Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

Menores fallecidos en San Carlos

Policías falla en protocolo de salvaguardar la escena en caso de San Carlos

La Fiscalía solicitó al Órgano Judicial que se investigue a un comisionado y un mayor, por no salvaguardar la escena de un delito.

Temas:

El vehículo Yaris rojo de la familia hindú fue confundido por los policías, que se encontraban en un operativo antidrogas. LA PRENSA/Archivo. El vehículo Yaris rojo de la familia hindú fue confundido por los policías, que se encontraban en un operativo antidrogas. LA PRENSA/Archivo.
El vehículo Yaris rojo de la familia hindú fue confundido por los policías, que se encontraban en un operativo antidrogas. LA PRENSA/Archivo.

Los agentes policiales que dispararon contra un vehículo donde viajaba una familia hindú, y que terminó con la muerte de dos menores el pasado 23 de octubre, en San Carlos, no cumplieron los protocolos adecuados, afirmó el fiscal tercero superior, Sofanor Espinosa, en las conclusiones de la investigación del caso.

Ese día fallecieron a tiros los menores Ishan Bhikhu Ahir y Twinkal Sureshbhai Ahir, cuando se dirigían a un hotel en la provincia de Coclé.

Espinosa remitió la vista fiscal al Órgano Judicial el pasado 23 de mayo, solicitando juicio para el teniente Alexander Rosales por el delito de homicidio y un sobreseimiento provisional a favor de la agente Adelina Pérez.

Concluye que Pérez, a pesar de desenfundar su arma de reglamento, no hizo ninguna detonación y que su actuación se circunscribió a vigilar el vehículo que pretendían someter a revisión, por lo que considera que debe ser sobreseída provisionalmente.

Además, solicitó al Órgano Judicial que se investiguen, por falso testimonio, a los agentes policiales José Javier Rodríguez Escobar, George González Tejedor, Jhonny Samuel Concepción Rodríguez y Edson Daniel González Vázquez, quienes manifestaron haber visto disparar a la agente Pérez, lo que quedó descartado con el peritaje balístico realizado por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

Igualmente, considera que el jefe de la subestación de San Carlos, Baldomiro Montenegro, y el comisionado de esa zona, Domingo Espitía, deben ser investigados a nivel administrativo, por no seguir los protocolos para salvaguardar una escena de un delito y manipular armas de posibles involucrados sin haber esperado al personal idóneo para ello.

Manifiesta que Rosales actuó con dolo, ya que accionó su arma en repetidas ocasiones sobre los ocupantes del vehículo que pretendían detener para investigación. Agrega que su comportamiento se advierte como voluntario, con intimidación, ya que él portaba un instrumento letal que conoce perfectamente por ser policía y portarlo a diario, y aún así la accionó sobre los ocupantes del automóvil.

Considera que había elementos suficientes para solicitar causa criminal, por los señalamientos directos que determinan a Rosales como causante de la muerte de los menores, sin que hubiese indicio de que actuó bajo una causa justificada.

El trágico paseo

Bhikhubhai Ishverbhahi Ahir, padre de uno de los menores, conducía el vehículo Toyota modelo Yaris, color rojo en horas del mediodía, rumbo a la provincia de Coclé junto a sus familiares.

En el carro viajaban su esposa Hinubahen Ahir y sus hijos Vrutika Kumari Ahir e Ishan Ahir Ahir, además de su sobrina Twinkal Sureshbhai Ahir y su prima Hinal Ahir, tras de él iban cuatro autos más con amistades.

Ahir padre dijo a las autoridades que en San Carlos fueron abordados por agentes policiales que estaban de civil y sin ninguna identificación. Se trataba de Alexander Rosales Soto y la agente Adelina Pérez Jordán, quienes dirigían la operación antidrogas denominada “Amanecer”, cuyo objetivo era dar con un cargamento de drogas que iba hacia la provincia de Chiriquí.

En esta operación, las unidades antidrogas le daban seguimiento a un vehículo Kia Río color rojo, un auto taxi color amarillo y un Toyota Yaris Advance rojo. En uno de ellos, según la información que tenían, iban los supuestos narcotraficantes. El automóvil de la familia hindú fue confundido por los policías debido a su color y a que estuvo en lugares donde se encontraban los otros vehículos objeto del seguimiento.

Rosales declaró ante la Fiscalía que en el retén que se hizo para detener a los delincuentes se ordenó al conductor del vehículo rojo que se estacionara, y que al llegar la agente Pérez al auto, el conductor acelera y la agente cae. Dijo Rosales que disparó al automóvil de los hindúes cuando vio que Pérez cayó, pensando que le habían disparado, y que igualmente lo hicieron las otras unidades que se encontraban en la operación.

La agente Adelina Pérez manifestó que nunca disparó su arma. “Yo no disparé, jamás disparé”, expresó. Dijo que una vez cayó al suelo, escuchó las detonaciones, se incorporó y corrió hacia el auto rojo.

Abrió la puerta trasera del auto, apuntó y dijo “policía”, escuchó gritos dentro, vio menores y bajó su arma. “La niña estaba gritando y tapándose los oídos, les dije que se calmaran y pedí una ambulancia”, destacó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código