mici gestiona extracción minera en área protegida de veraguas

Minería busca tierras en espacios protegidos

Varias empresas mineras tramitan unas 25 mil hectáreas dentro de los límites del Parque Nacional Santa Fe y sus zonas contiguas.
recurso vital. En el parque Santa Fe hay seis cuencas importantes , entre ellas la del río Santa María que abastece de agua a las provincias de Coclé, Veraguas y Herrera. LA PRENSA/Archivo recurso vital. En el parque Santa Fe hay seis cuencas importantes , entre ellas la del río Santa María que abastece de agua a las provincias de Coclé, Veraguas y Herrera. LA PRENSA/Archivo
recurso vital. En el parque Santa Fe hay seis cuencas importantes , entre ellas la del río Santa María que abastece de agua a las provincias de Coclé, Veraguas y Herrera. LA PRENSA/Archivo

Juan Francisco Pardini, presidente de Miramar Mining Corporation, exigirá una compensación al Estado si no se le permite explorar oro en las 13 mil 200 hectáreas solicitadas en el Parque Nacional Santa Fe, en Veraguas.

El Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) estaba a un paso de otorgarle un contrato de exploración a Miramar Mining, aun cuando la operación minera estaría dentro de una zona protegida, pero hace dos semanas el Mici le sugirió desistir de su petición.

La entidad declaró a Miramar Mining Corporation elegible para recibir un contrato de exploración minera, lo que significa que tiene capacidad para operar. Para esto, verifica los planos y, a pesar de que la concesión solicitada se ubica en una zona de tierras inadjudicables –según el Decreto Ejecutivo 147 de 2001 que creó el Parque Nacional Santa Fe– la institución avaló el trámite.

“Esa concesión viene [tramitándose desde] hace nueve años y nos han venido a informar [ahora] que ahí existía un parque... Si nos hubiéramos percatado, hubiéramos hecho algo, pero [eso] nos demuestra que Recursos Minerales no tenía idea”, reclamó Pardini.

El abogado –primo del presidente, Ricardo Martinelli– indicó que le ha advertido a la Dirección de Recursos Minerales del Mici que “tienen la responsabilidad de compensarnos a nosotros con otra área”.

“Tenemos toda la intención de desistir del área involucrada en el parque [Nacional Santa Fe], siempre y cuando el Gobierno nos otorgue un área alterna y adyacente, que ya ha sido ubicada y que no se mete con el parque”, escribió Pardini ayer a este diario.

También ha solicitado suprimir el régimen de reserva minera para gestionar otra. Las zonas de reserva minera las determina el Ejecutivo, en atención a su conveniencia nacional.

“Nos dijeron [en el Mici] que tenemos que ver... consultar con el ministro, con el Presidente...”, añadió.

Según el Código de Recursos Minerales, son parte de las reservas mineras las concesiones canceladas devueltas al Estado; tierras próximas a monumentos históricos o instalaciones para suplir agua.

Y, aunque para Pardini ha sido una sorpresa que la zona solicitada por Miramar Mining Corporation –13 mil 200 hectáreas– para su futura mina esté ubicada en tierras inadjudicables, esta no es la única petición que empresas en las que él figura tramitan dentro del Parque Nacional Santa Fe.

La sociedad Geo Minas, por ejemplo –de la que Pardini es presidente y agente residente–, tramita otras 10 mil hectáreas dentro de los límites del parque para explorar oro (ver solicitudes del 8 al 14 del mapa).

Se trata, al menos, de siete solicitudes, cuya gestión ministerial se inició antes de 2001, año en el que se creó el Parque Nacional Santa Fe.

Además, las solicitudes mineras al Mici de Geo Minas no solo abarcan parte del área protegida del parque y su zona de amortiguamiento. También incluyen otras que abarcan parte de la reserva forestal La Yeguada, al sur del parque ( ver mapa).

El parque Santa Fe tiene como objetivo preservar el bosque para la producción de agua, ya que alberga seis cuencas hidrográficas.

“[Geo Minas] no opera hace más de 10 años...” –se defendió Pardini– “...en ninguna [solicitud] se ha hecho ningún tipo de trabajo”, enfatizó.

A estas peticiones se suman otras dos zonas solicitadas por Miramar Mining, en 2003 y 2010, ubicadas al norte del parque, y que invaden la zona protegida (ver solicitudes 1, 3 y 4 del mapa).

Ello, sin considerar otras cuatro que bordean el parque, solicitadas por otras empresas, lo que afectaría la zona de amortiguamiento.

A pesar de su antigüedad, los trámites de Geo Minas aún aparecen en el registro minero del Mici de febrero de 2013. Incluso, algunas están en el trámite de evaluación de documentos.

También figuran en mapas oficiales y no se reportan como solicitudes canceladas o rechazadas por el Mici en los últimos cuatro años.

“Yo, personalmente, le he manifestado a la directora de Recursos Minerales mi interés de que cancelen todas esas concesiones hace mucho tiempo”, dijo Pardini.

Las casi 25 mil hectáreas (unos 250 kilómetros cuadrados ) solicitados para explorar en el área protegida del parque veragüense equivaldrían al tamaño de la Isla del Rey, la más grande del archipiélago de las Perlas –al sur del golfo de Panamá– cuya superficie es de 243 kilómetros cuadrados.

Este medio contactó vía telefónica, por correo electrónico, y se presentó a la Dirección de Recursos Minerales del Mici para conocer las razones por las que esta entidad tramita peticiones de exploración minera a cielo abierto en áreas donde está expresamente prohibida la tala de árboles, la quema, la caza y la minería, de acuerdo con el decreto que creó el parque en 2001.

Sin embargo, la directora de la oficina no respondió las solicitudes de información que le hizo este diario, ni concedió una entrevista como había prometido.

Parque sin plan

Mientras la sociedad Miramar Mining Corporation evalúa si la legislación del parque le permite hacer una exploración minera –lo que implicaría que en el futuro el Estado esté obligado a darle su concesión de extracción, según el Código de Recursos Minerales– el Parque Nacional Santa Fe carece de un plan de manejo.

Este indica cuáles son las actividades que se pueden realizar dentro de los límites del parque, por lo que “queda abierto a una viabilidad ambiental, según el concepto por el cual fue creado”, dijo Silvano Vergara, administrador de la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

“Ya existe el área protegida, y su objetivo es la protección de bosques y ríos que ahí nacen”, manifestó Eddy Araúz, técnico de áreas protegidas de la Anam, al explicar que no es inútil el área protegida, aun cuando carezca del plan de manejo.

El artículo 5 del Decreto Ejecutivo 147 de diciembre de 2001, que creó dicho parque, indica las actividades prohibidas a grandes rasgos, recalcó Vergara.

“Ya el marco general tiene una prohibición que sirve para el plan de manejo. No existe plan de manejo, pero la ley ya lo prohíbe”, concluyó Vergara.

Corresponde ahora a la Anam aprobar las actividades que se desarrollarán ahí. Por ejemplo, dentro de los límites del área protegida se ha permitido la construcción de un parque eólico, por su mínimo impacto en el entorno natural del Parque Nacional Santa Fe.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

30 Nov 2016

Primer premio

2 8 9 7

BADA

Serie: 17 Folio: 11

2o premio

9191

3er premio

5984

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código