el último año del presidente, cargado de anuncios con tono de campaña

Martinelli marca línea de obras millonarias

El viaducto alrededor del Casco Antiguo será una vía expedita de entrada y salida para la calzada de Amador, que será ampliada a cuatro carriles.
La cinta costera tres, ya en una fase avanzada de ejecución, ha cercado el Casco Antiguo. Desde que se conoció la intención del Gobierno de ejecutar este proyecto, la Unesco ha prestado especial atención al impacto que puede tener en el conjunto que es Patrimonio Histórico de la Humanidad. LA PRENSA/David Mesa. La cinta costera tres, ya en una fase avanzada de ejecución, ha cercado el Casco Antiguo. Desde que se conoció la intención del Gobierno de ejecutar este proyecto, la Unesco ha prestado especial atención al impacto que puede tener en el conjunto que es Patrimonio Histórico de la Humanidad. LA PRENSA/David Mesa.
La cinta costera tres, ya en una fase avanzada de ejecución, ha cercado el Casco Antiguo. Desde que se conoció la intención del Gobierno de ejecutar este proyecto, la Unesco ha prestado especial atención al impacto que puede tener en el conjunto que es Patrimonio Histórico de la Humanidad. LA PRENSA/David Mesa.

Cuando falta menos de un año para que Ricardo Martinelli abandone el Palacio de las Garzas, el Gobierno no ha dejado de anunciar y adjudicar proyectos de infraestructura de envergadura.

La semana pasada, el Presidente adelantó en una entrevista en Telemetro Reporta que se conectará la tercera fase de la cinta costera con la calzada de Amador, que además será ampliada a cuatro carriles.

Esta conexión, no contemplada en los planes originales del reordenamiento vial de la ciudad, pondría la guinda a todo un proyecto que ha estado marcado por el secretismo y los cambios respecto de las propuestas planteadas en su concepción.

El Gobierno licitó en 2011 la interconexión de la avenida Balboa con la avenida de los Poetas a través de un túnel. En este proceso, el Ministerio de Obras Públicas (MOP) esperó a tener adjudicado el contrato, que ganó la constructora brasileña Norberto Odebrecht, para anunciar que se estaban barajando rutas alternas al túnel, ya que esa opción sería muy costosa para el Estado.

Después de plantear varias propuestas, el Ejecutivo se decidió finalmente por la construcción de un viaducto marino entre la segunda fase de la cinta costera y la avenida de los Poetas.

La obra, ya en ejecución, bordea el Casco Antiguo de Panamá, conjunto distinguido como Patrimonio Histórico de la Humanidad de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). Desde que se conocieron las intenciones del Ejecutivo de hacer esta obra, la Unesco ha advertido de su eventual impacto sobre el conjunto histórico. No obstante, el Casco Antiguo no ha sido incluido en la lista de sitios en peligro.

A pesar de que el Gobierno adujo que el cambio de trayectoria de la interconexión se debía a motivos económicos, la elección del viaducto no se tradujo en la reducción del contrato firmado en 2011 por Odebrecht y el entonces ministro de Obras Públicas, Federico José Suárez.

El dinero que supuestamente ahorraría el Estado se ha destinado a otras adecuaciones en el mismo proyecto.

En una entrevista concedida a este medio en 2011, Suárez dijo que la cinta costera debería tener alguna conexión con la calzada de Amador, pero que, según las condiciones de ese momento, terminaría a la altura del campo de fútbol de El Chorrillo, conocido como Nuevo Maracaná.

Por lo tanto, el reciente anuncio de Ricardo Martinelli introduce un nuevo cambio en este proyecto, que culminaría finalmente en una calzada de Amador ampliada a cuatro carriles.

Lo que no ha aclarado el MOP es si el nuevo componente se adicionará al contrato ya vigente con Odebrecht o si se lanzará una licitación aparte.

La interconexión de la avenida de los Poetas con la calzada de Amador y la ampliación de esta vía a cuatro carriles, unido a los ambiciosos desarrollos inmobiliarios proyectados en Amador, alimentan las suspicacias sobre el verdadero interés de esta multimillonaria inversión del Estado.

“Poco a poco se van atando los cabos. Desde el principio se veía venir que el diseño terminaría allí. Es la consecuencia lógica de un diseño ilógico... La única lógica era un negociado en Amador”, apuntó Patrizia Pinzón, presidenta de la Asociación de Vecinos y Amigos del Casco Antiguo, organización que se opuso a la construcción del viaducto marino desde su inicio.

