GIRA POR MEDIO ORIENTE

Israel no se resigna a aceptar acuerdo nuclear

Ashton Carter, secretario de Defensa estadounidense, trata de convencer a los aliados sobre el pacto con Irán.

Temas:

El secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter (Izq. ) se reúne con el rey saudí Salman bin Abdelaziz (Der. ) en el palacio de Jeddah. El secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter (Izq. ) se reúne con el rey saudí Salman bin Abdelaziz (Der. ) en el palacio de Jeddah.
El secretario de Defensa estadounidense Ashton Carter (Izq. ) se reúne con el rey saudí Salman bin Abdelaziz (Der. ) en el palacio de Jeddah.

El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, se reunió ayer en Jerusalén con el primer ministro Benjamin Netanyahu para intentar calmar las inquietudes de Israel sobre el acuerdo nuclear pactado con Irán, al que el primer ministro israelí se niega a resignarse.

Los dos responsables se saludaron con un largo apretón de manos antes de comenzar las conversaciones, sin hacer ninguna declaración.

Su encuentro tuvo lugar el último día de la visita de Carter a Israel, primera etapa de una gira regional destinada a ofrecer garantías a los aliados de Estados Unidos en la región, muchos de ellos preocupados por el acuerdo nuclear.

El secretario norteamericano de Defensa debía viajar a Jordania el martes antes de dirigirse a Arabia Saudita ayer miércoles.

El 14 de julio, en el marco de un acuerdo histórico con las grandes potencias, Teherán aceptó desmantelar la mayoría de sus instalaciones nucleares, a cambio de un levantamiento progresivo y reversible de las sanciones internacionales que asfixian su economía.

Netanyahu y una aplastante mayoría de los responsables de todo el espectro político israelí condenaron el acuerdo, debido a que sus cláusulas no son, según ellos, lo suficientemente estrictas como para impedir que Irán se dote de la bomba atómica y la utilice contra Israel.

Teherán, que no reconoce la existencia de Israel y cuyos dirigentes llaman frecuentemente a su destrucción, siempre ha negado perseguir la obtención del arma atómica.

Para intentar serenar a su aliado, Carter dijo que Estados Unidos estaba dispuesto a reforzar su cooperación militar con Israel, citando especialmente la defensa antimisiles o la seguridad informática, durante un encuentro con su homólogo israelí, Moshé Yaalon.

También aseguró que Israel, considerada la única potencia nuclear de la región, sigue siendo “la piedra angular” de la política norteamericana en Medio Oriente. Pese a ello, Israel no tiene intención de empezar a negociar compensaciones estadounidenses en forma de una mayor ayuda militar: sus esfuerzos siguen concentrándose en hacer fracasar el acuerdo o al menos debilitarlo, según los especialistas.

“Israel no puede decirlo tan claramente, pero no pueden cooperar en lo relativo a las compensaciones antes del voto del acuerdo nuclear en el Congreso estadounidense”, consideró Eytan Gilboa, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Bar-Ilan, cerca de Tel Aviv, y especialista en relaciones israelo-americanas.

El Congreso estadounidense tiene 60 días a partir del lunes para pronunciarse y Benjamin Netanyahu, que cuenta con numerosos aliados entre los republicanos, ha multiplicado los llamamientos para que estos últimos rechacen el pacto, incluso con varias entrevistas concedidas a televisiones norteamericanas.

La viceministra irsaelí de Relaciones Exteriores, Tzipi Hotovely, repitió el martes que Israel no se resigna al acuerdo, un día después de la aprobación del mismo por parte del Consejo de Seguridad de la ONU, cuyos miembros permanentes (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido), junto a Alemania, firmaron el pacto con Irán la semana pasada en Viena.

“No debemos pensar que nuestro combate es inútil, debemos seguir influenciando a los norteamericanos y evitar el levantamiento de las sanciones”, agregó Hotovely. “A día de hoy Israel quiere que el Congreso vote contra el acuerdo o contra numerosas cláusulas del acuerdo (...) Pero es probable que el acuerdo sea aprobado y en ese momento comenzarán las discusiones sobre todo tipo de compensaciones”, señaló Eytan Gilboa. Actualmente, Estados Unidos suministra a Israel anualmente unos 3 mil millones de ayuda militar, sin contar la financiación de otros proyectos, como el sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro.

La firma del acuerdo con Irán obligará a Washington a aumentar su apoyo militar a Israel, pero también a sus aliados árabes de la región, consideró Gilboa. “Es problemático porque Estados Unidos iniciará de esta manera una carrera armamentista convencional de una magnitud sin precedentes desde hace al menos dos décadas”, subrayó.

Arabia Saudí quiere garantías

Por su parte, los dirigentes saudíes pidieron ayer al secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, garantías de que Irán cumplirá con el acuerdo sobre su programa nuclear concluido este mes con las grandes potencias. Además de entrevistarse en Yedá con el rey Salmán, Carter se reunió con su homólogo saudita, el príncipe Mohamed Ben Salmán Ben Abdel Aziz.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código