SOCIEDAD. MAL SERVICIO SELECTIVO SE SUMA A LA CRISIS DE TRANSPORTE.

Lucha para abordar un taxi

En medio de la desesperación de los usuarios por la falta de buses, los taxis deberían ser una alternativa, pero la realidad es otra.
QUEJAS. Según los usuarios, el servicio de taxis en Panamá cada día empeora y tienen que soportar desde groserías hasta tarifas no reglamentadas. LA PRENSA/Ana Rentería QUEJAS. Según los usuarios, el servicio de taxis en Panamá cada día empeora y tienen que soportar desde groserías hasta tarifas no reglamentadas. LA PRENSA/Ana Rentería
QUEJAS. Según los usuarios, el servicio de taxis en Panamá cada día empeora y tienen que soportar desde groserías hasta tarifas no reglamentadas. LA PRENSA/Ana Rentería

La parada de buses en el parque Belisario Porras, en avenida Perú, está repleta. Son las 11:30 a.m. La masa humana, sudorosa y sofocada espera la aparición de los Metro Bus.

En una esquina de la plaza están quienes prefieren (o pueden pagar) un transporte más rápido. Con su brazo extendido, una joven veinteañera batalla por abordar un taxi. Pero, al parecer, va perdiendo la contienda, pues lleva más de 30 minutos y ningún conductor la quiere llevar al destino que ha repetido, por lo menos, cinco veces: “¡calle 50!”.

También hay tres señores que luchan para que uno de los tantos vehículos amarillos acepte la carrera.

Al fin uno se detiene. Todos corren hacia él. Con un ademán, el conductor pregunta: ´¿para dónde?´ Y de inmediato se escuchan diferentes destinos: ´¡calle 50!´, ´¡Universidad de Panamá!´, ´¡Plaza Edison!´, ´¡Multicentro!, ¡Multiplaza!´.

El hombre al volante sube una ceja, baja la otra, medita por unos instantes y con expresión de desentendimiento dice que no va. Acto seguido, acelera con brusquedad, mientras mueve su cabeza en sentido de negación.

Los tres señores desisten y deciden sortear huecos, aceras rotas y vehículos. Caminan un par de calles más para ver si tienen más suerte, mientras que la joven se queda sola, todavía con su brazo extendido y con la angustia de llegar tarde a su destino.

UN MAL QUE SE AGUDIZA

En un recorrido por las concurridas paradas de buses en la Gran Estación de San Miguelito y al consultar a varios usuarios, se pudo constatar que ante la escasez de vehículos del Metro Bus, muchos se ven obligados a utilizar más seguido el servicio selectivo de taxis, o al menos a tratar de hacerlo. Es decir, que el costo de movilizarse en la capital puede llegar a costar de cuatro a seis veces más.

Dependiendo del destino, impera la regla del “no voy” o simplemente cobran una tarifa más cara de lo normal por lo que el precio del pasaje en un taxi puede ser ser 10 o 12 veces mayor. Actualmente el pasaje en el Metro Bus cuesta al usuario 25 centavos, sin considerar los 32 centavos del subisidio estatal.

Un sondeo no científico realizado en prensa.com dio una idea más concreta del malestar: 83% de los lectores opina que el servicio de taxis en Panamá es “malo”, 13% lo ve como “regular” y 4% lo considera “bueno”.

ACCIONES

En el país hay aproximadamente 40 mil taxis operando, según datos de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT).

En estos momentos se encuentran haciendo un nuevo “censo” de taxis.

La ATTT resalta que la práctica del “no voy” se puede denunciar llamando 311 y si es comprobada se sanciona con 50 dólares al taxista.

Rafael Reyes, dirigente del Sindicato Nacional de Taxis de Panamá, reconoce que está situación se está dando, pero aclara que no se puede generalizar.

En ocasiones, explica, sus compañeros evitan ir a ciertos lugares porque son peligrosos. Pide a sus colegas que brinden un buen servicio y se guíen por las tarifas previamente establecidas.

Para reconocer los taxis falsos

Además de batallar con los “no voy”, los usuarios deben estar pendientes de aquellos taxis que parecen estar en regla para laborar como tal. Un chofer de taxi, que pidió se reservara su identidad, reconoce la situación y advierte de los peligros: “Hay que desconfiar y mirar bien el vehículo que los transportará, pues hay quienes se disfrazan de taxistas, y algunos de ellos lo que buscan es cometer fechorías”.

En este sentido, la Autoridad del Transporte y Tránsito Terrestre indica que los verdaderos taxis se pueden reconocer por diferentes señales: deben portar tanto la placa única como la de transporte, tener la rotulación cuadriculada en ambos lados del coche, los stickers que identifican la prestataria a la cual pertenecen (que van a estar colocados debajo de los retrovisores) y el letrero de taxi en la parte superior de la carrocería.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código