Peronismo pierde control del Congreso en Argentina

Temas:

Gabriela Michetti (Izq.), candidata a la vicepresidencia; Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, gobernadora electa de Buenos Aires. Gabriela Michetti (Izq.), candidata a la vicepresidencia; Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, gobernadora electa de Buenos Aires.
Gabriela Michetti (Izq.), candidata a la vicepresidencia; Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, gobernadora electa de Buenos Aires.

palabra clave

El peronismo gobernante en Argentina ya no tendrá la mayoría de diputados que le dio el control del Congreso por años, luego de perder el 20% de las bancas en unos comicios en los que la oposición, además, forzó a una histórica e inédita segunda vuelta presidencial.

Oficialismo pierde el Congreso; Scioli pide debate

El partido oficialista argentino perdió un 20% de sus escaños en la Cámara de Diputados, de 257 integrantes, y la gobernación de tres provincias, incluida Buenos Aires, la mayor del país, que es gobernada por el candidato presidencial oficialista Daniel Scioli y era un bastión histórico del peronismo.

El revés legislativo se suma a un desempeño menos vigoroso de lo esperado del propio Scioli, que se impuso por 2.6 puntos porcentuales sobre Mauricio Macri cuando los sondeos pronosticaban tres veces esa diferencia.

De acuerdo con el recuento provisional que seguía ayer, el bloque de la mandataria saliente, Cristina Fernández, perderá entre 22 y 26 de sus bancas en diputados. Con eso ya no tendrá la mayoría que le permitió aprobar las leyes enviadas por el Ejecutivo sin necesidad de debatir con otras fuerzas.

Los partidos que conforman la alianza de Macri sumaron alrededor de 29 diputados adicionales.

“Habría una situación pareja, donde el tema van a ser los acuerdos. El Congreso va a pasar a ser un elemento muy importante en el próximo gobierno”, dijo el analista Ricardo Rouvier.

En el Senado, el bloque oficialista conseguiría sumar dos o tres bancas adicionales, con lo que mantendrá un número suficiente de asientos para seguir teniendo quórum propio en la cámara alta.

Mientras, Scioli, golpeado por su ajustada ventaja en la primera vuelta, y Macri, eufórico por llegar al balotaje del 22 de noviembre, se lanzaron ayer a conquistar votos y se desafiaron a un debate.

Scioli afirmó que en la segunda vuelta se enfrentarán “dos visiones de país”, mientras que Macri sostuvo que este es “el comienzo de una nueva etapa” en Argentina, en sendas ruedas de prensa.

Scioli obtuvo 36.86% de los votos y Macri, el 34.33%, sin que ninguno llegara al 45% o al menos al 40% con 10 puntos de diferencia sobre el rival, necesarios para evitar la segunda vuelta, como marca el sistema argentino. Incluso algunos analistas hablan de un empate técnico.

“Este es el golpe más fuerte que sufre el kirchnerismo en 12 años que existe como fuerza política”, expresó el analista Rosendo Fraga.

La mayor debacle oficialista se produjo en la provincia de Buenos Aires, lo que según Rouvier tiene un gran valor simbólico, y ese clima también favorece a Macri.

Scioli intentó dar vuelta la página y un poco más distendido que la noche del domingo dijo: “Hoy empieza una nueva elección, por eso convoco a todos los argentinos”. Insistió en que en el balotaje se enfrentará la continuidad “del desarrollo e inclusión social con fuerte presencia del Estado”, a la visión de Macri, que se inclina “por el libre mercado y políticas de endeudamiento que nos recuerdan al pasado”.

De 58 años, gobernador saliente de la provincia de Buenos Aires y ex campeón mundial de motonaútica, Scioli retó a Macri a realizar un debate.

Macri ya dio el sí y la fecha tentativa es el 15 de noviembre. “La sociedad nos exige una convivencia democrática. Me parece importante dar un debate”, alegó el candidato oficialista.

“Es el comienzo de una nueva etapa”, apuntó Macri, el alcalde de derecha de Buenos Aires de 56 años, al admitir que se vio “sorprendido y emocionado” por la votación.

“A pesar de que en los números Macri perdió, Cambiemos [su frente electoral] en realidad ganó. Esto le puede provocar una ola de votos”, analizó Rouvier.

Ambos candidatos aspiran a conquistar los cinco millones de votantes (21.2%) de Sergio Massa, el peronista de centro derecha que con su Frente Renovador alcanzó el tercer puesto. Es el virtual árbitro de la segunda vuelta y prometió emitir un documento para orientar a los votantes.

Según Scioli, los votos de Massa “están más lejos de Macri” por el proyecto de país que plantean y tendió la mano a los votantes de los otros aspirantes presidenciales que el domingo quedaron afuera.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código