HOMICIDIOS DE CINCO JÓVENES CHORRERANOS

Persisten las dudas sobrela investigación policial

Abogados piden que se amplíe la investigación para descartar la posible participación de miembros de la Policía Nacional en secuestros y asesinatos.

A Yong Jian Wu lo secuestraron cuando salía del negocio familiar, el Almacén y Novedades Angelina.

Era todavía de mañana, pero su esposa, Ana Rosa Chong Wan, tenía una cita al mediodía con su médico ginecólogo y lo esperaba en la casa de ambos, en la barriada Nicolás Solano de La Chorrera.

Cuando Wu no llegó, Ana Rosa se preocupó. A las 6:30 p.m. de ese 9 de diciembre de 2010 recibió una llamada del teléfono celular de su esposo y por un instante sintió alivio. El alivio, sin embargo, se transformó en terror cuando una voz ronca, masculina, le dijo al otro lado de la línea que tenía a su esposo secuestrado, que quería 400 mil dólares y que no llamara a la policía.

“Anita, haz todo lo que ellos te digan”, alcanzó a decirle Yong Jian.

Daño y perjuicio

El 7 de diciembre de 2011, Chong Wan presentó –a través de su abogado Balbino Rivas– una demanda de reparación “por el mal funcionamiento del servicio público” de la Policía Nacional (PN).

Chong Wan exige que el Estado le pague 5 millones de dólares por los daños y perjuicios causados a ella y a sus dos hijas, y la Sala Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia admitió la demanda.

Resulta que la familia Wu Chong siente que la PN no hizo “las diligencias pertinentes y oportunas para lograr el rescate con vida de su esposo”, cuyos restos óseos fueron hallados casi un año después del secuestro, en septiembre de 2011.

“Soy un convencido de que hubo negligencia; [la Policía Nacional] fue ineficiente en su labor”, sostiene Rivas.

Tal como dice Samuel Quintero Martínez, abogado de los también secuestrados y asesinados Joel Liu Wong, Samuel Zen Chen y Georgina Lee Chen, en los informes de investigación hay elementos probatorios que podrían determinar una posible vinculación de policías en los delitos.

Las desapariciones

La primera víctima fue Yessenia Lou Kan. Desapareció en octubre de 2010 y, según cuenta Quintero Martínez, la joven tenía un teléfono celular con un programa de posicionamiento global que marcaba en El Trapichito.

“Luego, con el secuestro de Ken (Yong Jian Wu) se marca la misma información. Pasó un año y el otro secuestro también marca en El Trapichito. Si todo marcó en el mismo lugar, ¿por qué no se hizo algo?”, preguntó Quintero Martínez.

El Trapichito fue el sector donde finalmente fueron hallados los cuerpos de Lou Kan, Yong Jian Wu, Liu Wong, Zen Chen y Lee Chen.

Cuando Chong Wan recibió esa llamada el 9 de diciembre de 2010, además del precio por el rescate, la voz ronca le dijo que la Xtrail rojo vino que conducía Wu estaba por los predios del hospital Santo Tomás.

El 10 de diciembre de 2010, la hermana de Wu fue a la dirección de Investigación Judicial (DIJ) de La Chorrera a interponer el reporte de desaparición, luego de que se dieran cuenta de que el celular marcaba el área de El Trapichito, lugar que no frecuentaba la víctima.

Rivas asegura que los propios documentos de la Policía señalan que unos agentes visitaron el área y “que nunca advirtieron nada ilegal o irregular”.

En un informe que la PN envió a la Sala de lo Contencioso Administrativo (en respuesta a la demanda por mal funcionamiento del servicio público) la institución se defiende diciendo que “el hecho de que el GPS del celular del secuestrado haya tenido como última señal el sector de El Trapichito, no es equivalente a que en ese sector se encontraba el plagiado”, porque muchos factores podían incidir para que se marcara ese lugar.

