Lula acepta cargo y surge otro escándalo

Temas:

Manifestantes salen a las calles de varias ciudades de Brasil en una improvisada protesta nocturna, a fin de quejarse del nuevo cargo del expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ Da Silva. Manifestantes salen a las calles de varias ciudades de Brasil en una improvisada protesta nocturna, a fin de quejarse del nuevo cargo del expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ Da Silva.
Manifestantes salen a las calles de varias ciudades de Brasil en una improvisada protesta nocturna, a fin de quejarse del nuevo cargo del expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ Da Silva.

Indignados brasileños se congregaban anoche en Brasilia y Sao Paulo, tras la divulgación de una embarazosa conversación telefónica entre la presidenta Dilma Rousseff y su antecesor y flamante ministro Luiz Inácio Lula da Silva.

En la conversación, grabada por la mañana por la policía judicial, Rousseff le anuncia a Lula que se aprestaba a enviarle el decreto de su nombramiento como jefe de Gabinete, para que pueda “usarlo en caso de necesidad”. Lula, amenazado de arresto por presunta ocultación de patrimonio en el marco del escándalo Petrobras, fue nombrado jefe del Gabinete de Rousseff, quien negó que la iniciativa apuntara a acordar fueros especiales al exmandatario para sustraerlo de la esfera de la justicia ordinaria.

Lula, nuevo jefe de gabinete

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, designó el miércoles a su predecesor y mentor Luiz Inácio Lula Da Silva como su jefe de gabinete, una medida que sus partidarios dicen que va a ayudar a la mandataria a luchar contra un juicio político en el Congreso, y que sus detractores ven como un intento por evitar que Lula Da Silva sea arrestado en conexión con recientes escándalos de corrupción en Brasil.

Rousseff elogió el nombramiento y puso fin a intensos días de especulación y a largas reuniones entre los dos líderes, cuando dijo que estaba “muy contenta con el arribo” de Lula Da Silva.

“Al unirse a mi gobierno, fortalece mi gobierno”, dijo en una rueda de prensa en la capital del país, Brasilia, y luego agregó: “Muchas personas no quieren que el Gobierno se fortalezca. Pero él va a estar cerca y va a venir a ayudar”.

Los rumores de un posible nombramiento del exmandatario se conocieron luego de que la semana pasada Lula Da Silva fuera conducido a una comisaría de policía para que respondiera a una serie de preguntas relacionadas con la investigación de corrupción que se centra en la petrolera estatal Petrobras.

Como Lula Da Silva va a ejercer un cargo oficial, le sería más difícil a la fiscalía continuar con la investigación en su contra, pues según las leyes de Brasil, la Corte Suprema tiene que autorizar las investigaciones, la cárcel y los juicios que se sigan a los ministros o legisladores federales.

La propia Rousseff ocupó el cargo de jefe de gabinete de Lula Da Silva de 2005 a 2010, y su desempeño y trayectoria en el cargo le dieron la suficiente proyección para suceder al expresidente en el poder.

Considerado un operador político consumado, Lula Da Silva es visto como la mejor esperanza que tiene Rousseff para recabar apoyo para su gobierno y para su agenda de trabajo, pues la podría ayudar a sellar alianzas con partidos de centro y derecha del Congreso brasileño, así como el asegurarse el apoyo de movimientos sociales.

El expresidente también es visto como una figura crucial para bloquear un juicio político en contra de Rousseff, acusada de malos manejos de fondos fiscales.

Rousseff negó con vehemencia que Lula Da Silva hubiera aceptado la designación para entorpecer las investigaciones que se siguen en su contra, e hizo hincapié en que los ministros del gabinete están sometidos a la justicia y no tienen inmunidad.

“Esto no quiere decir que no será investigado”, dijo Rousseff. “Es una cuestión de quién lo investigará”.

Rui Falcao, el jefe del Partido de los Trabajadores del que hacen parte Silva y Rousseff, dijo en Twitter que el exmandatario será juramentado el martes en su cargo.

La oposición reaccionó con vehemencia al esperado anuncio de ayer. Otro expresidente, Fernando Henrique Cardoso, criticó el nombramiento del que fuera su sucesor al decir que era “un error”, según un informe publicado en el diario Folha de Sao Paulo.

Analistas, por su parte, han dicho que el nombramiento de Da Silva debilitará a Rousseff.

“Dilma estaría dándole la presidencia a Lula”, dijo Thiago de Aragón de la consultora política Arko Advice, con sede en Brasilia.

“Él se convertirá en el nuevo presidente”.

Aragón cree que Lula Da Silva se haría cargo de decisiones clave en temas políticos y económicos, y dijo que esa designación pone de relieve el “alto nivel de preocupación con un posible encarcelamiento (de Da Silva) y con que el gobierno de Dilma termine si se abre un juicio político en su contra”.

Un análisis publicado en el diario Folha de Sao Paulo acotó que el nombramiento de Lula Da Silva marcaría efectivamente el final de la presidencia de Rousseff.

“En ese momento, en la práctica, el tercer mandato de Lula en la presidencia comenzará”, aseguró.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código