SOCIEDAD. IGLESIA CATÓLICA TIENE NUEVO papa.

Jesuita y latinoamericano

Dos sacerdotes jesuitas comparten sus anhelos y expectativas respecto a la elección de un Papa argentino, miembro de la Compañía de Jesús.
SUCESIÓN. El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió ayer en el pontífice 266 de la Iglesia católica y sucesor de Benedicto XVI, que renunció al papado en febrero pasado. XINHUA SUCESIÓN. El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió ayer en el pontífice 266 de la Iglesia católica y sucesor de Benedicto XVI, que renunció al papado en febrero pasado. XINHUA
SUCESIÓN. El cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio se convirtió ayer en el pontífice 266 de la Iglesia católica y sucesor de Benedicto XVI, que renunció al papado en febrero pasado. XINHUA

El padre Rosendo Torres no esconde su sorpresa.

“Yo no sé qué tienen los cardenales en la cabeza al escoger a un jesuita, latinoamericano, y además argentino [como Papa]”, manifiesta.

Bastaron solo dos días de cónclave para que los 115 cardenales reunidos en la Capilla Sixtina eligieran al sucesor de Benedicto XVI: Jorge Mario Bergoglio, un sacerdote jesuita –según dicen, más bien de derechas–, que a partir de ahora se llamará Francisco.

Y el padre Torres, también jesuita, no sale de su asombro: “Es que la Iglesia siempre ha sido muy europea. Todo lo nuestro viene de Europa y tener a un argentino ya es meterse en la realidad latinoamericana”.

El pontífice Francisco es, como enfatiza The Wall Street Journal, el primer Papa no europeo de la Iglesia católica y el primero del continente americano.

Es, además, miembro de la Compañía de Jesús, una congregación religiosa que ha tenido sus altas y bajas con el Vaticano, porque así como ha albergado corrientes muy conservadoras, también ha sido nido para propuestas tan revolucionarias como la teología de la liberación.

Jesuitas eran, por ejemplo, los sacerdotes asesinados por los militares en El Salvador, “sospechosos” de ser partidarios de esta corriente que raya con el activismo político (y, por tanto, supuestos “aliados” de la guerrilla izquierdista del FMLN). Y así como ocurrió en el país centroamericano, otros han muerto en misiones en África y Asia.

Para usted, ¿cuál es el mayor reto que enfrenta el Papa?

Que la Iglesia tiene que cambiar. Renovarse para mejor, teniendo más contacto con la feligresía y siguiendo más las directrices de Vaticano II.

Debemos hacer más partícipe al pueblo de la solución de sus problemas. No que las soluciones se fabriquen allá arriba. Por ejemplo, en el mundo de la sexualidad, buscar qué se puede hacer con éxito, y no soluciones poco prácticas.

Si la gente no nos hace caso con las cosas que les ofrecemos, hay que dialogar para ver qué se puede hacer, sin ceder en los principios.

Según The Wall Street Journal, la elección de Bergoglio responde al cambio demográfico que ha sufrido el catolicismo en el mundo. Europa, su cuna, ha sido relegada por América Latina.

Hace un siglo, 65% de los católicos del mundo vivía en Europa. Pero en 2010, el porcentaje era apenas el 24%, mientras que en América Latina vive el 42%.

Esto no significa, sin embargo, que el catolicismo cabalga fuerte y seguro en el continente. Hace 50 años, 90% de los habitantes de América se confesaba católico, pero hoy se multiplican con rapidez las iglesias evangélicas.

Fernando Guardia, también sacerdote jesuita, resalta igualmente que sea un miembro de su congregación el elegido como Papa, y dice que esto representa una oportunidad para la Iglesia.

“Los jesuitas siempre hemos dicho que en un mundo de tanta injusticia, ser cristiano requiere un compromiso con la verdad y con la justicia. Esperamos que este compromiso se viva ahora”.

¿Cuáles diría usted que son los retos de la Iglesia?

El primer reto que tiene que enfrentar el jefe de la Iglesia son todas las acusaciones que se han hecho. De esas acusaciones, algunas son verdad, y creo yo que él tendrá que enfrentarlo.

¿Se refiere a los casos de pederastia en la Iglesia?

Bueno, ese problema ya está resuelto [porque ya se ha dicho], que no se tolerará esa situación. El caso de la pederastia es que los obispos manejaron eso a la manera pastoral, no a la manera legal. Ahora ya la parte pastoral ha cedido ante lo legal.

¿A qué acusaciones se refiere entonces?

De manejo de fondos... Y otras cosas que no son acusaciones, sino faltas: falta de seriedad en la doctrina social de la Iglesia.

Juan Pablo II habló del capitalismo salvaje; el Papa tendrá que enfrentar qué significa eso... La justicia se tiene que aplicar mejor en las relaciones obrero-patronales, en los derechos humanos, en la libertad...

El problema principal [que tenemos] es la dicotomía entre fe y vida, y ese es el gran llamado que haría yo al Papa.

Usted dice que hay que retomar la doctrina social en la Iglesia: ¿de qué forma debe hacerlo la Iglesia?

Inspirando a la gente, nada más.

¿Cómo se inspira?

Hablando. Proclamando la verdad, la justicia.

¿Dice usted que la Iglesia debería ser más activa en la vida, involucrarse más en los problemas sociales de sus comunidades?

Esa es una parte. Y la otra es que los cristianos tomen en serio lo que dice la Iglesia. Porque los cristianos son los que actúan en la vida pública, en la vida económica. La Iglesia no puede asumir un papel que no es el suyo. Eso es delicado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458