APORTES DE ODEBRECHT A LA CAMPAÑA ELECTORAL DE 2014

José Domingo 'Mimito' Arias niega donaciones sucias

El excandidato por CD José Domingo ‘Mimito’ Arias dice que entre sus donantes no se cuenta Odebrecht y solo pagó un contrato de $3 millones.

Temas:

José Domingo Arias no tiene mucho que decir sobre los aportes que Odebrecht habría hecho a su campaña en 2013 y 2014. En lo que a él respecta, este grupo empresarial no aportó a la campaña que él personalmente manejó. Archivo José Domingo Arias no tiene mucho que decir sobre los aportes que Odebrecht habría hecho a su campaña en 2013 y 2014. En lo que a él respecta, este grupo empresarial no aportó a la campaña que él personalmente manejó. Archivo

José Domingo Arias no tiene mucho que decir sobre los aportes que Odebrecht habría hecho a su campaña en 2013 y 2014. En lo que a él respecta, este grupo empresarial no aportó a la campaña que él personalmente manejó. Archivo

Cambio Democrático no reparó en gastos en uno de los cierres de campaña más costosos que se recuerdan en los últimos años, a favor de Mimito Arias. Cambio Democrático no reparó en gastos en uno de los cierres de campaña más costosos que se recuerdan en los últimos años, a favor de Mimito Arias.

Cambio Democrático no reparó en gastos en uno de los cierres de campaña más costosos que se recuerdan en los últimos años, a favor de Mimito Arias. Foto por: Archivo

José Domingo Mimito Arias no sabe mucho de su campaña presidencial, cuando fue candidato del entonces oficialista Cambio Democrático (CD), en 2013 y 2014. Y así queda reflejado en su declaración indagatoria del pasado 5 de junio, tras ser citado por el Ministerio Público en condición de acusado.

En esa ocasión, Arias describió y aportó pruebas a la Fiscalía Superior Especial Anticorrupción de 10 pagos hechos a la empresa Polis América, S.A., propiedad de la pareja Joao Santana y Mónica Moura, contratados en 2013 por su partido para ser sus estrategas en materia electoral.

Pero, a juzgar por las declaraciones de Arias, la historia del patrocinio de su costosa campaña electoral refleja solo una parte, en tanto que el resto es desconocida por él. Al menos así lo dejó entrever en sus descargos, como parte de la investigación por presunto lavado de activos y delitos contra la administración pública.

LOS CONTRATOS

A pesar de lo que dice, sus estrategas tienen mucho más definido el cuadro. Mientras el excandidato de Cambio Democrático se esforzó por probar que le había pagado $3 millones a sus asesores políticos, estos últimos dejaron claro en Brasil –condenados, pero después acogidos en el programa de delación premiada– que no fue un contrato por el que recibió pagos, sino varios, suscritos con el partido contratante y por la suma de $21 millones, de los cuales $16 millones fueron aportados por Odebrecht, quedando un saldo de $5 millones que nunca cobraron.

En lo que las historias de Mimito Arias y sus asesores políticos coinciden es en que el entonces candidato no negoció estos contratos. De acuerdo con la pareja brasileña, los contratos fueron negociados directamente con el expresidente y fundador de Cambio Democrático, Ricardo Martinelli, detenido en Miami (Estados Unidos), a la espera de un fallo que definirá el pedido de extradición hecho por Panamá.

Para probarlo, el ex candidato presidencial recuerda que él fue elegido por su partido como candidato a la Presidencia el 12 de mayo de 2013 y el contrato que él manejó con Polis América tiene fecha anterior, el 1 de mayo de 2013, y no fue firmado por él, sino por el entonces vicepresidente de su colectivo político, Mario Miller.

En otras palabras, subrayó, no importaba quién ganara las primarias de Cambio Democrático, el contrato ya estaba firmado antes de su elección.

Arias citó el propósito del contrato: “para la prestación de servicio de consultoría en publicidad y mercadeo” y cuyo objetivo era “la concepción y planificación estratégica de la campaña publicitaria y la creación, producción y grabación de los programas comerciales para la televisión, radio, sitios web y redes sociales que serán utilizados durante las elecciones presidenciales de la República de Panamá del año 2014”.

El monto del contrato era por un total de $3 millones, que fueron pagados con dinero, alega Arias, de contribuciones privadas, es decir, de donaciones que obtuvo el grupo que estaba apoyando su candidatura.

Para demostrarlo, aportó copia de 10 cheques que empezaron a girarse desde el 12 de mayo de 2013 –es decir, el mismo día en que fue elegido candidato en las primarias de Cambio Democrático–, siendo el último pago el 8 de abril de 2014.

Todos los cheques habrían sido girados por la sociedad José Domingo Arias 2014, S.A., salvo uno de ellos, emitido el 21 de diciembre de 2013, por la sociedad Real Estate Investment Trust Inc. por $277 mil.