“El diseño no tenía como lógica el pueblo ni la ciudad ni una mejor circulación”, añadió.

Uno de los argumentos esgrimidos por el MOP para justificar la construcción de la tercera fase de la cinta costera era su eventual conexión con el cuarto puente sobre el Canal de Panamá. La nueva avenida sería una vía de descongestión para la avenida de los Mártires.

Fuentes del Ejecutivo aseguraron que el lineamiento del cuarto puente ya se ha determinado. Estará ligeramente al norte del puente de las Américas, cruzando el Canal a la altura del puerto de Balboa. Desde ese punto, el nuevo puente se podrá conectar de manera relativamente sencilla con el corredor Norte y con la estación de Albrook.

Más compleja será la conexión con la avenida de los Poetas, que se analiza todavía en los estudios de factibilidad del cuarto puente sobre el Canal y la tercera línea de Metro.

Según Pinzón, el desconocimiento que hoy en día se tiene sobre la eventual conexión de la cinta costera tres y el nuevo puente sobre el Canal demuestra que de todos los argumentos esgrimidos por el Gobierno para justificar el proyecto, ese era el de menos fundamento.

“Para conectar un punto ´a´ con un punto ´b´, primero debes saber dónde está el punto ´b´... El argumento más débil es que esto iba a un cuarto puente que no se sabía dónde iba ni cuánto iba a costar...” apuntó.

El desarrollo de Amador

De manera paralela a la construcción de la cinta costera tres se han venido conociendo propuestas para ejecutar proyectos de alta densidad en la calzada de Amador, un espacio concebido para el esparcimiento de la ciudadanía y para el desarrollo meramente turístico.

El más reciente es una propuesta incluida en una consultoría contratada por la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos.

En ella se proyecta la creación de nuevas zonas residenciales de lujo, un centro de ocio de 20 mil metros cuadrados, además de nuevos rellenos para marinas.

Todos esos componentes, pero a gran escala, estarían incluidos también en el proyecto Amador Ciudad Marina, un desarrollo inmobiliario promovido por el empresario Rafael Boli Bárcenas.

Maritime City, S.A., desarrollador del proyecto, solicitó autorización para rellenar 36 hectáreas sobre las que construiría dos penínsulas en forma de “T”. En ellas se erigirían edificios altos y lotes residenciales individuales.

El proyecto fue rechazado en 2011 por el entonces ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, y la directora de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos, Liriola Pittí, porque, según su consideración, violaría el artículo 258 de la Constitución Política que determina que son de uso público el mar territorial y las aguas lacustres y fluviales, las playas y riberas de estas.

No obstante, Pitu Jaén, residente de San Felipe, recordó un video que se difundió en los albores del proyecto de la cinta costera tres en el que se mostraban las distintas alternativas que se estaban barajando, y en todas se incluía el desarrollo de la zona.

“Casi $800 millones para un desarrollo privado es mucho dinero. Es un Gobierno que en lugar de velar por los intereses comunes hace énfasis en los intereses menos solidarios”, recalcó.

Como Pinzón, Jaén restó credibilidad a los argumentos que defendían que con la construcción de la tercera fase de la cinta costera se mejoraría el tráfico de entrada y salida de la ciudad.

Además, advirtió sobre la estrategia del Gobierno para concretar un plan definido desde un principio, pero divulgado y ejecutado en proyectos separados.

“Al final, cuando lo miras de manera integral, nos damos cuenta de que la intención era la que denunciamos. Ahora se está haciendo evidente y se puede ver de manera más clara cuál era la pretensión. Estaba disfrazada con proyectos fragmentados”.

Se refiere a que la costosa cinta costera será el acceso perfecto para los planes inmobiliarios que se proyectan en Amador.

el corredor sur y la cinta costera

Además de la interconexión de la avenida de los Poetas con la calzada de Amador, el mandatario anunció nuevos proyectos de inversión al otro extremo de la cinta costera. Dijo que la avenida Balboa se conectará a través de un viaducto con el corredor Sur, vía que también será ampliada a seis carriles, tres por sentido.

La autopista, además, tendrá nuevos accesos más expeditos desde la vía Cincuentenario y la Ernesto T. Lefevre. “Vamos a hacer una conexión de la 12 de Octubre que sale al corredor Sur”, dijo Martinelli, que anuncia obras como quien está en campaña.

Según los planes del Gobierno, todos esos proyectos serían financiados con una concesión de hasta 40 hectáreas de relleno de mar frente al centro de convenciones Atlapa.

