RELLENOS EN JUAN DíAZ

Polémica entre ministro y alcaldesa por inundación

Los moradores de El Nance, en Juan Díaz, protestaron ayer para exigir la canalización de la quebrada La Gallinaza.

La inundación del jueves que afectó a 100 familias de El Nance, en el corregimiento de Juan Díaz, dejó otra secuela: una controversia entre el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la Alcaldía de Panamá.

En el Municipio de Panamá aseguran que la anegación fue provocada por el trabajo inconcluso de canalización de la quebrada La Gallinaza y que es responsabilidad del MOP.

Mientras en el MOP dicen que eso no es así y no descartan que los rellenos que se construyen en el área de Juan Díaz evitaron el desplazamiento natural del agua. Los permisos para hacer esos rellenos son otorgados por la Dirección de Obras y Construcciones del Municipio.

El enfrentamiento de la alcaldesa Roxana Méndez, y el titular del MOP, Jaime Ford, sucedió mientras moradores de El Nance protestaban en Juan Díaz, a raíz de que sus casas se inundaron.

Dariana Garibaldi, vocera de los perjudicados, dijo que el desastre ocurrió por los rellenos.

Estas personas habían acudido el pasado martes al Consejo Municipal de Panamá con el fin de solicitar a Méndez que agilizara la canalización de La Gallinaza.

Según Garibaldi, la alcaldía está otorgando permisos para construir rellenos en el área y eso los hace propensos a las inundaciones.

Sin embargo, en el municipio aseguran otra cosa. El director de Obras y Construcciones de esa entidad, Juan Manuel Vásquez, aseguró que los rellenos no fueron “el motivo”, porque en el lugar donde se encuentra la comunidad no hay rellenos.

Vásquez explicó que el perjuicio a los moradores lo causaron los trabajos sin concluir de la quebrada La Gallinaza, los cuales adelanta un contratista del MOP. Además, mencionó que la servidumbre de la quebrada está invadida por viviendas.

Rellenos

Por su lado, el ministro de Obras Públicas durante una entrevista con TVN Noticias no descartó que los rellenos sean la causa de la afectación que sufrió la comunidad.

También explicó que cambiaron el diseño de los trabajos de canalización de la quebrada, porque en la servidumbre había viviendas, lo que provocó un aumento del costo del contrato por $1.4 millón.

Más tarde, durante un recorrido por los trabajos de canalización, expresó que solicitarán al contratista agilizar las obras, sino aplicarán la fianza de cumplimiento.

Por otra parte, informó que mandarán al área maquinaria y equipo para recoger la basura acumulada.

El personal de Diseño e Inspección de la entidad analizará nuevamente la propuesta de canalización de la quebrada, con el fin de verificar que es lo adecuado para “minimizar” la situación en esa comunidad.

Otra que llegó a El Nance para conversar con los moradores fue Rosabel Miró, directora de la Sociedad Audubon de Panamá. La ambientalista explicó que tomarían fotos para documentar lo que había pasado.

Miró dijo que llevan un año manifestándose contra la construcción de rellenos en los humedales.

La activista agregó que lo hacen porque entienden que los humedales tienen entre sus funciones la captación de las aguas de los ríos, al actuar como una esponja.

Según Miró, cuando se destruyen estas esponjas naturales y se rellenan esas áreas de tierra o concreto, las aguas se salen de su cauce por los sitios más bajos regularmente poblados.

En otro aspecto, la directora de la Sociedad Audubon no se explica cómo el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y la Autoridad Nacional de Ambiente tienen el conocimiento, la información y los mapas de las áreas inundables, y permiten que se hagan rellenos.

Además, la activista considera que situaciones como las que vivieron los moradores de El Nance se dan porque las autoridades permiten desarrollos en sitios que no son adecuados para la actividad.

A pesar de las advertencias de Miró, el director de Sinaproc, Arturo Alvarado, aseguró que en los últimos tres años no se dieron permisos para construir en áreas inundables.

SPIA CUESTIONA

Por su lado, el coordinador de la comisión de urbanismo de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), Gerónimo Espítia, señaló que el desarrollo urbanístico está dejando comunidades en sitios bajos y que por ende se van a inundar.

Espítia indicó que en las conversaciones que, por cuatro meses, sostuvieron con la Alcaldía de Panamá sobre el tema, le indicó a la alcaldesa que no importaba cuánto ampliaran La Gallinaza. “La situación se mantendrá porque con los rellenos se está afectando el delta del río o sitio de evacuación durante las crecidas”, acotó.

El dirigente de la SPIA considera que los correctivos para el problema no llegan, porque las autoridades no desean hacerlo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

21 Dic 2014

Primer premio

1 5 0 9

DDBC

Serie: 18 Folio: 10

2o premio

8354

3er premio

8458