COntratos con empresas italianas

Mulino, en defensa de Finmeccanica

Además de todas las gestiones que hizo en Roma y Panamá, el exfuncionario firmó una adenda con Selex que evitó que esta empresa incumpliera el contrato.

Temas:

En esta carta, la Cancillería solicita al entonces embajador de Panamá en Italia gestionar una visita de Mulino con el Ministro de Relaciones Exteriores de Italia. En esta carta, la Cancillería solicita al entonces embajador de Panamá en Italia gestionar una visita de Mulino con el Ministro de Relaciones Exteriores de Italia.

En esta carta, la Cancillería solicita al entonces embajador de Panamá en Italia gestionar una visita de Mulino con el Ministro de Relaciones Exteriores de Italia.

Mulino y su viceministro Alejandro Garuz defendieron los contratos de Finmeccanica ante diplomáticos. Mulino y su viceministro Alejandro Garuz defendieron los contratos de Finmeccanica ante diplomáticos.

Mulino y su viceministro Alejandro Garuz defendieron los contratos de Finmeccanica ante diplomáticos. Foto por: Archivo

El exministro de Seguridad Pública José Raúl Mulino fue vocero de la pasada administración, tanto en Panamá como en Roma, en la defensa de los contratos celebrados en 2010 con la empresa italiana Finmeccanica, a pesar de que había pruebas de que se desviarían fondos millonarios de estos contratos a una sociedad panameña –Agafia Corp.– que a la postre se descubrió que su dueño era el expresidente Ricardo Martinelli.

Mulino, que basa su defensa en el hecho de que todo el gabinete de Martinelli aprobó los contratos y de que los encargados de la cartera de Economía y Finanzas –Alberto Vallarino y Dulcidio de la Guardia– estructuraron la forma de pago, sustentó ante sus colegas la necesidad de suscribir los contratos con Finmeccanica y desatendió las evidencias de que estos tenían un origen cuestionable por el pago de comisiones.

El entonces ministro fue enviado a Roma en abril de 2012 para exigir al Gobierno italiano que dijera que los contratos no tenían un origen corrupto, amenazando con romper las relaciones diplomáticas si no obtenía la declaración. En Panamá, Mulino también se reunió con el cuerpo diplomático acreditado en esta capital –durante el mismo mes– cita que aprovechó para hablar a favor de los contratos y desmentir las noticias procedentes de Italia publicadas en Panamá.

El defensor de Finmeccanica

Nuevas pruebas evidenciarían la responsabilidad de José Raúl Mulino como titular del Ministerio de Seguridad Pública que negoció en secreto las compras por 250 millones de dólares a la empresa italiana Finmeccanica.

Además de ignorar deliberadamente el escándalo producido por las revelaciones sobre el pago de comisiones a la sociedad panameña Agafia Corp., Mulino decidió, de forma unilateral, prolongar el contrato a la empresa italiana con la plena conciencia de que los radares que se habían adquirido no eran aptos para lo que fueron comprados.

Mulino no solo defendió ante el Consejo de Gabinete la conveniencia de adquirir por $250 millones un supuesto sistema integrado de seguridad, que debía proteger con radares las fronteras panameñas de la criminalidad y el narcotráfico así como la compra de una flota de helicópteros y un mapa digital, sino que también lo sustentó ante la cúpula diplomática acreditada en Panamá.

La adenda al contrato de los radares fue firmada por Mulino el 17 de junio de 2014, dos semanas antes del cambio de gobierno. Según el exfuncionario, la prórroga era porque faltaban 12 radares por instalarse, que debían calibrarse.

La calibración de los radares la hizo Selex, dijo en agosto el viceministro de Economía, Iván Zarak, quien reveló que no fue posible lograr el alcance establecido en el contrato (50 millas). Selex solo había instalado siete radares, de los cuales cuatro estaban apagados y el resto presentaba fallas técnicas.

