Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

ZONAS PAGAS DEL METRO BUS

Pasajeros, sofocados entre cemento y metal

Usuarios de Mi Bus se quejan de la falta de abanicos o acondicionadores de aire. Tanto metal no deja correr la brisa, aseguran.

Son las 4:55 p.m. y dentro de la recién inaugurada zona paga del Metro Bus en El Marañón, Calidonia, hace calor... mucho calor.

En esta infraestructura de cemento, aluminio y metal por la que transitan a diario 16 mil pasajeros, no hay ni abanicos ni acondicionadores de aire.

Con un cartucho en la mano y llena de la parsimonia que dan los años, la jubilada Edita Martínez es la última de una fila de 76 personas que se dirigen a Pedregal.

“Tengo que ir tres veces a la semana a La Chorrera ya que mi papá está enfermo. El calor me mata porque con este montón de metales con que hicieron esta parada, la brisa no corre”, dice Martínez mientras una empleada de la empresa Mi Bus orienta a los pasajeros sobre las rutas.

“¡Pedregaaaaaaal!”, grita la mujer uniformada de blanco. Prefiriendo no identificarse, le cuenta a este diario que en esta zona rápida son 30 las féminas que trabajan como orientadoras.

“El trabajo es fácil, solo apretar un botón para abrir las puertas, atender las dudas de los pasajeros sobre las rutas y vocear hacia dónde va el bus”, relata.

“Cobramos $2.14 la hora. Trabajamos siete horas, seis días a la semana con media hora de descanso”, agrega.

Mientras la mujer habla, un ejército de empleados públicos con camisas bordadas con el logotipo de diferentes ministerios llega a la zona paga a donde arriban buses de 13 rutas de Tumba Muerto y de los corredores Norte y Sur.

Un hombre lleno de ira, sudando y de aspecto cansado, reclama a un supervisor del Metro Bus porque lleva esperando 30 minutos a que un bus lo lleve a Don Bosco, Juan Díaz.

“Llegan y llegan buses y ninguno para mi casa. Todos dicen “en tránsito”. Mandálos pa allá”, vocifera molesto el usuario agitando con la mano izquierda una bolsa azul del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial.

A pocos metros de distancia, un hombre que viste un chaleco amarillo y tiene una radio en la mano es el blanco de las quejas de los usuarios. Su trabajo es dirigir el tráfico de los buses.

SEGURIDAD

Yovana Castañeda va de El Marañón hasta Pedregal. Luego de esperar 25 minutos a que llegara el primer autobús, decide seguir esperando para poder hacer el trayecto sentada.

El siguiente Metro Bus debe llegar en 15 minutos y su recorrido, se calcula, tomará una hora.

Mientras hacen fila, todos los pasajeros son vigilados por varias cámaras de seguridad.

También la presencia policial es constante. Dentro de la zona paga y alrededor de esta no menos de 25 policías hacen constantes rondas.

Aunque la zona paga comenzó operaciones el pasado 10 de septiembre, aún los ingenieros trabajan en la instalación de los tres elevadores, por lo que las personas que se desplazan en sillas de ruedas deben esperar a que un buen samaritano decida ayudarlos a subir y bajar 30 escalones.

Aunque hay pocos desperdicios en el piso, en el lugar no hay ningún recipiente para botar la basura.

“Sí, claro que es mejor que lo que teníamos antes, pero lo más importante es que mejoren la frecuencia de buses. Eso es lo que realmente molesta”, dice Itzel Solís, que vive en Don Bosco.

Los Pueblos

Las barras de acero inoxidable que forman la estructura de todas las nuevas paradas que son inauguradas por el Gobierno en las últimas semanas, a un costo global de $70 millones, son el principal medio conductor de calor dentro de las zonas pagas.

En la terminal de Los Pueblos, el sofoco que se vive dentro desespera a los usuarios. Así lo confirmó Daniela González, usuaria del transporte público de Pedregal.

Los 32 minutos que esperó esta pasajera para que llegara un bus de la ruta vía España, que la llevaría hasta la ciudad fueron interminables, dijo.

Esta terminal, aunque está ubicada en un punto de movilización constante de pasajeros, como es la vía José Agustín Arango, solo tiene una capacidad para movilizar a 2 mil personas y actualmente pasan 10 rutas de buses con dirección hacia la ciudad y otras nueve rutas al sector este.

Del otro extremo de la vía, hacia el sector este de la ciudad, dos pasajeros discuten las bondades y debilidades de la zona paga.

Un jubilado, bastón en mano, alega que “esta obra es buena” porque ya no se mojan esperando el bus; además se sienten más seguros con la presencia policial.

Mientras que un joven bombero tiene una opinión contraria de la estación del Metro Bus. “Tengo una hora esperando el autobús y no llega, no me puedo salir de aquí porque ya pagué por adelantado mi pasaje”.

“¿Eso es estar bien?”, ripostó en voz alta el camisa roja, quien dijo que casi no duerme por tener que madrugar para abordar un Metro Bus que lo lleve a su trabajo en la estación de Corozal.

El debate fue detenido por una trabajadora de Mi Bus, que anunció la llegada del autobús de la ruta Don Bosco-vía España, que fue abordado por ambos pasajeros.

Se justifican

Tanto la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) como la Secretaría de Metas de la Presidencia, encargadas del proyecto Metro Bus, alegan que la zona paga es un elemento más que permitirá mejorar la operación y circulación de forma integral del sistema.

Edwin Juárez, director de Movilidad Urbana de la ATTT, explicó que el tiempo de abordaje en estas paradas se reduce de ocho a tres minutos, pero aún no se supera la frecuencia de los Metro Bus.

Por su parte, Lilianne Thompson, de la Secretaría de Metas de la Presidencia, dijo que faltan por terminar las estaciones de La Cabima, Tocumen, Los Pueblos, Metro Mall, Las Colinas, entre otras.

Con respecto a su costo, Thompson explicó que el monto global es de $70 millones; individualmente cada zona paga tiene un costo diferente, dependiendo del diseño, terrenos e indemnización, pero no dio detalles.

Este medio conoció, por un letrero que hay en el lugar, que la zona paga de Balboa (que se inaugura hoy) tiene un costo de $1.6 millón.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código