INVESTIGACIÓN

Guillermo Ferrufino: sus bienes y 'socios'

La esposa de Guillermo Ferrufino, Milena Vallarino Morales, rompió el silencio y reveló que ya entregaron "todas las pruebas" a la Fiscalía Anticorrupción.

Temas:

Solo 100 dólares costó la media hectárea en Boquete, donde se construyó una cabaña que atribuyen a Ferrufino. Cortesía. Solo 100 dólares costó la media hectárea en Boquete, donde se construyó una cabaña que atribuyen a Ferrufino. Cortesía.
Solo 100 dólares costó la media hectárea en Boquete, donde se construyó una cabaña que atribuyen a Ferrufino. Cortesía.

Muchas fiestas y reuniones es lo que recuerdan los residentes de Boquete, en Chiriquí, cuando se les menciona el nombre de Guillermo Ferrufino, exministro de Estado durante la gestión de Ricardo Martinelli.

Las celebraciones se llevaban a cabo en una casa campestre ubicada en una zona exclusiva en Boquete. “Es una de las cabañas más grandes del lugar”, afirman pobladores de la zona.

La casa se construyó en una parcela de media hectárea, la cual obtuvo a precio de ganga: solo 100 dólares, es decir, 2 centavos el metro cuadrado. El resto de la finca de una hectárea se compró por 25 mil dólares, o 2.50 dólares el metro cuadrado, según consta en documentos del Registro Público.

Aunque en la documentación no aparece el nombre de Ferrufino como adquiriente, sí consta como dueña Amnelis Morales Pastorizo, suegra del exministro.

El pago de los 25 mil dólares se hizo en efectivo y se entregó pocos días antes de celebrarse la pasada Navidad (18 de diciembre de 2013). Para agilizar más el proceso de cambio de dueño, se pagó una alteración de turno en el Registro Público.

Una de las últimas “reuniones” de Ferrufino en Boquete se realizó hace dos semanas, justo cuando se daban a conocer públicamente sus costosas propiedades en Los Altos de Albrook y en Coronado, relató una persona que prefirió el anonimato por temor.

La Prensa realizó no menos de 10 llamadas y envió varios correos electrónicos a Máximo Menéndez, vendedor de la propiedad, pero no respondió. Curiosamente, en 2009, Menéndez había pedido un préstamo de 73 mil 500 dólares, poniendo la propiedad en garantía hipotecaria por seis años, pero canceló tres años después.

En el avalúo se destaca que el terreno –sin vivienda– tenía un valor comercial de 180 mil dólares y catastral, de 170 mil dólares.

Pero en un hecho incomprensible, el 16 de junio de 2013, Menéndez decidió segregar su finca y devaluar su valor. Segregó 5 mil metros cuadrados de los 15 mil metros cuadrados que tenía en Boquete y la valoró en tan solo 100 dólares, lo cual benefició a la supuesta compradora –Morales Pastorizo– pues a ese precio la adquirió menos de cuatro meses después.

La finca está a pocos minutos de la vía principal David–Boquete. En la parte posterior del terreno pasa un riachuelo que conecta con el río Caldera.

De la segregación de la finca, a Menéndez le quedaron 10 mil metros cuadrados, valorados en 85 mil dólares, pero Menéndez la cedió por menos de un tercio de su valor (25 mil dólares) a Morales Pastorizo, según documentos del Registro Público.

El abogado de Ferrufino, Luis Carlos Cabezas, confirmó públicamente en el programa televisivo “Debate Abierto” que su cliente era dueño de tres propiedades: en Los Altos de Albrook, Coronado y una en Boquete.

Pero en la declaración de bienes de Ferrufino del 11 de julio de 2014, ante la Notaría Tercera de Circuito de Panamá, omitió mencionar la propiedad de Boquete, así como otros bienes con los que se le asocia, como 108 hectáreas en La Chorrera.

Precisamente, una persona reportó haber visto a Ferrufino el pasado 12 de noviembre en una finca retirada en La Chorrera. “Habían varios carros que llegaban a la finca uno tras otro”, expresó.

