Democracia. ¿existe la Separación de poderes?

Institucionalidad contra las cuerdas

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/04/0_20141204mFIg4D.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/04/0_20141204mFIg4D.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/04/0_20141204mFIg4D.jpg

Todos hemos escuchado a políticos, periodistas, abogados y diversos miembros de la sociedad argumentar que la institucionalidad del país está en grave peligro –que lleva años descomponiéndose– y que, si no la respetamos, Panamá podría verse inmerso en una situación peligrosa.

Pero, ¿qué es eso de institucionalidad?, ¿en qué me afecta a mí como panameño? y ¿debería importarme? Para definir el concepto de institucionalidad es necesario primero entender en qué consiste un estado de derecho.

Podemos decir que estado de derecho es el sometimiento a las normas que garantizan el funcionamiento del Estado y todas sus instituciones. El estado de derecho es una figura opuesta a la figura de un rey o un dictador, quien tiene el poder absoluto sobre un Estado y su palabra es ley.

Lo anterior obedece a que en un estado de derecho el poder surge del pueblo y es éste quien elige a los gobernantes.

Ahora bien, la institucionalidad es uno de los pilares para que exista un estado de derecho. Como la misma palabra lo sugiere, la institucionalidad se refiere a las facultades y poderes propios de cada institución que conforma el Estado, siendo los más importantes los tres órganos estatales.

Cuando nuestros gobernantes dejan de respetar la institucionalidad, automáticamente dejamos de gozar de un estado de derecho pleno.

Separación de Poderes

El Estado panameño cuenta con tres órganos o poderes: el Órgano Ejecutivo, formado por el Presidente, Vicepresidente y ministros de Estado; el Órgano Legislativo, encargado de la creación de leyes, y ejercido por la Asamblea Nacional que actualmente la integran 71 diputados, de los cuales 23 son tránsfugas.

Y por último, pero no por eso menos importante, el Órgano Judicial, encargado de administrar justicia de manera “imparcial”.

Según nuestra Constitución, los tres órganos del Estado deben actuar limitada y separadamente, pero en armónica colaboración.

¿Qué quiere decir esto? Que ninguno de los tres órganos puede ni debe inmiscuirse en los asuntos del otro.

Imagínense al Órgano Ejecutivo (Presidente o ministros) dándole órdenes al Órgano Judicial sobre quién debe o no juzgar, o si debe fallar a favor o en contra de una de las partes.

En este caso no se estaría respetando la institución del juez, es decir, la del Órgano Judicial y, por consiguiente, la del Estado.

Un país sin separación de poderes carece de institucionalidad y está castigado a vivir en la desigualdad y en la injusticia.

El sol saldrá para unos cuantos, mientras que a la mayoría se le condenará, injustamente, a vivir en la oscuridad.

La pregunta obligada es: ¿en Panamá se respetan las instituciones?, ¿existe en Panamá un estado de derecho sano? La respuesta es categórica, desalentadora y preocupante: no.

En los tres gobiernos que antecedieron al actual se comenzó a ver una degradación en cuanto al respeto a las instituciones del Estado, y este gobierno, lastimosamente, no se ha quedado atrás. En vez de frenarlo, lo único que ha hecho es potenciarlo y crear de esto la forma predilecta para gobernar.

Ahora enfoquémonos en ti y en tu papel en esta ecuación. Ciudadano: que no se respeten las instituciones te afecta directamente, ya que perderías una garantía democrática que adquiriste cuando naciste.

El 4 de mayo tienes la oportunidad de defender tus derechos eligiendo una administración que respete las instituciones y separación de poderes, y que nos aleje del camino de una dictadura.

Como votante ponte la tarea de cuestionar a cada candidato, analizándolo primero como persona y luego como político.

Es nuestro deber exigir que se devuelva el respeto a las leyes e instituciones que forman nuestro estado de derecho.

Elige a conciencia tu futuro y el del país, porque, quieras o no, van de la mano.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código