SISTEMA PÚBLICO DE SALUD

IBT culminará los hospitales

Tanto el Minsa como la empresa contratista están en la fase final de las negociaciones. Se estima que para finales de año se reactiven las obras.
El Minsa otorgó los cuatro contratos “llave en mano” a la empresa IBT en 2010, bajo la administración de Franklin Vergara. LA PRENSA/Archivo. El Minsa otorgó los cuatro contratos “llave en mano” a la empresa IBT en 2010, bajo la administración de Franklin Vergara. LA PRENSA/Archivo.
El Minsa otorgó los cuatro contratos “llave en mano” a la empresa IBT en 2010, bajo la administración de Franklin Vergara. LA PRENSA/Archivo.

La empresa IBT Group Health terminará de construir los cuatro hospitales de las provincias de Darién, Colón, Los Santos y Chiriquí, Su costo global asciende a $346.8 millones.

Así lo confirmó el ministro de Salud, Francisco Javier Terrientes, al señalar que para finales de este año la compañía asumirá nuevamente la edificación de los nosocomios, tras un período de negociaciones iniciado en septiembre.

Los conflictos del Ministerio de Salud (Minsa) con IBT surgieron cuando el exministro de Salud Javier Díaz decidió rescindir en abril los contratos para la construcción del hospital de Metetí, provincia de Darién, y el nosocomio de Bugaba, Chiriquí, debido a los incumplimientos en los avances de las obras.

El contratista optó por suspender los trabajos en los hospitales Manuel Amador Guerrero, de Colón, y Anita Moreno, de Los Santos. Entonces empezó un proceso de arbitraje con el Minsa que en su momento llegó a la Cámara de Comercio Internacional, pero se suspendió al inicio de las negociaciones.

El Minsa otorgó los cuatro contratos “llave en mano” a la empresa IBT en 2010, bajo la administración de Franklin Vergara. Sin embargo, informes de la entidad indican que hasta abril pasado los cuatro proyectos contabilizaban un avance de obra inferior al 60%.

FASE FINAL DE ACUERDOS

Las negociaciones entre los representantes del Minsa y los técnicos de la constructora están en su fase final. Terrientes dice que “faltan pocos puntos para terminar de elaborar un acuerdo. Específicamente hay aspectos pendientes referentes al hospital Anita Moreno, de la provincia de Los Santos”. El ministro no especificó detalles.

“Ha sido una negociación interesante porque la empresa ha presentado los estados de cuenta, los cuales han sido revisados y en algunos casos no hemos estado de acuerdo con los costos. Por ende, no serán pagados”, agregó.

No obstante, la empresa “de manera desprendida aceptó el no pago de esas cuentas con las que no estamos de acuerdo, [y] de esta forma se redujeron los costos que iban a tener estos hospitales”, arguyó.

Terrientes explicó que las cuentas han bajado en más de $10 millones, aunque siguen pendientes otras facturas entregadas durante la administración pasada que tampoco han sido canceladas, ya que el ministerio nunca emitió los certificados de no objeción.

Se estima que el Estado le adeuda $14 millones a IBT solo por concepto de extensiones de tiempo en los contratos.

Ante esta situación el Minsa se comprometió a ponerse al día con los pagos pendientes. Esta suma está contenida en el presupuesto de 2015.

IBT RESPONDE

La empresa confirmó, mediante la respuesta de un cuestionario enviado por este diario, que en efecto han avanzado las negociaciones, que están cerca de lograr un acuerdo para reactivar las obras y de obtener el reconocimiento de los trabajos por parte del Estado.

Detalló que a petición del Minsa se realizarán cambios en el diseño de los nosocomios, y así se optimizará el uso de las infraestructuras construidas, sobre todo en el hospital de Metetí.

“Hay varias propuestas que están siendo evaluadas por el ministerio”, informó la empresa.

En la lista de trabajos adicionales que solicitan las autoridades de Salud, se menciona la construcción de vías de acceso, helipuertos, canalización de aguas, trabajos hidrológicos y de suelo, entre otros que no formaban parte de la licitación, pero que deben realizarse para el funcionamiento del hospital.

La empresa anunció sobre los costos del proyecto que aún están por definirse los precios finales de los contratos.

El costo de los cuatro nosocomios en un principio era de $237.1 millones, pero con las adendas obtuvo un incremento de $109.7 millones.

IBT logró en la administración anterior contratos por el orden de los $523.7 millones, con hospitales, centros Minsa–Capsi y salas de hemodiálisis. Estos proyectos pertenecen a la Caja de Seguro Social Social.

Sobre el tiempo estimado para concluir las obras una vez se reactiven los proyectos, IBT explicó que si esto sucede en enero de 2015, los cuatro hospitales iniciarían operaciones en 2016, pues completar las obras no deberá demorar más de 14 meses.

Fuentes de empresas subcontratistas de IBT indican que la empresa las está convocando para retomar los trabajos pendientes en la provincia de Darién.

LA ADENDA EN DISCORDIA

La paralización de los proyectos hospitalarios en Colón y Los Santos fue una decisión unilateral de IBT, indicó el exministro de Salud Javier Díaz.

“Me alegro que reactiven los hospitales de Metetí y Bugaba, ya que fueron los únicos [a los] que se les rescindió el contrato por incumplimiento”, dijo Díaz.

Resaltó que la adenda de la discordia entre el Minsa y el consorcio obedeció a un metraje adicional que solicitó el exministro Vergara y que fue pactado en una nota a IBT, pero nunca se formalizó.

“IBT dijo que había construido el metraje adicional sin que el Minsa les pagara, pero eso sucedió porque Vergara y el contratista nunca firmaron un documento”.

La adenda solo fue firmada cuando Díaz se posesionó como ministro de Salud en agosto de 2012. El monto era de $80 millones.

NO HAY FISCALIZACIÓN

El problema registrado en los últimos meses con los cuatro proyectos hospitalarios tiene que ver con la poca fiscalización que se les dieron a los trabajos, estimó el presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), Ricardo Robles.

El gremialista señaló que tanto el Minsa como la Contraloría General de la República deben fiscalizar y revisar los proyectos, y de esa manera comprobar que los trabajos avanzan según las cuentas a pagar.

Es una arma de doble filo este sistema de contratos en que la empresa se encarga del diseño y la construcción de la obra, considera el presidente de la SPIA, toda vez que la empresa puede elaborar el diseño a su conveniencia y no por la necesidad real que se tenga de la obra.

Robles reconoció que es mejor que IBT termine de construir los hospitales, porque de esta manera se mantiene en esta empresa la responsabilidad tanto de la obra como de los sucesos futuros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código