patrimonio arqueológico y natural, en riesgo

Nave buscatesoros permanece en la isla

El barco debió trasladarse ayer a un puerto en la capital, según informó el Inac, pero la orden no se cumplió y opera ilegalmente.

Justo en el período en que las ballenas visitan el archipiélago de las Perlas, la potente y ruidosa máquina buscatesoros Blue Water Rose se mantiene en las aguas próximas a Contadora.

El Instituto Nacional de Cultura (Inac) confirmó que el navío que trabaja para Investigaciones Marinas del Istmo (IMDI) se trasladaría ayer a un puerto en la capital porque IMDI opera ilegal, pero la Autoridad Marítima de Panamá (AMP) indicó que el barco se mantiene en el área y que no tenía orden de transportarlo.

La embarcación, a la que se le retiró el permiso de zarpe la semana pasada, sería investigada por incumplimientos, y tiene prohibido operar, pero por falta de supervisión es imposible corroborarlo.

Hace dos meses operan en el área sin inspector a bordo, lo que indica que podrían haber retirado tesoros de embarcaciones o piezas históricas del fondo del mar sin declararlo al Estado.

Moradores de la isla Contadora confirmaron que este jueves, a las 5:30 p.m., el barco operaba cerca del hotel Villa Romántica entre las islas Contadora y Chapera.

A pesar de la amenaza que representa para el ecosistema marino la operación de IMDI, y la falta de supervisión, las autoridades no se ponen de acuerdo respecto al procedimiento que se debe seguir para detener la operación de los buscatesoros.

Por un lado Reynaldo Loré, director encargado de Patrimonio Histórico del Inac, dijo que recibió la confirmación del traslado del barco, desde el despacho superior de AMP.

En tanto, Rogelio Barsallo, director de Puertos de la AMP, manifestó que no tenía orden de trasladarla y que requería de una solicitud formal del Inac.

Los lugareños que se dedican al turismo y biólogos que han estudiando la zona advierten que se afectará el avistamiento de ballenas –que se efectúa de julio a octubre– por el fuerte ruido de las turbinas de la embarcación que afecta la comunicación de los cetáceos.

Pedro Santimateos, de 50 años, cuenta que a 200 metros del barco oía el sonido similar al de un taladro neumático. Son 11 las familias lancheras que se dedican al turismo en la isla, comentó.

Por su parte, Luis López, del Club de Pesca de Panamá, señala que estando “en la orilla el ruido se escucha fuerte, por lo que bajo el agua debe ser fortísimo”, y al espantarse los peces no habrá turismo de pesca deportiva.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código