COMUNIDAD INTERNACIONAL REACCIONA TRAS LANZAMIENTO DE COHETE

En manos de Obama, nuevas sanciones a Corea del Norte

Sobre Pyongyang ya pesan sanciones adoptadas luego de tres ensayos nucleares en 2006, 2009 y 2013.

Temas:

Manifestantes queman imágenes de misiles y del líder norcoreano Kim Jong Un durante una protesta el 11 de febrero. Manifestantes queman imágenes de misiles y del líder norcoreano Kim Jong Un durante una protesta el 11 de febrero.
Manifestantes queman imágenes de misiles y del líder norcoreano Kim Jong Un durante una protesta el 11 de febrero. Lee Jin-man

El Congreso envió una iniciativa de ley al presidente estadounidense, Barack Obama, con la que se busca castigar a Corea del Norte por seguir adelante con su programa de armas nucleares.

Los republicanos y los demócratas en la Cámara de Representantes acordaron ayer por amplia mayoría –en una votación de 408-2– reprender a Pyongyang con sanciones más estrictas, menos de una semana después de que Corea del Norte lanzó un cohete que, según dijo, colocó un satélite en el espacio. Previamente, el mes pasado, Pyongyang realizó su cuarta prueba nuclear subterránea.

Ambas acciones provocaron la condena mundial y aumentaron los temores de que la solitaria nación asiática se esté acercando al montaje de un arsenal atómico.

La Casa Blanca ha manifestado su apoyo a la iniciativa, pero no ha emitido una evaluación detallada de la legislación. El subasesor de seguridad nacional Ben Rhodes expresó el pasado jueves que el gobierno de Obama y el Congreso están sintonizados en la misma frecuencia y que coinciden en la necesidad de reforzar las sanciones.

El Senado aprobó el proyecto de ley a principios de esta semana. Las sanciones ampliadas buscan estrangular financieramente a Corea del Norte para evitar que obtenga tanto el dinero que necesita para el desarrollo de cabezas nucleares miniaturizadas como para los misiles de largo alcance necesarios para transportarlas.

La legislación también autorizó 50 millones de dólares durante los próximos 5 años para transmitir programas de radio dirigidos a Corea del Norte, la compra de equipos de comunicaciones y apoyar programas de asistencia humanitaria.

El texto enviado a Obama hace obligatorio imponer sanciones contra cualquier persona o entidad que suministre a Pyongyang bienes, tecnología o entrenamiento que le permitan desarrollar armas de destrucción masiva, así como también acero, carbón u otros materiales susceptibles de ser utilizados con fines militares. Hasta ahora, la imposición de esas sanciones no era obligatoria y quedaba a la potestad del Presidente.

Estas sanciones se unirían a las dictadas el pasado miércoles por Japón, que informó sobre la prohibición de acceso a los puertos japoneses a los barcos norcoreanos e, incluso, a navíos de “terceros países” que hayan estado en Corea del Norte, indicó el Gobierno nipón a través de un comunicado.

Por otro lado, Seúl advirtió a Corea del Norte de que actuó de manera ilegal al congelar los haberes surcoreanos en la zona industrial intercoreana de Kaesong, una nueva escalada en las crecientes tensiones.

Pyongyang anunció el jueves que cerraba por completo este complejo industrial, situado en su territorio, y lo sumía a control militar, en respuesta a la decisión unilateral de Seúl de suspender las operaciones. Esta crispación respecto al complejo, que se presentaba como un símbolo de la “reconciliación”, ilustra el recrudecimiento de la tensión.

Todos los surcoreanos que estaban en Kaesong, situado a 10 kilómetros de la frontera entre ambos países, fueron expulsados después de recoger sus efectos personales. Corea del Norte ordenó a su vez congelar todos sus haberes, además de materias primas, productos y equipos.

El ministro surcoreano de Unificación, Hong Yong-Pyo, calificó la decisión de Pyongyang de “muy lamentable”, al tiempo que le indicó que debía asumir todas las consecuencias de este acto.

En total, 124 empresas industriales surcoreanas empleaban en Kaesong a 53 mil norcoreanos.

Hong también condenó la decisión de cortar las dos únicas líneas de comunicación con Corea del Sur, una medida que calificó de “injustificada y extrema”.

La ruptura de estas comunicaciones se produce en un momento en que los dos Estados podrían necesitarlas como nunca antes. En marzo están previstos ejercicios militares conjuntos de Washington y Seúl, considerados por Pyongyang como el ensayo general antes de la invasión de su territorio, y que siempre generan un rebrote de tensiones. Además, Corea del Sur y Estados Unidos se disponen a conversar sobre el despliegue en Corea del Sur de un sofisticado escudo antimisiles estadounidense. “Con todo eso, creo que se va a alcanzar un nivel de tensión incomparable con el de los años anteriores”, augura Chang Yong-Seok, analista de la Universidad de Seúl.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código