VENEZUELA

Marchan a pesar de la represión

Fue una manifestación multitudinaria que terminó con tres muertos, centenares de detenidos y un número no determinado de heridos.

Maduro amenaza a Borges

Temas:

La oposición se concentró ayer en 26 sitios, desde donde intentó llegar hasta las diferentes sedes de la Defensoría del Pueblo. La MUD confirmó que logró su objetivo en los estados Carabobo, Sucre y Zulia. La oposición se concentró ayer en 26 sitios, desde donde intentó llegar hasta las diferentes sedes de la Defensoría del Pueblo. La MUD confirmó que logró su objetivo en los estados Carabobo, Sucre y Zulia.

La oposición se concentró ayer en 26 sitios, desde donde intentó llegar hasta las diferentes sedes de la Defensoría del Pueblo. La MUD confirmó que logró su objetivo en los estados Carabobo, Sucre y Zulia. Foto por: Christian Veron

Una mujer que le cerró el paso a una tanqueta fue arrestada, denunciaron en redes sociales. Una mujer que le cerró el paso a una tanqueta fue arrestada, denunciaron en redes sociales.

Una mujer que le cerró el paso a una tanqueta fue arrestada, denunciaron en redes sociales. Foto por: Marco Bello

Un manifestante herido es trasladado para recibir atención médica. Un manifestante herido es trasladado para recibir atención médica.

Un manifestante herido es trasladado para recibir atención médica. Foto por: Carlos Garcia Rawlins

Caracas amaneció ayer con las calles llenas de militares y policías, con los accesos al distrito capital bloqueados y con la mayoría de las estaciones del metro cerradas.

Todo para asegurarse de que no todos los venezolanos que deseaban salir a manifestarse pudieran hacerlo y, en este caso, de que fueran infructuosos los esfuerzos de los grupos que partieron de 26 puntos diferentes, por llegar hasta la sede de la Defensoría del Pueblo para exigir la renuncia o destitución de los magistrados de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la liberación de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario y elecciones generales.

Fue la séptima manifestación desde el pasado 1° de abril, cuando la oposición reactivó la lucha de calle, luego de que el TSJ emitiera dos sentencias, una que dio poderes ilimitados a Maduro y echó por tierra la inmunidad parlamentaria, y otra en la que se arrogó las facultades legislativas, que luego se vio obligada a devolver.

La protesta fue reprimida por la Policía y la Guardia Nacional con balas de goma, gases lacrimógenos, chorros de agua y perdigones, apoyados por los llamados colectivos, civiles armados por el Gobierno que se movilizan en motos.

El saldo más claro de la jornada fueron tres muertes confirmadas y un número no determinado de heridos. Además, 521 arrestos reportados y confirmados en todo el país, de acuerdo con información del director ejecutivo del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero. Eso sin contar las decenas de reportes que en redes sociales aluden a personas que recibieron atención producto de asfixia por los gases lacrimógenos, contusiones por refriega con los agentes del orden o por golpes con objetos contundentes.

Sumando los arrestos de hoy, se han producido más de mil arrestos por protestas desde el 4 de abril de 2017 hasta hoy”, afirmó Romero en su cuenta de Twitter.

Al final del día, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dio un balance de la jornada, durante el cual celebró la valentía de los venezolanos que salieron a la calle. El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, anunció que seguirán en la calle y llamó a que todos salgan hoy desde los mismos 26 puntos donde se concentraron ayer, y a la misma hora.

“Frente al plan Zamora, plan Constitución, frente al salvajismo y la represión más Constitución, más democracia. El que tiene la razón y tiene la verdad no tiene miedo, miedo tiene Maduro que necesita utilizar las fuerzas de seguridad para reprimir a quienes están exigiendo que se respete la Constitución”, remarcó el también excandidato presidencial.

Al hablar del saldo trágico del día, el diputado Stalin González manifestó que hubo al menos 143 heridos de perdigones o golpeados por las bombas lacrimógenas.

Capriles, en tanto, expresó que a esa hora de la noche (7:00 p.m.) todavía había lugares donde las personas que protestaban estaban siendo “salvajemente reprimidas”. Y añadió: “A esta hora no se sabe cuánto es el número de heridos y detenidos, lo único que conocemos es el número de personas que fueron asesinadas. La situación sigue, no ha terminado”.

