Precandidata y cumpleañera

No hay duda de que Giselle Burillo sabe cómo agasajar y divertir. Hace menos de dos meses tiró el ministerio por la ventana, en la inauguración del nuevo local de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, donde hubo baile con el cantante de los Rabanes y su mamá recitó una poesía.

La noche del pasado jueves, Burillo fue el centro de otra fiesta, la de su cumpleaños número 54, en el Paradise Banquet Hall.

Aunque esta vez no hubo ningún recital, sí repitió Emilio Regueira, que alternó el escenario con la orquesta Zafiro. Y el invitado especial –nuevamente– fue el presidente, Ricardo Martinelli.

La fiesta no tuvo nada que pedirle a cualquier evento proselitista de Cambio Democrático (CD), el partido en el que militan Martinelli y Burillo. Solo les faltó rifar lavadoras y electrodomésticos. Camisetas, globos y pancartas con los colores de CD y el lema “Giselle para ganar 2014” adornaban todo el salón y su fachada exterior.

Burillo –que fue recibida en la puerta principal por una murga– llegó del brazo del presidente de la Asamblea, Sergio Chello Gálvez

Entre los invitados sobresalieron el canciller, Roberto Henríquez; el director de la Caja de Seguro Social, Guillermo Sáez-Llorens, y la alcaldesa de la capital, Roxana Méndez. Ni Gálvez ni Henríquez se quedaron mucho tiempo, porque les esperaban en la reunión de junta directiva de CD, programada para esa misma noche.

Aproximadamente a las 7:20 p.m. llegó Martinelli. Burillo fue derechito a su encuentro, ya un poco cansada por el baile. A esa hora ya había brincado con la comparsa y se había entarimado con Regueira para hacer los coros. Dio tantas vueltas, que a la tercera canción se tuvo que bajar del escenario. El lugar quedó chico ante la gran cantidad de funcionarios, empleados y simpatizantes presentes.

La fiesta fue organizada por las amistades de la homenajeada. “Son mis amigos de la escuela, mis amigos son los amigos de Cambio Democrático, los Independientes por el Cambio y los Molirena”, resaltó en un corto discurso en el que también arremetió contra algunos medios de comunicación, aunque todos habían sido invitados a cubrir el acto.

“Esta mañana el periódico del ´No´ me sacó una glosa, que los amigos de Giselle habían organizado esta fiesta. Bueno, yo le digo a la que escribió la glosa que es cierto, me organizaron esta ´fiestezota”, expresó.

En medio de la algarabía, Burillo anunció que quiere ser la candidata presidencial en 2014. Primero tendrá que medirse en las primarias de CD ante su virtual rival, el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino, quien también ha exteriorizado sus aspiraciones. Ferrufino, por cierto, no estuvo en este cumpleaños.

Mientras Burillo hablaba, micrófono en mano, Martinelli reía con los diputados José Muñoz y Dana Castañeda. Se le vio repetidamente revisando su celular y enviando mensajes de texto.

“A mí me podrán decir de todo: Guadañita, la 4x4, Madame Kalalú... Pero lo único que no me pueden decir es cobarde”, dijo con fuerza. Agregó que quiere ser candidata para motivar al partido a movilizarse y generar competencia.

“Que no solo seamos los más grandes, sino los más organizados. Yo no los defraudaré y lo que viene ahora es la ´burillomanía”, dijo.

Además de Gálvez, Muñoz y Castañeda, también acudieron los diputados Hernán Delgado, Marylín Vallarino –junto a su esposo y suplente, Agustín Shellhorn–, Gabriel Méndez y Edwin Zúñiga. Además, el titular de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega; los directores José Ramos (Inadeh), Marisín Villalaz (Sertv), Enrique Ho (Autoridad de Aseo) y Giacomo Tamburrelli (Programa de Ayuda Nacional), y Carlos Zabala, del denominado grupo Independientes por el Cambio.

La última en llegar fue la ministra de Trabajo, Alma Cortés, quien de una vez se tomó fotos con el mandatario y la agasajada.

Los que brillaron por su ausencia fueron el ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu –se supone que a esa hora le habría entregando al diario La Estrella una copia de su carta de renuncia–, y el administrador de la Autoridad de Turismo, Salomón Shamah.

La gente bailó y bebió el resto de la noche. La campaña de Burillo había comenzado.

Cortés no descarta ir por la Presidencia

La ministra de Trabajo y Desarrollo Laboral, Alma Cortés, dejó abierta la posibilidad de correr como precandidata presidencial en las primarias de su partido Cambio Democrático (CD), rumbo a las elecciones de 2014.

“A mí me han propuesto, me han dicho. Todo depende, porque hay que tener tiempo, dinero, trabajo, hay que ver, pero en verdad no lo descarto”, expresó la también directiva de CD. “El que respira, aspira”, agregó.

Hasta ahora, los que han manifestado públicamente sus aspiraciones como precandidatos a la Presidencia por CD son los ministros de Desarrollo Social, Guillermo Ferrufino; de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega; de Ampyme, Giselle Burillo, y ahora la de Trabajo, Alma Cortés, quien informó que durante la reunión de la junta directiva nacional de CD se estableció que el próximo 2 de septiembre se llevará a cabo la convención nacional.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código