en diciembre de 2010, justo cuando uno de los accesos al puente Centenario se derrumbó.

Sin embargo, las autoridades del Ministerio de Obras Públicas (MOP) decidieron entonces aplicar una capa asfáltica para sellar la grieta, pero con el paso de los vehículos volvió a ceder, y ahora el desnivel es mayor.

La situación requiere de una intervención urgente, expresó el exministro Domínguez, al tiempo que advertía de que el daño interior debe ser el doble del que se percibe en la parte externa.

No se trata de un problema superficial, sino profundo. Se nota de un extremo a otro, lo que significa que el deterioro está en crecimiento, indicó.

En tanto, Gastón Schatan, coordinador de la comisión vial de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos, explicó que no tienen un conocimiento específico de la grieta, pero sí de los trabajos a los que será sometida la estructura para aumentar su vida útil.

PREOCUPACIÓN

La fisura, que no solo se nota sobre la vía sino también en sus alrededores (parte de las aceras rajadas y tapas de alcantarillas que no están a nivel de la carretera), mantiene preocupados a los usuarios del viaducto.

Esperanza Mena, presidenta de la Fundación de Apoyo a los Usuarios del Transporte Público, explicó que desde hace algunos meses notó la fractura en el puente, y ahora esperan que las autoridades del MOP la corrijan, pero que sea ocasionando el menor inconveniente posible para los usuarios de la vía.

Mena reside en Veracruz, uno de los corregimientos que más se verían perjudicados si la vía llegara a romperse, ya que la entrada principal de la comunidad está próxima a uno de los accesos al puente.

El daño que presenta la carretera no solo preocupa a Mena. El dirigente del transporte colectivo en el sector oeste, Rubén Darío Bozzi, manifestó que los propietarios de autobuses se quejan de que sufren los efectos de la fisura en la vía.

El declive de la carretera daña el eje, los amortiguadores y todo el sistema de suspensión de los vehículos que recorren la vía, explicó Bozzi.

Agregó que se trata de vehículos con capacidad para transportar hasta 60 pasajeros y que los gastos de reparación debe asumirlos el propietario del autobús, no el Estado, por lo que este debe ser más responsable y mantener la vía en buenas condiciones.

TRABAJO

Para el exministro de Obras Públicas la fractura que presenta el puente va en franco crecimiento y vaticinó que el daño mayor está por venir.

Domínguez explicó también que hay que someter la vía a una reparación profunda, esto es intervenir hasta llegar al material compactado y su capa base (esqueleto de la carretera), para saber realmente las condiciones de esta estructura.

Hay que saber si el daño fue ocasionado por un movimiento sísmico o una filtración de agua y buscar los puntos específicos de esta, dijo.

Se buscó la versión del Ministerio de Obras Públicas, pero hasta el cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Daños se vieron desde los 90

Los daños que presenta la infraestructura del puente de las Américas se conoce desde la década de 1990, informó José Antonio Domínguez, exministro de Obras Públicas en la administración de Guillermo Endara (1989-1994). Agregó que en las administraciones siguientes se hicieron algunos esfuerzos para rehabilitarlo, y que durante su gestión había una cuadrilla dedicada a darle mantenimiento. Por otra parte, Benjamín Colamarco, ministro de Obras Públicas en la administración de Martín Torrijos (2004-2009), dijo que la primera fase de los trabajos, que deben completarse en 2015, incluían el cambio de las péndolas y los cables del área colgante del puente, entre otras obras, a un costo de $13 millones.

Agregó que las obras se hicieron con la debida coordinación y afectando lo menos posible a los usuarios del viaducto.

URANIA CECILIA MOLINA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código