Capriles, en nombre de la MUD, también le dio su respaldo al presidente de la Asamblea, Julio Borges, y al diputado Richard Blanco, a quienes el presidente Nicolás Maduro señaló como responsables de la violencia más temprano, en la concentración oficialista (Ver nota relacionada).

Poco después de la rueda de prensa opositora, el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, se dirigió a la nación en cadena nacional por la estatal Venezolana de Televisión (VTV).

Desde allí responsabilizó a la oposición de una fractura de cráneo que dice haber sufrido una señora que iba a la concentración oficialista, producto de una botella de agua congelada que le lanzaron.

También aseguró que la oposición ha tratado de manipular la muerte de Carlos José Moreno, de 19 años, asesinado en San Bernardino, diciendo que fueron activistas militantes de la revolución los responsables. Aseguró que Borges es responsable de esas muertes, porque ha sido recurrente en su mensaje de violencia, de odio, de intolerancia.

El vicepresidente también se refirió a Capriles, de quien dijo que deberá responder ante la justicia por hacer responsable al Gobierno de esos crímenes; y al diputado Freddy Guevara, a quien calificó de decadente y acusó de estar detrás de las “operaciones” de supuestos encapuchados que habrían intentado generar acciones de violencia y que el presidente Maduro anunció que fueron detenidos ayer.

“Mientras más nos atacan, más razones hay para seguir apostando a esta revolución; y al frente un hijo digno de [Hugo] Chávez, nuestro presidente constitucional Nicolás Maduro. Más nunca llegará a este poder esta burguesía traidora”, aseguró.

LA SALIDA

Desde muy temprano, miles y miles de venezolanos, organizados en grupos de amigos, familias o compañeros de militancia –algunos encabezados por diputados o activistas políticos– salieron a las calles, portando pancartas, banderas de Venezuela, y gritando consignas, hasta que se encontraron con los policías, que les impidieron el paso y arremetieron contra ellos.

La noche del martes, el presidente Maduro anticipó lo que venía. Anunció la “activación del Plan Zamora en su fase verde, para garantizar la paz y derrotar el golpe de Estado y la escalada de violencia para justificar la intervención imperialista”.

La oenegé Control Ciudadano –un observatorio para la seguridad y defensa nacional– lo dejó claro en un tuit a las 6:30 a.m.: “ La Guardia Nacional Bolivariana, con pelotones y vehículos antidisturbios, desde el [teatro] Teresa Carreño hasta el Bicentenario de Plaza Venezuela”, un perímetro de unos 10 kilómetros.

Cuando apenas comenzaban los choques, un comunicado enviado a través de la cuenta de Twitter de la fiscal general Luisa Ortega advirtió a los organismos de seguridad que debían garantizar el derecho a la protesta pacífica bajo un estricto apego a los derechos humanos. Además, dijo que el Ministerio Público estaba a la orden para recibir denuncias por uso excesivo de la fuerza y para establecer la responsabilidad de cualquier particular que cometiera delitos durante las manifestaciones.

Como resultado de la represión, la vida de dos jóvenes fue segada: Uno, un joven cuya familia aseguró que no estaba en la protesta, sino que se dirigía a jugar fútbol, en San Bernardino, distrito capital; y otro, una joven de 23 años, en San Cristóbal, estado Táchira. En ambos casos fueron disparos a la cabeza y testigos señalaron a miembros de los colectivos. El Ministerio Público confirmó ambas muertes a través de su cuenta de Twitter, al tiempo que informó que había comisionado a fiscales para iniciar la investigación.

El operativo para reprimir la marcha era tal que la activista y esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori, envió un tuit pasado el mediodía, en el que decía: “ URGENTE! Estamos atrapados en la avenida Páez, en el oeste de Caracas. Por los dos extremos lanzan bombas, miles de personas atrapadas”. Horas después, el alcalde de El Hatillo, David Smolansky, denunció: “ #URGENTE Guardia Nacional y PNB obligan a manifestantes a lanzarse al [río] Guaire por la brutal represión con gases”. El Guaire está contaminado por heces fecales.

