Estructuras Históricas de Panamá

Inac pagó a arquitecto por estudios sin validez

Entidad estatal justifica contratación directa de profesional extranjero en una supuesta referencia del exarzobispo José Dimas Cedeño.

Temas:

CATEDRAL. En octubre de 2012, María Eugenia Herrera, directora del Inac, manifestó que este año los trabajos de restauración se licitarían por mejor valor y que tendrían un precio de referencia de $15 millones. CATEDRAL. En octubre de 2012, María Eugenia Herrera, directora del Inac, manifestó que este año los trabajos de restauración se licitarían por mejor valor y que tendrían un precio de referencia de $15 millones.
CATEDRAL. En octubre de 2012, María Eugenia Herrera, directora del Inac, manifestó que este año los trabajos de restauración se licitarían por mejor valor y que tendrían un precio de referencia de $15 millones.

Los estudios elaborados por el arquitecto colombiano Pedro Rafael Tono para restaurar la Catedral Metropolitana no podrán ser usados, debido a las irregularidades que cometió el profesional y que fueron detectadas por la Junta Técnica de Ingeniería y Arquitectura de Panamá.

Tono fue contratado de forma directa entre 2010 y 2011 por el Instituto Nacional de Cultura (Inac) con el fin de que diseñara la hoja de ruta para restaurar la Catedral, pero este año la Junta Técnica, un ente adscrito al Ministerio de Obras Públicas, determinó que el mismo firmó planos sin contar con “idoneidad”.

Por tales trabajos el arquitecto extranjero cobró $840 mil divididos en dos contratos directos. Por la primera fase se le entregó $280 mil en 2010 y por la segunda, $560 mil a mediados de 2011.

Esto ha generado indignación entre profesionales nacionales de la ingeniería y arquitectura, así como de personas vinculadas al tema patrimonial en el Casco Antiguo, en San Felipe.

Ricardo Gago, presidente del Comité Amigos de las iglesias del Casco Antiguo, dijo que para la organización esto ha sido una “sorpresa” y evidentemente habrá atrasos en la restauración de la Catedral Metropolitana.

“La ley nos exige tener un estudio de restauración para reparar la Catedral, pero si la Junta determinó que lo elaborado por Tono es ilegal, entonces habrá que hacer nuevos estudios. Es lamentable, se perdieron dos años y recursos”, agregó Gago.

Resaltó que en Panamá hay profesionales que pueden hacer este tipo de trabajo, pues mencionó que los estudios de restauración de la iglesia La Merced los elaboró un nacional.

No obstante, aclaró que en estos momentos no poseen los fondos para costear esas obras. Aunque reiteró que archivarán los estudios desarrollados por Tono.

Por su parte, Rodrigo Sánchez, presidente de la Junta Técnica, sostiene que ese estudio no se puede utilizar porque tiene vicios y ya hay una denuncia en pie en el Ministerio Público.

“Nosotros actuamos en el marco de la Ley 15”, añadió el también presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA).

El artículo 18 de la Ley No. 15 del 26 de enero de 1959 indica que: “Ninguna persona, compañía o empresa podrá anunciarse u ofrecer sus servicios bajo cualquiera de las denominaciones profesionales establecidas en esta ley y sus reglamentos, si no posee certificado de idoneidad o no hay en la empresa o compañía un profesional idóneo en funciones, regulares con la misma”.

A raíz de esto la Junta que preside Sánchez trasladó la denuncia al Ministerio Público por “usurpación de título” contra Tono por carecer de idoneidad.

MOLESTIA GENERAL

Por su parte, Gerónimo Espítia, coordinador de la Comisión de Urbanismo de la SPIA, sostuvo que no solo se debe procesar penalmente a Tono sino a la arquitecta Yaneth Achurra, quien era la profesional panameña y representante técnica de la firma de Tono en Panamá.

“Claramente el Ministerio Público debe investigar esto. Se violaron las normas que tienen que ver con la práctica de ingeniería y arquitectura. Además, Achurra debió verificar que se cumplieran con las normas panameñas”, aportó Espítia.

De hecho, la Junta Técnica pidió que se abriera un proceso de oficio en contra de esta profesional, por tener conocimiento de las anomalías y vicios en este proyecto y no informar.

Achurra trabaja para Grupo Suárez, empresa ligada al exministro de Obras Públicas (MOP) Federico Suárez. Igualmente, cuando dicho contrato se firmó, Suárez aún era titular del MOP.

Sin embargo, durante su comparecencia Achurra reconoció que ella solo había refrendado los planos que ya tenían membrete donde aparecía Tono como responsable de la obra. Cuando los técnicos le preguntaron a la profesional sobre el trabajo que hizo para la empresa Restauraciones Integrales, su respuesta fue que “ella no ejecuta diseños, dibujos o trabajos relacionados con el desarrollo de los proyectos”. Su papel solo era de “representante técnica y revisar planos del proyecto”.

Para Valentín Monforte, miembro de la Comisión de Urbanismo de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa y expresidente de la Junta Técnica, en el país hay muchos profesionales capacitados para restaurar iglesias. “Este es un tema que las autoridades no pueden negar”, resaltó.

Monforte explicó que las firmas extranjeras deben entrar en colaboración con los panameños, pero no pueden pasar por alto las leyes panameñas. “Algunos colegas no están cumpliendo con los códigos de ética e incluso firman trabajos para los cuales no están autorizados”, agregó Monforte.

Recalcó que el estudio no cuenta con validez, debido a que quien los firmó no contaba con licencia para ejercer en Panamá.

Y en cuanto a la sanción dijo que la Ley 15 establece castigos como una amonestación escrita por parte de la Junta Técnica, una suspensión temporal de la licencia que podría llegar a seis meses y de ser reincidente una suspensión definitiva.

“En este caso, creo que fácilmente se puede aplicar una sanción intermedia como suspenderle la licencia a los profesionales panameños que participaron con Tono de manera temporal”, concluyó Monforte.

RESTAURADORES OPINAN

Sebastián Paniza, restaurador y expresidente de la Dirección de Patrimonio Histórico, opinó que las autoridades del Inac estaban al tanto de todo y nunca optaron por arreglar esta situación. “Un millón de dólares perdidos, porque ahora ese trabajo no tiene crédito”, puntualizó.

En ese sentido, calificó como “inaceptable” que habiendo tantos restauradores y arquitectos preparados en el país, el Inac no tomó en cuenta a ninguno de ellos. Incluso, hizo énfasis en que para restaurar la Catedral no se requiere a un solo arquitecto sino a muchos que trabajando en equipo hagan un buen trabajo en ese templo religioso que forma parte del conjunto monumental Casco Antiguo-Panamá Viejo.

Uno de los datos que contenía el estudio de Tono era que restaurar la Catedral costaba $15 millones, aunque para estos expertos esa cifra se debe replantear ya que dicho informe perdió credibilidad.

Por su parte, tanto Tono como Achurra no han respondido a varios cuestionarios enviados por este medio con el fin de conocer su posición respecto al veredicto de la Junta.

Los planos con el membrete de Tono fueron aprobados por instituciones como la Dirección de Patrimonio Histórico del Inac, la Dirección de Obras y Construcciones del Municipio de Panamá, el Cuerpo de Bomberos de Panamá e incluso la Arquidiócesis de Panamá.

Inclusive la directora del Inac, María Eugenia Herrera, se ha limitado a decir que recibieron una nota del exarzobispo José Dimas Cedeño en la que le decía que Tono era el único arquitecto que podía tocar la Catedral Metropolitana y por eso le dieron el contrato de forma directa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código