JUICIOS CRIMINALES

Jurados no creen en el ADN

El director del Instituto de Medicina Legal, Humberto Mas, advirtió que los recortes de presupuesto afectan la labor científica.
El laboratorio biomolecular del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses efectúa pruebas de ADN de filiación e identificación de personas. LA PRENSA/Archivo. El laboratorio biomolecular del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses efectúa pruebas de ADN de filiación e identificación de personas. LA PRENSA/Archivo.
El laboratorio biomolecular del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses efectúa pruebas de ADN de filiación e identificación de personas. LA PRENSA/Archivo.

En Panamá, los jurados de conciencia no creen en las pruebas de ADN, pese a la efectividad comprobada que tienen estas experticias científicas en la identificación de personas sospechosas y su vinculación con hechos criminales.

Así lo reconoció el fiscal tercero superior, Sofanor Espinosa, quien explicó que a pesar de los contundentes resultados de las pruebas, con las que incluso se ha logrado ubicar sospechosos en la escena del crimen, algunos jurados de consciencia han optado por liberar a los sindicados.

Espinosa citó como ejemplo un proceso penal seguido en la provincia de Colón por el homicidio de un reconocido empresario de la Zona Libre, en el que el jurado de conciencia desestimó una prueba hecha a las manchas de sangre encontradas en el zapato de una sospechosa –que demostró su presencia en la escena del crimen– y contrario a lo esperado dictó un veredicto absolutorio.

Afirmó que otros fiscales superiores han tenido experiencias similares con jurados de conciencia, que no aceptan la efectividad de la prueba de ADN.

Para Espinosa, este tipo de experticia se ha convertido en una de las herramientas más importantes en la investigación de casos de homicidio, violaciones e identificación de personas desaparecidas.

No obstante, reiteró que debido a la falta de información pública sobre la efectividad de estos análisis, y como consecuencia de la falta de conocimiento por parte de los jurados de conciencia, se ha minimizado su efectividad en los juicios.

PROCESO HISTÓRICO

Precisó que en el caso de las personas desaparecidas durante la dictadura militar, expediente que está en su despacho desde el año pasado, las pruebas de ADN dieron un importante impulso a la investigación gracias a la identificación de algunos cadáveres, aunque esta investigación está todavía lejos de ser finalizada, admitió.

Explicó que en este proceso histórico, por la antigüedad de los huesos, se requiere de pruebas más específicas y de un equipo técnico altamente especializado para realizar los análisis.

Sin embargo, precisó que por trámites burocráticos para la contratación del equipo forense argentino que se encargaría de efectuar la investigación científica, no se ha podido comenzar la verificación de más de 60 restos óseos que se encuentran en la sede del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelcf), que se presume pertenecen a personas desaparecidas en la dictadura militar.

Según el director del Imelcf, Humberto Mas, la fiabilidad de las pruebas de ADN que se realizan en esa entidad alcanza el 99%, por lo que en los últimos años ha aumentado significativamente el número de personas que solicitan pruebas de filiación y de identificación de personas desaparecidas (ver nota relacionada).

Sin embargo, consideró que se hace necesario divulgar más información entre la comunidad sobre la efectividad de las pruebas y su impacto dentro de un proceso judicial.

Según Mas, una de las dificultades que enfrenta el Imelcf es el costo de los insumos para hacer los análisis. Precisó que una prueba de ADN, ya sea de filiación o para identificación, tiene un costo aproximado de unos 300 dólares, pero el Imelcf no cobra por hacerlas.

Consideró que la falta de asignación de recursos suficientes al Imelcf en su presupuesto provoca la fuga de personal y puede reducir la efectividad del trabajo.

Detalló que para este año se había solicitado un presupuesto de $62.2 millones, pero solo le fueron asignados $22.2 millones.

Análisis científicos irrefutables

El director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelcf), Humberto Mas, aseguró que las pruebas de ADN son de capital importancia en las investigaciones judiciales por ser casi irrefutables. 

Según estadísticas del Imelcf, en el primer semestre del presente año se recibieron 289 peticiones de pruebas de ADN, de las cuales 115 corresponden a solicitudes de paternidad, mientras que 57 fueron pruebas de control y seis más permitieron identificar personas desconocidas. 

Para Mas, con la aplicación del Sistema Penal Acusatorio (SPA) en todo el país la demanda de pruebas se incrementará, lo que requerirá de más presupuesto. En el primer semestre de 2014 el Imelcf atendió 332 solicitudes de análisis de diferentes tipos en las cuatro provincias en donde está vigente el SPA.

Juan Manuel Díaz C.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código