ESTADÍSTICAS. LAS MATEMÁTICAS CASTIGAN A O´REY

Pelé pierde 743 goles

Hasta hace pocos meses, el máximo goleador de la historia era la estrella máxima del fútbol brasileño. Las cifras lo desmienten.

El fútbol es tan contradictorio y complejo que solo tiene una verdad: el rey es Pelé.

Esta certeza se cimenta en los tres copas del mundo ganadas por él; en su designación de mejor atleta del siglo, según los comités olímpicos nacionales –por encima del basquetbolista Michael Jordan y del boxeador Mohammad Alí– y en los mil 284 goles marcados a lo largo de su trayectoria profesional.

Debajo de este imperio sin atenuantes, aplaudido sin distinción racial o deportiva, parece urdirse una trama para deslucir a la máxima figura del deporte rey.

Hace unos meses la revista argentina El Gráfico, especializada en fútbol y otras disciplinas secundarias para los australes, publicó un completo informe en el que, gol por gol, desmenuza todas las anotaciones del brasileño hasta reducirlas a 757.

La publicación empieza con un cuestionamiento directo: “Los más de mil goles son bastante menos. Y no se trata de goles perdidos: los del brasileño están todos localizados y registrados. ¿Por qué él dice que tiene 1284? No es verdad que cuente hasta los goles en la playa, pero más o menos”.

Entonces la revista recita una lista de agravios contra el récord y desestima las “dianas” marcadas en encuentros amistosos, en entrenamientos, en exhibiciones de la selección de Brasil y en los partidos jugados a nombre del Sindicato de Atletas de São Paulo. Y se extraña de las apariciones estelares en un equipo temporal. Algo así como una escuadra integrada para participar en un campo de verano.

“Acá viene lo peor: ¡14 goles en el equipo del ejército de Brasil! Sí, en 1959 se jugó un torneo entre ejércitos suramericanos, Pelé participó como estrella invitada para el Ejército brasileño y cuenta esos goles”. En total le tachan 446 unidades.

La revista va más allá de “desenmascarar” a Pelé. Lo releva de su trono y en su lugar fija a otro brasileño, Romario. La máxima estrella de la Copa del Mundo 1994 –la cuarta ganada por Brasil– marcó en “768 oportunidades”.

La Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (cuya sigla en inglés es Iffhs) es un organismo independiente que cuenta con el reconocimiento de la FIFA y desde 1984 documenta la cronología y las cifras del fútbol.

Su sede se encuentra en Bonn, ciudad alemana, y trabaja con rigurosidad científica. Bajo su método de análisis le escurren 743 goles a Pelé. Solo aceptan 541. Sí, leyó bien, 541.

La Iffhs por lo menos valora a Pelé como el máximo anotador de todos los tiempos. Detrás suyo se hallan el austriaco Josef Bican (518), el húngaro Ferenc Puskas (511) y el brasileño Romario (489).

LOS SÚBDITOS

Los goles oficiales de Lionel Messi llegan a 515. Toda una proeza si se tienen en cuenta sus casi 26 años de edad, y que en las tres últimas temporadas ofrece un promedio de más de 50 “dianas” al año. A ese ritmo es probable que en la próxima temporada supere a Pelé en los apuntes de la Iffhs y en 2016 lo haga en los registros de El Gráfico.

A partir del viernes 14 de junio se inicia una extenuante agenda de torneos futbolísticos cuya sede es Brasil. Se trata de la Copa Confederaciones 2013, la Copa Mundo 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que invariablemente contarán con la animación de las caras amables de la potencia mundial del balompié.

A los 72 años, Pelé será el blanco de homenajes, pero también de comentarios de contradictores suyos, entre ellos Diego Maradona, el propio Romario y periodistas de publicaciones como El Gráfico.

O quién sabe. En el fútbol todo es posible dentro y fuera de la cancha. Quizás alguna autoridad de ese deporte adelante gestiones diplomáticas en favor de O´Rey para suavizar las voces indeseadas. Porque de las cifras, en especial las oficiales, se puede hacer muy poco. Lo dicen todo.

Embriagado de copas del mundo

Pelé fue tres veces campeón del mundo y será difícil que jugador alguno pueda igualar esa marca. Diego Armando Maradona fue convocado al seleccionado argentino que más tarde ganó la Copa del Mundo 1978. Fue desafectado del equipo meses antes de iniciarse el campeonato. Si hubiese jugado ese torneo y de haber ganado la final de la Copa de Italia 1990, el argentino habría igualado a Pelé.

Marcador de punta, considerado el mejor de todos los tiempos, el brasileño Cafú estuvo a punto de romper el registro casi imposible. Ganó los mundiales de 1994 y 2002. Jugó la final de Francia en 1998, pero su equipo perdió 3 a 0 ante los de casa. De los jugadores vigentes e integrantes de equipos catalogados como potencias, ninguno ha ganado más de un mundial. ¿Y Messi? No ha logrado ningún título con su selección mayor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código