VISIONARIO. JULIO CHANG JIN

Pionero del supermercado

Cuando pocos apostaban por el desarrollo de Penonomé, estableció el primer supermercado, para asombro de los lugareños.

Temas:

Las obras benéficas que se realizaban en el pueblo siempre tenían su apoyo. Las obras benéficas que se realizaban en el pueblo siempre tenían su apoyo.
Las obras benéficas que se realizaban en el pueblo siempre tenían su apoyo.

En 1960, la hoy ciudad de Penonomé apenas estaba conformada por dos amplias calles que convergían en los alrededores del parque 8 de Diciembre, cerca de la iglesia Catedral. Todo era tranquilidad; había poca gente.

Pese a que la situación económica era estrecha en la ciudad, Julio Chang Jin, un joven panameño de ascendencia china, vio una oportunidad allí, aunque no fueron pocos los que le aconsejaron que desistiera de establecer algún negocio.

Décadas atrás, varios de sus paisanos habían llegado a este pueblo, del cual su esposa Helena Chan (q.e.p.d.) quedó encantada, pidiéndole que se establecieran a orillas del río Zaratí.

“Lo más seguro es que quebrarás. No durarás mucho”, llegaron a decirle.

No obstante, pudo más su empeño y por ello decidió comprarle Casa Fung a un conocido, estableciendo allí un comercio de venta de víveres de todo tipo.

A ese negocio, cuya apertura se dio en 1973, lo llamó Súper Centro Elena en honor a su esposa, teniendo una gran aceptación en el pueblo, pues lo convirtió en el primer supermercado que conocían los penonomeños.

Una sonrisa cruza por su rostro al recordar que los lugareños, acostumbrados a comprar en pequeñas abarroterías, se quedaban admirados, pues tenían que usar carretillas para llevar sus productos.

“Era algo innovador. No se lo esperaban”, dice con un dejo de satisfacción.

PRECURSOR

Esto convirtió a Julio Chang Jin en un adelantado en esta rama comercial, y su arrojo al momento de invertir sirvió como ejemplo para el resto de sus paisanos, que hoy día prácticamente dominan el negocio de los supermercados en la capital de la provincia de Coclé.

En aquellos años eran pocos los locales que operaban en el pueblo, entre ellos Casa Chang, Casa de Mayorista y Minoristas Him, y Casa Fung, todos propiedad de comerciantes chinos.

Luego se establecerían otros comercios, entre estos, Comisiones Jaén, y en la década de 1980 llegarían a Penonomé empresarios árabes y españoles.

EMPEÑO

Aunque la economía era lenta, poco a poco el negocio de Julio Chang Jin fue dando sus frutos, pues el chinito, como cariñosamente lo llamaban algunos, siguió vendiendo a real, a medio, a cuartillo, según la costumbre de la época.

Sus compradores habituales eran personas de los campos que venían a Penonomé en busca de telas, pan y kerosene, cuya botella costaba un real.

Estos campesinos llegaban a caballo y sin zapatos a la quebrada que se encuentra en el barrio de El Chorrillo, donde se lavaban los pies y se ponían los zapatos para llegar al pueblo, rememora ahora a sus 87 años.

“Penonomé me acogió como familia. Aquí nació una de mis dos hijas, varios de mis cinco nietos, y además tengo dos biznietos. Todos vienen aquí, porque aunque nací en la ciudad de Panamá y me fui, regresé y me quedé en este pueblo y aquí voy a morir”, comenta un tanto emocionado.

TRAYECTORIA

Julio Chang Jin nació en 1928 en el Barrio Chino, en la ciudad capital, y a los dos años de edad fue llevado por sus padres a China.

En aquella nación estuvo hasta 1949, año cuando decidió regresar a Panamá, y en 1958 se casó con Helena Chan. En el Súper Centro Elena, el supermercado con el que se ganó la admiración de los penonomeños, trabajó hasta 1986, cuando se jubiló de manera anticipada y lo vendió.

Inquieto, agradable y de buena conversación, también tuvo otros negocios como el recordado Rico Burguer, que fue saqueado en 1989 durante la invasión de Estados Unidos a Panamá.

MECENAS

Descrito por sus conocidos como hacendoso, hogareño, buen cocinero, apasionado jugador de baloncesto y de dominó chino, desde sus años mozos se dedica a ayudar a los paisanos que confrontan algún problema migratorio.

Igualmente, no había obra benéfica que se realizara en el pueblo que no tuviera su apoyo decidido y comprometido.

Trabajador incansable, solo cerraba su negocio el domingo después del mediodía, tiempo que luego aprovechaba para irse con su familia a la playa, o a algún sitio de interés en la provincia de Coclé.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código