PARTIDAS DISCRECIONALES

Presidente sufragó parte de gastos de funeral de Estado

El presidente Ricardo Martinelli, a través de las partidas discrecionales, asumió los costos de la decoración del funeral de Estado que se le realizó el 6 y 7 de enero pasado al tres veces presidente de la República Arnulfo Arias.

El último informe divulgado por la Presidencia de la República detalla que para el evento que había sido anunciado por la viuda de Arias, la también expresidenta Mireya Moscoso, como “un acto no político”, el Gobierno destinó 175 mil 462 dólares. Lo hizo a través de un cheque que giró a nombre de Grupo Pompa, empresa dedicada a la organización de eventos.

Días antes del funeral de Estado de Arias, fundador del partido Panameñista y mandatario derrocado en 1940, 1949 y 1968, Moscoso aseguró que el acto no sería político y por ello pidió a los asistentes no llegar con banderas de ningún partido. Declaró que el evento se financiaría con donaciones de amigos suyos y de su difunto marido, y que, por tratarse de un funeral de Estado, el Gobierno se encargaría únicamente del protocolo de Estado.

MOSCOSO RESPONDE

Este diario contactó el pasado viernes a la expresidenta para conocer por qué finalmente el Estado sí asumió los costos.

>>> Martinelli usó las partidas discrecionales para pagar el funeral de Estado de Arias, a pesar de que usted declaró que el evento lo haría con donaciones.

El protocolo de Estado pagó la iglesia en Panamá y los arreglos, las flores, la tarima y el sonido en Penonomé. Eso fue lo que ellos pagaron.

>>> ¿Por qué el Gobierno asumió esos gastos? ¿Formaban parte del protocolo de Estado?

Exacto. Ellos se encargaron de eso. Los amigos y la fundación pagamos el mausoleo y el transporte ese día para que fueran algunos amigos. Ahí no hay nada de sospechas, no quiero que ningún medio se equivoque con el doctor Arias. Cuando fui a pedirle a Martinelli el funeral, me dijo inmediatamente que sí. Lo que pagó con las partidas correspondió al protocolo, punto. A mí me pueden atacar con lo que sea, pero no con el doctor Arias, que le dio tanto a Panamá.

El detalle de la factura publicada por la Presidencia, sin embargo, no solo contempla la decoración de iglesia de Panamá y los arreglos, flores, tarima y sonido en Penonomé. Incluye además la decoración de la catedral de Penonomé, la del Museo Hermanos Arias Madrid, un carro bomba, sillas, mesas, mantelería, plantas, podium, atril, equipo audiovisual, generadores eléctricos, servicios sanitarios, cerca de control, iluminación, catering, maestro de ceremonia, paraguas, banderas y coordinación.

GOBIERNO, ESQUIVO

Consultada sobre el gasto del funeral, la vocera de la Presidencia, Astrid Salazar, respondió escuetamente: “Los cheques son de la partida discrecional del Despacho Superior (Presidente de la República)”.

En octubre de 2009, el Gobierno también se ocupó de los gastos del funeral del primer mandatario posdictadura, Guillermo Endara. Sin embargo, los reportes de Presidencia dan cuenta que Martinelli desembolsó poco más de $24 mil para ese acto, $150 mil menos que para el de Arias Madrid.  

Para esa ocasión, el Gobierno asumió los gastos de cremación (contrató a Sercresa por $2 mil 90), de las carrozas, los trámites de defunción y el ataúd (a Funeraria Le Blanc por $4 mil 200), la confección de los misales (a Agencias Prime Tech por $2 mil 113), el enmarcado de la foto (a Galería Habitante por $237), los violines, sillas, mesas, manteles, decoración de la iglesia, las flores, las plantas (a Grupo Pompa por $12 mil 890) y el servicio de audio (a Bernardo Pinilla por $2 mil 500).

GASTOS MILLONARIOS

El pago del funeral de Estado de Arias es solo uno de los controvertidos desembolsos que ha realizado el Presidente, que en la primera mitad de su mandato (de julio de 2009 a diciembre de 2011) ya se ha gastado 19.1 millones de dólares de las partidas discrecionales.

El citado funeral no encaja en los “proyectos sociales” a los que deberían, en teoría, destinarse las partidas discrecionales, fondos asignados al Ministerio de la Presidencia y puestos a disposición directa del Presidente.

Según último informe trimestral divulgado por la Presidencia en su sitio web (www.presidencia.gob.pa), los gastos del último trimestre de 2011 alcanzaron los tres millones de dólares, que fueron destinados principalmente a pagar mejoras al hogar de personas identificadas como “de bajos recursos”, a saldar cuentas de instituciones que ya cuentan con un presupuesto asignado y a costear servicios médicos a particulares.

Si bien el informe es de acceso público, es subido a la web con retrasos (después de los 30 días posteriores a la finalización del trimestre) y tiene importantes baches. Aunque en el documento se le da la opción al usuario de hacer clic en los números de cheques para ver las facturas, al hacerlo estas salen escaneadas, en muchos casos ilegibles y, algunas veces, no aparecen del todo. En la gran mayoría de los gastos no se publican los finiquitos de la Contraloría General de la República.

Los informes oficiales dan cuenta de que los desembolsos de Martinelli se han ido incrementando desde que llegó al poder. En 2009, cuando empezó su mandato, gastó $1.7 millón (en seis meses, tomando en cuenta desde julio). En 2010 el gasto se disparó a $8.6 millones y en 2011 alcanzó su cifra récord al cerrar el año con un desembolso discrecional de $8.8 millones.

Y si la comparación se hace con respecto a los gastos asumidos por sus antecesores, también queda en evidencia que en tan solo dos años y medio, ya está por alcanzar el monto gastado por sus antecesores en cinco años (ver tabla).

En campaña, el mandatario prometió recortar las partidas discrecionales y en su lugar crear un fondo para atender emergencias y desastres naturales (ver citas). Pero incumplió su promesa.

La historia de las partidas

En la dictadura (1968-1989) se asignaron fondos para los despachos superiores y la Comandancia de la Guardia Nacional.  

Cuando Rubén Darío Carles, primer contralor posdictadura, subió al poder, determinó que los siete presidentes militares que tuvo Panamá se gastaron $35.9 millones. En democracia, el único Presidente que se ha abstenido de usar las partidas discrecionales ha sido Guillermo Endara (1989-1994).

En palabras de Ricardo Martinelli

“Hay que reducir las partidas para lo necesario, no para pagar operaciones a copartidarios, reparar aviones o hacer viajes faraónicos”. 

En entrevista a este diario

Abril de 2007

"Hay que hacer recortes en todos los gastos innecesarios, como el fondo discrecional, los fondos del Despacho de la Primera Dama, el FIS, en fin... Hay que recortar esos lujos innecesarios que existen en el Gobierno”. 

En entrevista a este diario

Octubre de 2008

"Las partidas discrecionales serán reducidas y convertidas en un fondo especial para la atención de emergencias y desastres”. 

Una promesa contenida en su plan de gobierno

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

19 Dic 2014

Primer premio

8 1 9 6

CBCB

Serie: 4 Folio: 3

2o premio

0066

3er premio

0013