ROMPE EL SILENCIO

En 2013, la esposa de Ferrufino, Milena Vallarino, también adquirió tierras. Dentro del patrimonio familiar incluía más de 24 hectáreas ubicadas en el corregimiento de Herrera, en La Chorrera.

Aunque la tierra se cotiza en ese sector entre 40 dólares y 60 dólares el metro cuadrado como mínimo, de acuerdo a agentes de bienes raíces de ese sector, Vallarino de Ferrufino pagó aproximadamente 20 centésimos por cada metro cuadrado, resultando un monto de tan solo 4 mil 600 dólares.

Las 24 hectáreas fueron vendidas por Amarelys Crespo, quien las había adquirido en 2008, según el Registro Público.

Aunque la venta del terreno se realizó en abril de 2013, aparece que el pasado martes 11 de noviembre hubo un movimiento de inscripción en el Registro Público en el que se aumentó el pago del terreno a cinco mil dólares.

El ganadero Carlos Crespo aseguró días atrás a este medio que vendió 24 hectáreas a 32 mil dólares a Vallarino de Ferrufino en el mismo sector, pero aseguró que la venta se había realizado en 2009. Detalló que le pagaron con “cheques de la Caja de Ahorros”.

Este medio intentó que Vallarino de Ferrufino diera detalles sobre la compra de las 24 hectáreas con diferentes montos de dinero y fechas, pero indicó que “hay una investigación, así que nosotros no estamos dando declaraciones”.

Vallarino de Ferrufino reveló que ya entregaron “todas las pruebas a la fiscalía y tienen que esperar a que ellos investiguen”.

Tampoco quiso referirse a la propiedad en Boquete en la que aparece su madre como propietaria.

Desde hace dos semanas, las fiscalías Primera y Segunda Anticorrupción adelantan una investigación por la presunta comisión del delito contra la administración pública en el que estaría implicado el extitular del Mides.

NEPOTISMO Y NEGOCIOS

En la declaración jurada de bienes patrimoniales de Ferrufino que data de 2009, este indicó que tenía cuentas de ahorros en el Banco General por 90 mil dólares y otra en el BBVA, por 52 mil 500 dólares; es decir, que el patrimonio en efectivo del exconductor de un programa televisivo era de 142 mil 500 dólares.

Además, dijo que contaba con el 90% de las acciones de la sociedad S. Y G., S.A.; y el 50% de las acciones en las sociedades Inversiones y Proyectos 224, S.A., y Grupo Comercial RMZA, S.A.

En el Registro Público consta que por los menos las dos últimas sociedades fueron inscritas poco después del inicio del gobierno de Martinelli, el 20 y 21 de julio de 2009, respectivamente. En ambas aparecen los mismos dignatarios: Nitzia Morales Pastorizo, Vanessa Forero y Kenny Gálvez Arcia. Estos “socios” Ferrufino quiso tenerlos cerca, tan cerca que se los llevó a trabajar al Mides.

A Nitzia Morales Pastorizo –hermana de su suegra– la contrató como directora de Alfabetización, con un salario de 2 mil dólares; Forero fue contratada como “cotizadora de precios”, con un salario mensual de 800 dólares, y Gálvez Arcia se lo llevó como “promotor social”, con 400 dólares de sueldo al mes.

LAS DUDAS

La alegada solvencia económica que decía tener Ferrufino fue cuestionada en 2012 nada menos que por su propio suplente en la curul de diputado, Luis Corbillón, quien dijo que Ferrufino “estaba limpio, no tenía un centavo en el bolsillo [y] por eso me escogió como suplente [...] no tenía ni 10 mil dólares; el que corrió [pagó] con la campaña fui yo”, dijo.

Ferrufino tendrá ahora la oportunidad de aclarar ante las autoridades el origen de su millonario patrimonio, parte del cual, los más costosos, por cierto, no figuran en su declaración jurada de bienes patrimoniales.

En una entrevista concedida ayer a RPC Radio, prometió que la próxima semana aclararía el origen de una fortuna que nadie recuerda antes de ser ministro de Ricardo Martinelli.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código