Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

atentado contra la amia en argentina

Miles de personas recuerdan a Nisman

La gente se concentró en la plaza Alemania, de Libertador y Scalabrini Ortiz, para rendir homenaje y pedir justicia por el fiscal.

Temas:

En Buenos Aires, personas sostienen velas durante una vigilia en el primer aniversario de la muerte misteriosa del fiscal argentino Alberto Nisman. En Buenos Aires, personas sostienen velas durante una vigilia en el primer aniversario de la muerte misteriosa del fiscal argentino Alberto Nisman.
En Buenos Aires, personas sostienen velas durante una vigilia en el primer aniversario de la muerte misteriosa del fiscal argentino Alberto Nisman. Eitan Abramovich

El fiscal argentino Alberto Nisman fue recordado ayer tras un año de su muerte, sin que se sepa aún si el investigador, que fue artífice de un terremoto político durante el último año de gobierno de la presidenta Cristina Fernández, fue asesinado o se suicidó.

Miles de personas se concentraron ayer en la conocida plaza Alemania, de Libertador y Scalabrini Ortiz, para rendir homenaje y pedir justicia por el fiscal especial de la causa del atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires en 1994.

Con la consigna “Velas por Nisman, tras un año de su muerte la sociedad argentina reclama justicia”, organizado por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) se realizó el homenaje.

Al acto acudieron la vicepresidenta Gabriela Michetti; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. “Hay que acompañar, estar presente y tener desde el Gobierno vocación de verdad”, dijo Michetti, quien agregó que solo tiene “intuición” de lo que pudo haber ocasionado la muerte al fiscal.

“Desde la AMIA queremos reconocer y homenajear el trabajo de Alberto Nisman en los 10 años que estuvo al frente de la investigación del atentado y honrar su memoria”, señaló el presidente de la mutual israelita, Ralph Thomas Sagies.

Un año atrás, el investigador del atentado contra la AMIA fue encontrado muerto con un disparo en la cabeza en su departamento de Buenos Aires, horas antes de presentarse al Congreso para fundamentar la denuncia que había presentado cuatro días antes contra Fernández por el supuesto encubrimiento de exfuncionarios y exdiplomáticos iraníes imputados por ese ataque. La acusación contra la mandataria (2007-2015) terminó siendo desestimada en distintas instancias judiciales.

El homenaje a Nisman es “un reclamo de justicia... este gobierno tiene la responsabilidad histórica de cerrar aquellas causas pendientes con la sociedad”, dijo el presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban.

En el edificio de la AMIA se exhibe una foto de Nisman al lado de una vela encendida. La mutual judía dijo reconocer así el trabajo del fiscal que estuvo 10 años al frente de la investigación del ataque que causó 85 muertos y por el que todavía no hay condenados.

La muerte de Nisman generó un gran impacto en la sociedad y recrudeció el enfrentamiento entre Fernández y la oposición, que acusó al Gobierno de haber abandonado a su suerte al fiscal y no tener voluntad para que se esclareciera su muerte.

El presidente Mauricio Macri, sucesor de Fernández, se ha mostrado dispuesto a que avance la investigación del deceso.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, prometió ayer que el Gobierno acompañará a los jueces “para esclarecer la muerte y lograr las respuestas que la familia y la sociedad reclaman”.

Los familiares y allegados de Nisman sostienen que la causa judicial estuvo plagada de irregularidades.

En diciembre, la jueza Fabiana Palmaghini tomó el liderazgo de la investigación al desplazar a la fiscal que había estado a cargo hasta entonces.

La jueza recibirá en los próximos días toda la información sobre la muerte del fiscal que varias dependencias del Estado han sido conminadas a desclasificar por el gobierno de Macri. Además tiene previstas decenas de medidas de prueba.

La expareja de Nisman, la jueza federal Sandra Arroyo, está convencida de que su exmarido fue asesinado y apunta a servicios de inteligencia extranjeros “con ayuda local”.

La madre del fiscal, así como la hija mayor que este tuvo con Arroyo, también creen que el investigador fue víctima de un sofisticado crimen.

Diego Lagomarsino, un informático que trabajaba para Nisman, es el único imputado hasta ahora por haber suministrado al fiscal el arma que lo mató. El técnico declaró que el fiscal le había pedido el arma porque temía por su vida.

(Con información de La Nación, El Clarín, AP y AFP)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código