RECONOCIMIENTO lUIS aLBERTO pICARD AMÍ, PSIQUIATRA Y HUMANISTA

Hombre de ética y ciencia

Son múltiples los galardones que ha recibido este destacado psiquiatra, por su trayectoria y su aporte a la práctica médica.

Temas:

El doctor Luis Alberto Picard Amí (Der.), junto a su hijo, en un evento artístico en 2015. El doctor Luis Alberto Picard Amí (Der.), junto a su hijo, en un evento artístico en 2015.
El doctor Luis Alberto Picard Amí (Der.), junto a su hijo, en un evento artístico en 2015. Archivo

Pocos panameños saben que un psiquiatra colonense fue corresponsable del estudio que, en 1960, describió la gran reserva de serotonina, un neurotransmisor clave en la glándula pineal humana, un aporte científico que significó un salto en el mundo de la investigación neurológica, la psiquiatría y la industria farmacéutica.

Como suele ocurrir, el crédito principal de este hallazgo se lo llevaron los galenos estadounidenses que participaron en el estudio, aunque el panameño fue el que hizo la mayor parte del trabajo.

Esto no le roba el sueño al médico psiquiatra Luis Alberto Picard Amí, quien, lejos de los reflectores del estrellato científico, prefirió regresar a Panamá a ejercer su profesión y aportar una mirada más humana al tratamiento de los pacientes.

Picard Amí, de hecho es uno de los precursores y fundadores de la Asociación Panameña de Bioética, que aporta una mirada de respeto y consideración hacia quienes son el objetivo y razón de ser de la profesión médica.

ORIGEN

El 24 de enero de 1927, nació en la ciudad de Colón Luis Alberto Picard Amí, en el hogar formado por Alberto Picard Asher y Aída Clotilde Amí Cervera. Sus primeras letras las hizo en la Escuela República de Uruguay, en la ciudad atlántica, y luego se trasladaría a la capital para realizar su secundaria en el Instituto Nacional.

Cuando apenas tenía seis años de edad, sus padres decidieron que estudiaría medicina.

“Nunca tuvieron problemas conmigo porque me encantaban las ciencias” dice en un artículo de la revista del Colegio Médico de Panamá, de mayo de 2015, en el que se reseñan sus memorias.

Sin embargo, Picard Amí está en desacuerdo con que a los hijos se les adjudique una profesión. “Es un error”, dice y cuenta que alguno de sus hermanos se rebeló ante este designio.

FORMACIÓN

Picard Amí trabajó año y medio en el Colegio Abel Bravo, tras culminar sus estudios secundarios, como asistente del director Carlos Gallegos.

Luego, consiguió viajar a Estados Unidos con una beca parcial, a realizar sus estudios universitarios.

Allí logró ingresar al Iowa Wesleyan College, una pequeña institución metodista, donde obtuvo su título de biología.

Después, en 1949, ingresó a la Escuela de Medicina en la Universidad de Craigton, una institución regentada por jesuitas, en Nebraska, que influyeron en su enfoque ético.

Luego de ello, hizo dos años de internado en el Hospital Gorgas, en la entonces Zona del Canal de Panamá, y retornó a Estados Unidos a continuar estudios de psiquiatría.

La especialización la realizó en el hospital estatal de Fairfield, Connecticut, que era parte del sistema universitario de Yale.

Su último año lo dedicó a la investigación, en el laboratorio de farmacología, un centro de referencia a nivel mundial.

Fue allí donde, a comienzos de la década de 1960, formó parte del estudio que reportó que la glándula pineal en los primates (humanos, simios y monos) está cargada de serotonina y que sus niveles están muy por encima de los bovinos. Esta investigación fue publicada en la revista Nature, una de las más importantes revistas científicas del mundo.

Pese al brillante panorama que se le presentaba en Estados Unidos, Picard Amí prefirió regresar a Panamá.

Aquí se vinculó primero al Hospital Gorgas como psiquiatra, y también a la Universidad de Panamá como docente, donde ha dictado las cátedras de Ética médica e Historia de la medicina.

En la década de 1970, dirigió el programa de salud mental del Ministerio de Salud y luego, el de la Caja de Seguro Social.

En 1959, había fundado, junto con otros colegas, la Asociación Panameña de Psiquiatría que varias veces presidió.

Luis Alberto Picard Amí ha integrado una gran cantidad de gremios y asociaciones profesionales y ha recibido innumerables distinciones por su trayectoria.

En 2014, fue galardonado con el Premio Nacional de Ciencia por parte del XV Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología de la Asociación Panameña para el Avance de la Ciencia.

Más reciente fue el Premio Nacional al Honor Médico, otorgado por la Facultad de Ciencias de la Salud William G. Gorgas de la Universidad Latina de Panamá y la Academia Médica Latina, el pasado 29 de octubre de 2015.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Ago 2017

Primer premio

0 2 7 4

DDDC

Serie: 24 Folio: 6

2o premio

4193

3er premio

9820

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código