DUDOSAS MEJORAS A FUTURO MUSEO DE LA CAJA DE SEGURO SOCIAL

Inversiones en casa ruinosa

Aunque la casa no tiene puertas ni ventanas, la Caja de Seguro Social (CSS) pagó casi 60 mil dólares solo por su limpieza durante un mes.
CONTRATOS. La CSS gastó más de 160 mil dólares en este local, en el que son evidentes los problemas en el techo (incompleto y en mal estado) y la suciedad del terreno. LA PRENSA/David Mesa CONTRATOS. La CSS gastó más de 160 mil dólares en este local, en el que son evidentes los problemas en el techo (incompleto y en mal estado) y la suciedad del terreno. LA PRENSA/David Mesa
CONTRATOS. La CSS gastó más de 160 mil dólares en este local, en el que son evidentes los problemas en el techo (incompleto y en mal estado) y la suciedad del terreno. LA PRENSA/David Mesa

Seis contratos que ascienden a 164 mil dólares destinó la Caja de Seguro Social (CSS) a trabajos de mantenimiento, reparación y limpieza de la casa que albergará el futuro museo de la entidad y que, paradójicamente, está en completo abandono.

La CSS ha gastado en el “futuro museo” unos 2 mil dólares diarios en una limpieza que duró un mes, a pesar de que el inmueble no tiene puertas ni ventanas.

Ello no fue impedimento para que la secretaria general de la CSS, Doris Arias, destinara los fondos en contratos menores que, curiosamente, han sido adjudicados a la misma red de empresas compuestas por Logística y Transporte Nacional (Logitransa) y Auguris Dell´Angelo, a cargo de Yadira Hawkins y Ethazel Gómez, madre e hija, respectivamente.

La red de empresas logró en cinco meses –entre el 23 de julio de 2011 y el 27 de noviembre de 2012– ser la única proponente en actos públicos de la CSS o simuló competencia con otras de sus empresas: Consorcio de Construcciones y Mantenimiento Jen, S.A., para adjudicarse los contratos de mantenimiento.

¿Restauración?

Un recorrido por el lugar revela el estado deplorable –por ejemplo, paredes rajadas– en el que se encuentra esta edificación estatal, a pesar de los recursos económicos que se han destinado para su supuesta restauración.

Al llegar al lugar, lo primero que se observa es el techo, que está a punto de desplomarse, aunque en noviembre pasado se otorgó al Consorcio de Construcciones Jen un contrato de 28 mil 695 dólares para su restauración.

Se pactó utilizar “materiales de buena calidad”, los cuales serían “revisados” por la institución, y la obra tendría garantía de un año.

Al parecer, la CSS no se percató de que las tejas no fueron colocadas en el techo frontal de la casa ( ver foto).

Este no sería el único trabajo. Suministrar e instalar el sistema eléctrico y “repellar, pastear y sellar” donde se había realizado el trabajo costó otros 30 mil dólares.

Desde fuera del edificio se pueden observar los cortes en las paredes sin repellar, contrario a lo que exige el contrato. Y por la fontanería de la casa, la CSS pagó a Logitransa 16 mil 500 dólares.

Este diario envió varios correos electrónicos al director de la entidad, Guillermo Sáez-Llorens, para conocer qué acciones ha emprendido para revisar los innumerables contratos otorgados a esta red, pero no ha concedido una entrevista.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458