El equipo de prensa de la exdiputada María Corina Machado informó que ella recibió el impacto de una bomba lacrimógena en la espalda y su coordinador universitario un impacto en la cabeza. Y estos son solo un par de ejemplos.

REACCIONES

“Lamento profundamente las muertes en Venezuela y que no se haya atendido el pedido de la región de garantizar una jornada pacífica. Reitero nuevamente la exhortación de los países de la región a que se convoquen elecciones en Venezuela”, manifestó el presidente de Argentina, Mauricio Macri, en dos tuits.

“Condenamos la represión y muerte de venezolanos hoy #19abr. Basta de atropellos a los derechos de la gente. Basta de asesinatos a manos de criminales colectivos armados x régimen dictatorial”, apuntó el secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien más temprano, en una rueda de prensa, el embajador de Venezuela ante ese organismo, Samuel Moncada, acusó de incitar a la violencia y el odio en su país.

Moncada también reiteró el rechazo de Venezuela a la resolución emitida por la OEA en la que se declaró la ruptura del orden constitucional.

Mientras, por instrucciones del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, la canciller María Ángela Holguín transmitió al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que ponga atención a la “preocupante militarización de la sociedad venezolana”.

“Conversamos con el secretario general de la preocupación del Gobierno colombiano frente al armamento de milicias en Venezuela. Yo creo que es una preocupación que es compartida por muchos, armar la sociedad es algo peligroso”, señala un comunicado enviado por la Cancillería.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos se expresó más temprano, a través de un comunicado que publicó en su sitio web.

En el documento manifestó su alarma frente al anuncio del presidente Maduro de armar a 500 mil milicias civiles, “para defender la paz, la soberanía e independencia de la patria” en la víspera de protestas opositoras. Asimismo, llamó al Estado venezolano a reconocer públicamente y proteger el derecho a la reunión pacífica y libertad sin discriminación por razones de opinión pública, y a excluir la participación de militares y fuerzas armadas de los operativos de manejo de manifestaciones públicas. “La Comisión hace un llamado urgente a las autoridades a cumplir con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, incluyendo el deber de facilitar las manifestaciones y protestas garantizando la vida e integridad personal de los manifestantes, a la vez de excluir el uso de armas de fuego de los dispositivos utilizados para el control de las protestas sociales”, remarca el texto.

En tanto, NTN24 reportó que el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, indicó que la Casa Blanca sigue “de cerca” y con “preocupación” la situación en Venezuela. Tillerson apuntó que el gobierno del presidente Maduro “no deja que se escuche la voz de la oposición” y que “está violando su propia Constitución”.

Maduro amenaza a Borges

El presidente Nicolás Maduro encabezó ayer un acto en la avenida Bolívar, centro de Caracas, en el que responsabilizó de la violencia de las últimas semanas al presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges.

Maduro calificó al diputado opositor de payaso, cobarde y golpista. “Con su cara de fariseo hipócrita, Julio Borges sale a decir que lo que quiere es entregar una carta al defensor del Pueblo. Borges, eres el jefe del golpe de Estado, después no te quejes cuando llegue la justicia hasta ti”, afirmó el mandatario.

Maduro, quien abrió el acto cantando una tonada que habla de ir al combate en defensa de la patria, del extinto Hugo Chávez y de la revolución, aseguró que a su concentración llegaron 3 millones de personas y que ayer habían derrotado otra vez a la derecha golpista, corrupta e intervencionista que pretendía asaltar el poder. Advirtió que todo el que tenga que ir preso, irá “con pruebas, testimonios y proceso justo”. También habló de reiniciar el diálogo, y para ello encargó a tres colaboradores; de que quiere ir pronto a elecciones para verse la cara con Borges y Henry Ramos Allup, y así poner en su puesto a los conspiradores y a la derecha intervencionista. Asimismo, acusó al diputado Richard Blanco de financiar a 30 supuestos “terroristas” que aseguró haber detenido durante la jornada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

21 Jun 2017

Primer premio

4 1 8 3

CBBB

Serie: 20 Folio: 9

2o premio

3006

3er premio

0364

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código