Del resto de los contratos que menciona Mónica Moura, dijo que no los conoce y por tanto no podía hablar de ellos. En otras palabras, Arias dijo desconocer contratos que sumaban otros $13 millones, según los brasileños.

Incluso, aportó una lista de donantes, que comprende el período de julio de 2013 a julio de 2014, certificada por el Tribunal Electoral, en la que destacó que en ella no aparecía el nombre de la empresa Odebrecht, la misma que se habría comprometido a sufragar los costosos gastos de su campaña, según declararon sus propios asesores políticos en Brasil.

Arias ni siquiera pudo recordar en el interrogatorio cómo conoció a su asesor político Joao Santana, solo sabe que fue alguien “del más alto nivel del Partido Cambio Democrático, pero no recuerdo específicamente de la persona que me lo presentó, no recuerdo, el acto, el hecho sobre eso”.

LA SOCIEDAD

El excandidato relató que para manejar las donaciones creó una sociedad, la ya mencionada José Domingo Arias 2014, S.A., de la que dijo era su único accionista.

La empresa fue creada el 15 de marzo de 2013, es decir, dos meses antes de ser oficialmente el candidato presidencial de Cambio Democrático. Arias dijo que “el propósito, y así está tipificado [sic] en el pacto social, para el manejo y administración de fondos de dinero para las campañas de promoción política de cualquier clase”.

Sus cuentas bancarias, según Arias, fueron abiertas para manejar exclusivamente las donaciones y en ellas se depositaron la totalidad de las donaciones.

Arias explicó a los fiscales que, debido a que la sociedad cumplió su propósito, el 4 de agosto de 2016 fue disuelta, y así quedó por escrito en el Registro Público el 20 de agosto de 2016.

En las cuentas de la sociedad anónima tenían firma el propio Arias, su cuñada, Sheyla Castillo de Arias, y un primo de su esposa, José Antonio Porta, que Arias describe como “una persona de mi confianza, un buen amigo que le confié la responsabilidad de la firma” en los bancos.

Porta no estaba alejado de los vaivenes políticos. En la administración de Martín Torrijos (2004-2009) fue director del Fondo de Inversión Social (FIS), que eventualmente se convirtió en el Programa de Ayuda Nacional (PAN). Porta renunció a su cargo en el FIS, alegando que su misión en la entidad consistió primordialmente en su reorganización y que se retiraba para continuar con sus actividades privadas.

Cuando los fiscales preguntaron a Arias quién había abierto las cuentas bancarias de la sociedad que llevaba su nombre, respondió: “No fui yo y no recuerdo, no te puedo decir exactamente. Tampoco estoy seguro si fue necesario acudir físicamente [al banco]”.

‘DILIGENCIA DEBIDA’

También dijo que él no se ocupaba de revisar –en la banca en línea– el estado de las cuentas bancarias de su campaña. Dijo que “alguien se las imprimía”.

Luego, Arias fue interrogado sobre el origen de las donaciones que recibía. Arias contestó que, hasta donde él sabía, “los fondos recibidos eran de origen lícito. Nosotros hacíamos nuestra propia diligencia debida, nosotros no recibíamos cheques de cualquier persona por ahí”.

Luego, el excandidato fue sometido a un interrogatorio sobre una sociedad llamada Shellbill Finance, mediante la cual, la pareja Moura-Santana lavó decenas de millones de dólares procedentes de las cuentas negras del grupo Odebrecht.

Arias negó todo. Dijo que desconocía por completo la sociedad; que solo había leído de ella en los medios de comunicación; que no tenía vínculos con ella; que tampoco sabía quiénes eran sus dueños ni sus beneficiarios finales ni dónde operaba.

Luego, los fiscales le preguntaron si él había recibido dinero de esa sociedad o a través de otra persona y respondió: “no he recibido dinero de esa sociedad, que tenga conocimiento yo. No sé ni quiénes son”.

El Ministerio Público le preguntó si había firmado algún contrato de cualquier índole con Shellbill y él respondió: “Estoy seguro que no”.

Cuestionado sobre su jefe de campaña, dijo que había sido el diputado de Cambio Democrático José Muñoz –uno de los mayores beneficiarios de las partidas circuitales del expresidente Martinelli, con $15.6 millones–, pero que él no manejó fondos de campaña.

Quien sí lo hizo, en coordinación con Arias, fue José Porta. El también exministro de Vivienda de Martinelli dijo que Porta era un “administrador general” en su campaña electoral, pero que él no tenía una de las figuras más prestantes de una campaña política: Arias aseguró que no tenía un tesorero.

Arias ahora tendrá que afrontar acusaciones de los fiscales que ponen en duda la licitud de los fondos de campaña: además de blanqueo de capitales y delitos contra la administración pública, los fiscales han solicitado al tribunal de la causa que se añada el cargo de crimen organizado.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código