Sobre la Xtrail abandonada, ocurrió también algo curioso. Miembros de la Policía verificaron las filmaciones de la cámara identificada como CA-007, ubicada en el sector del Santo Tomás, y en las grabaciones lograron identificar que a eso de las 3:30 p.m. “un vehículo con las generales del Xtrail se ve venir por la Justo Arosemena y curva en la intersección que da frente a la entrada de Urgencia, hacia avenida México”.

Justo en ese momento, dice el informe enviado a la Corte, “la cámara gira hacia otra dirección” y la próxima imagen que se ve –el reloj marca las 3:32 p.m.– es la Xtrail estacionada “en el lugar exacto donde posteriormente fue recuperada”.

Cinco días después del secuestro (el 14 de diciembre de 2010) se lleva a cabo la operación de rescate de Wu. Le piden a Chong Wan que vaya a los estacionamientos del Super Xtra de La Chorrera para entregar el dinero. La suma había bajado a 83 mil dólares.

Luego le dicen que se mueva de allí y vaya hacia La Pagoda, un centro recreativo de La Chorrera. La entrega del dinero se haría en la cerca perimetral de alambre de púas que separaba el área del centro recreativo de un bosque cercano.

“Los vehículos policiales se ubican en puntos distantes para evitar ser detectados y no comprometer la integridad física de la persona que se mantenía secuestrada”, se lee en el informe policial.

Un familiar de Wu se baja del auto con un maletín ne-gro con franjas crema y ce-leste. Camina hasta la cerca de alambre, ve que allí está el cartucho azul transparente que le han dicho es la seña, y deja la maleta con el dinero.

Los familiares, lógicamente, esperaban que esto terminara con la desdicha.

Pero en el informe policial se lee: “debido a la distancia, al corto tiempo y situación geográfica del terreno donde fue dejado el maletín con el dinero, no se logró observar el punto exacto donde fue dejado el mismo, ni persona alguna que lo haya retirado”.

Una tremenda similitud

Quintero Martínez, abogado de las familias de los tres jóvenes que desaparecieron juntos en septiembre de 2011, cuenta que a Samuel Zen Chen lo iban a secuestrar el 6 de septiembre.

“Él trabajaba en el negocio Noverama, y allí afuera se apostaron ese día unos hombres en un auto. Los trabajadores notan el movimiento sospechoso y avisan a la policía. Unos linces llegan y les dicen a estos hombres que se quiten de allí porque hay cámaras del negocio filmándolos... ¿Por qué tenían que advertirles?”, se pregunta el abogado.

El secuestro, entonces, se produce el 7 de septiembre mientras Samuel conducía hacia la ciudad de Panamá. Con él iban Joel y Giorgina, que no estaban en el plan original.

Quintero Martínez resalta otras cosas. “Cuando les piden a los familiares que entreguen el dinero, una de las condiciones era que pasaran con las cuatro puertas y el maletero abiertos frente a la estación de policía de Hato Montaña...”. Cuando entregan los más de 100 mil dólares exigidos, “la policía recomienda no seguir a la persona que recogió el dinero”.

Otra vez, en el informe policial se encuentran razones para esta decisión: “Según la experiencia del grupo de secuestro, las víctimas de secuestro son liberadas en 95% una vez se satisface el requerimiento económico de los autores del delito”.

Por desgracia, Alcibiades Méndez y Gilberto Ventura, dos de los ocho acusados en el caso, actuaron como se haría en el 5% de los casos.

Frente a la disconformidad de la esposa de Wu expuesta en la demanda, la policía sostiene que “no hubo tal falta del servicio público ni por irregularidad, ineficiencia ni ausencia”.

A Yong Jian Wu le nació su segunda hija cinco meses después de su secuestro, el 23 de mayo de 2011. Por ese embarazo era que Ana Rosa Chong Wan necesitaba ver al médico el 9 de diciembre de 2010.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código