LA DEFENSA

En una circular emanada del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá, con fecha del 18 de abril de 2012 –a la que ha tenido acceso este medio– el Ejecutivo de Ricardo Martinelli encargó oficialmente a Mulino defender ante el cuerpo diplomático el negocio con las empresas italianas.

La razón, según el documento, es “explicar” la posición del Gobierno ante la “publicación de noticias que están confundiendo a la opinión pública nacional e internacional”. Para entonces, las noticias de las investigaciones en Italia por indicios de corrupción en los contratos ya eran públicas.

La copia transcrita del discurso que Mulino pronunció en esa reunión permite dar cuenta de las incongruencias que dijo ante los embajadores acreditados en Panamá.

Mulino aseveró que “a finales de 2011, el Ministerio de Seguridad le ofreció al país toda la información y contratos...”. Sin embargo, los contratos con Finmeccanica fueron intencionadamente ocultados, ya que nunca fueron publicados en la Gaceta Oficial. Además se firmaron en agosto de 2010, un año antes de estas supuestas explicaciones.

Asimismo, el funcionario no tuvo reparos en admitir la extraña celeridad –tan solo 34 días– con la que supuestamente se desarrollaron las negociaciones con Finmeccanica. “Cada uno de estos contratos se suscribe previa negociación, que se dio del 30 de junio al 6 de agosto”, se lee en la transcripción.

Por otro lado, Mulino tergiversa la realidad al señalar que el contrato era “llave en mano”. En las compras a Finmecanica no hubo licitación pública y por tanto no se ajustan al concepto llave en mano; esto es, pagar todo una vez estuvieran los equipos instalados y funcionando.

El exministro aseveró que es “imposible, desde el punto de vista legal, el pago de comisión”, cuando hay evidencias claras en los expedientes que por la venta hecha a Panamá, Finmeccanica había acordado pagarle a Agafia Corp. el 10% de comisión sobre el precio de venta, o sea, unos 25 millones de dólares.

En el contrato que firmó Mulino no hay ninguna cláusula anticorrupción.

Adicionalmente, Mulino mencionó a los diplomáticos “la disponibilidad” del Gobierno de Panamá de colaborar con las investigaciones de los fiscales italianos, cuando estos han lamentado repetidas veces la falta de asistencia judicial de Panamá en los casos por corrupción internacional en las adjudicaciones a empresas italianas.

LA Corresponsabilidad de Martinelli

Aunque Mulino resguarda hoy a Martinelli de responsabilidad directa en el tema, en aquella presentación al cuerpo diplomático en panamá extendió a la figura del entonces presidente la responsabilidad de las compras a Finmeccanica: “Independientemente de las razones de cada país, para el presidente Martinelli era de suma importancia el tema de la seguridad, y estas negociaciones fueron producto de acuerdos entre el Gobierno de Panamá y el de Italia”.

Asimismo, Mulino viajó a Roma en abril de 2012 para exigir al Gobierno italiano que negara que hubo corrupción en los contratos firmados con Panamá. Incluso, amenazó con romper relaciones diplomáticas con Italia si no llegaba la rectificación tras el escándalo de Valter Lavítola. Esa vez, Mulino fue recibido por el director de la Cancillería italiana para América Latina, Luigi Macotta.

Mulino hizo esa visita en calidad de “enviado especial del Presidente de la República de Panamá”. En documento emitido por la Cancillería –tres días después de que Lavítola fuera detenido– solicitó audiencia con el ministro de Relaciones Exteriores italiano a fin de que “reciba un mensaje del Excelentísimo Señor Presidente de la República de Panamá del cual es portador su excelencia José Raúl Mulino”.

Al concluir la cita, Mulino citó a una conferencia de prensa en Roma, en la que negó la existencia de coimas, alegando que todo se trataba de acusaciones políticas.

Anunció que Panamá había contratado los servicios de Franco Coppi, el histórico abogado de Silvio Berlusconi en sus problemas penales.

Coppi, empero, en uno de esos giros que aún esperan una explicación, terminó defendiendo los intereses de Martinelli y no los de la República de Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código