Según los planes originales, ese relleno serviría para costear la ampliación de la autopista a seis carriles, que se estima en $150 millones y que ejecutará la empresa mexicana ICA en virtud de los acuerdos alcanzados en el proceso de compra del corredor Sur por parte del Estado.

Según la nueva propuesta que baraja el Ejecutivo, el relleno a dar en concesión podría ser de mayor extensión, de manera que se puedan conseguir fondos para costear, además de la ampliación a seis carriles del corredor, su conexión a través de un nuevo viaducto aéreo con la avenida Balboa.

Sin embargo, esta estructura podría encontrar un freno en la emisión de bonos que hizo el Estado para pagar a ICA parte de los $420 millones en los que se pactó la compra del corredor Sur.

A los bonohabientes se les informó de que el nuevo relleno frente a Atlapa se utilizaría exclusivamente para financiar la ampliación a tres carriles de la autopista.

Así las cosas, si se quiere ampliar esa concesión para construir un nuevo viaducto, ENA debería pedir autorización a los tenedores de bonos, algo que demoraría el proceso probablemente más allá del cambio de Gobierno.

La ejecución de este proyecto engordaría más la cartera de ICA en Panamá. Además de los $420 millones que recibió por la compra de la concesión del corredor Sur, la empresa se garantizó la ejecución de las ampliaciones de ambas vías.

La ejecución de la extensión del corredor Norte entre Brisas del Golf y la 24 de Diciembre ya está en marcha a un costo de $114 millones, mientras que la ampliación del corredor Sur está pendiente de cerrar su financiación.

Buena parte de estos proyectos, y de los que se sigan anunciando hasta mayo de 2014, serán la herencia en forma de factura por pagar que Martinelli le dejará a su sucesor.

una obra ligada a una empresa

$189.1

Millones costó la primera fase de la cinta costera, ejecutada por Odebrecht en el gobierno de Martín Torrijos.

$52

Millones se destinaron a la construcción de la segunda fase de la cinta costera. El trabajo lo hizo Odebrecht a través de una adenda.

$782.1

Millones es el costo de la tercera fase de la obra, que incluye el viaducto alrededor del Casco Antiguo. Odebrecht se adjudicó el contrato en una licitación.

Proyectos que pagará el próximo gobierno

La mayoría de las obras que está anunciando el Presidente de la República en la última etapa de su mandato deberán ser pagadas, total o parcialmente, durante la próxima administración, pero servirán como señuelo político en favor del candidato oficialista a la Presidencia en 2014, José Domingo Arias.

Entre estos proyectos están la segunda línea del Metro de Panamá; la ampliación a cuatro carriles de la Interamericana entre David y Santiago; la ampliación a cuatro carriles de la calzada de Amador; y la tercera línea de transmisión eléctrica desde Chiriquí hasta Panamá.

A las facturas que generen estos proyectos se sumarán los pagos pendientes de los contratos “llave en mano” adjudicados por esta administración. Según los propios cálculos del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se contrataron con esta modalidad aproximadamente $3 mil 400 millones.

Alrededor de un tercio de ese monto será pagado entre 2015 y 2016, los dos primeros años de la próxima administración.

En el caso de la ciudad hospitalaria, proyecto de la Caja de Seguro Social adjudicado a la constructora española FCC por $587 millones, el cronograma de pagos llega hasta el año 2018; y en el caso de la ampliación a cuatro carriles de la interamericana, los pagos trascenderán hasta 2019.

Todos los compromisos contratados bajo la figura de “llave en mano” no se computan en los registros de la deuda pública. Es por eso que el gobierno de Ricardo Martinelli ha recurrido de manera constante a este mecanismo de contratación.

Además, en sus cinco años de gestión la deuda pública registrada habrá aumentado un 57%.

Al cierre de 2009, el primer año de Martinelli en el poder, el saldo de la deuda pública era de $10 mil 972 millones. Al término de 2014, año en que el mandatario dejará el poder, el MEF estima que la deuda habrá ascendido a $17 mil 227 millones. Como la economía del país está creciendo a un ritmo alto (solamente en 2012 la tasa fue de 10.7%), la relación entre la deuda y el producto interno bruto está cayendo, argumento esgrimido por el Gobierno para justificar su manejo fiscal.

Para los economistas de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa, los compromisos que heredará el próximo gobierno reducirán su capacidad de ejecución. Por el contrario, el titular del MEF, Frank De Lima, defiende que la próxima administración podrá invertir más recursos que esta.

Roberto González Jiménez

Haga click para ampliar

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código