CONSUMO DE ALIMENTOS

Pago por un laboratorio cerrado

En 2008, el Gobierno contrató las adecuaciones para una instalación en Ancón, que aún no cumple con su función científica.

Temas:

Expertos consideran que la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos requiere de un laboratorio para las pruebas y análisis de los productos que ingresan al país. Expertos consideran que la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos requiere de un laboratorio para las pruebas y análisis de los productos que ingresan al país.

Expertos consideran que la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos requiere de un laboratorio para las pruebas y análisis de los productos que ingresan al país. Foto por: Ana Rentería

Autoridades de Aupsa presentaron una denuncia en el Ministerio Público. Autoridades de Aupsa presentaron una denuncia en el Ministerio Público.

Autoridades de Aupsa presentaron una denuncia en el Ministerio Público. Foto por: Ana Rentería

La Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) lleva ocho años pagando un local que albergaría un laboratorio, pero hasta el momento no se utiliza.

Se trata de una estructura en la planta baja del edificio 231 en la Ciudad del Saber, corregimiento de Ancón, la cual, para su acondicionamiento, en 2008, se destinaron $244 mil 428.

El director de Aupsa, Yuri Huertas, explicó que cuando trataron de usar el laboratorio detectaron que no contaba con el permiso de ocupación del Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP).

De hecho, en su momento, el personal del CBP descubrió en una inspección que los sistemas de electricidad, alarma y seguridad no cumplían los estándares establecidos para ese tipo de instalaciones.

Huertas expresó que uno de los aspectos que más inquietó es que se pagaba arrendamiento por un área que incumplía su función, a pesar de que es una necesidad para el trabajo de verificación de alimentos que hace la entidad.

Informes de la institución dan cuenta que hasta 2012 se pagó a Ciudad del Saber, en concepto de alquiler, $30 mil anuales. Sin embargo, a partir de 2013, la tarifa aumentó a $50 mil anuales.

En total, hasta el pasado mes de septiembre se habían desembolsado $298 mil por una instalación que se mantiene cerrada.

INVESTIGACIÓN

La jefa de Asesoría Legal de Aupsa, Meredith Pérez, destacó que este hallazgo los obligó a investigar las causas del por qué el local se mantenía cerrado.

La funcionaria expresó que durante ese proceso se reunieron con los representantes de la empresa que ejecutó la reparación del inmueble. Además, presentaron una denuncia en el Ministerio Público para que inicie las investigaciones del caso.

No obstante, Pérez destacó que, ante todo, buscan los mecanismos para poner en marcha este laboratorio, ya que “se está pagando dinero y se tienen que ver los resultados”.

Según las autoridades de Aupsa, el contrato de alquiler tiene vigencia de 2008 hasta este 2015.

Sobre este tema, el exadministrador de la entidad (2004-2009) Gilberto Real explicó que en administración alquilaron el local en la Ciudad del Saber y llevaron a cabo la licitación para adecuarlo.

La idea, según él, era procesar pruebas de laboratorio en ese sitio.

Detalló que en primera instancia se diseñaron pruebas de laboratorio rápidas y por eso las adecuaciones que requería la instalación no eran “sofisticadas”.

Afirmó que la entidad debía contar con su propio laboratorio para dar mayor seguridad a la importación de alimentos.

Además, indicó que se pensó en la Ciudad del Saber porque ahí existen laboratorios destinados a la investigación científica.

Real precisó que las adecuaciones al laboratorio debían seguir durante la pasada administración, de manera que quedara funcionando.

LENTO PROCESO

Por su parte, el también exadministrador de la Aupsa Alcides Jaén explicó que este proyecto representaba un aumento en los análisis de productos que ingresaban al país, por lo que lo apoyaron, pues se trataba de técnicas rápidas de alimentos.

Sin embargo, aclaró que en el camino se dieron situaciones con los encargados del proyecto relacionados a la estructura y a la edificación, porque como se trata de Ciudad del Saber, hay reglas especiales que se deben de cumplir.

Argumentó que no se puede hacer ruido, trabajar en horas de la noche, e incluso hubo problemas con la nomenclatura que se utilizaría para el nombre del laboratorio.

Además, indicó que el proyecto tuvo paralizaciones por aspectos relacionados con los proveedores y pagos por alcance de la obra.

Aseguró que el trabajo se concluyó y solo quedaban aspectos como la instalación de computadoras y la compra de algunos equipos.

Este medio trató de conocer la versión de los administradores de la Ciudad del Saber, pero al cierre de esta edición no hubo respuestas.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código