ESPACIOS VERDES

Pulmón de la ciudad, amenazado

El Gobierno presentó un proyecto de remodelación del parque Omar, en el corregimiento de San Francisco, a un costo de $35.7 millones.

Temas:

El parque Omar es el hogar de varias especies en peligro de extinción como la iguana verde. Su flora y fauna lo vuelven un oasis entre el concreto. El parque Omar es el hogar de varias especies en peligro de extinción como la iguana verde. Su flora y fauna lo vuelven un oasis entre el concreto.

El parque Omar es el hogar de varias especies en peligro de extinción como la iguana verde. Su flora y fauna lo vuelven un oasis entre el concreto. Foto por: Ricardo Iturriaga

Pie de foto Pie de foto

Pie de foto Foto por: Credito

Pie de foto Pie de foto

Pie de foto Foto por: Credito

La residentes de la zona sugieren que se hagan mejoras a lo ya construido en el sitio. No quieren más edificaciones en este espacio público. La residentes de la zona sugieren que se hagan mejoras a lo ya construido en el sitio. No quieren más edificaciones en este espacio público.

La residentes de la zona sugieren que se hagan mejoras a lo ya construido en el sitio. No quieren más edificaciones en este espacio público. Foto por: Ricardo Iturriaga

Pulmón de la ciudad, amenazado Pulmón de la ciudad, amenazado

Pulmón de la ciudad, amenazado

El pasado 18 de octubre residentes de San Francisco fueron convocados a una consulta pública programada por el Gobierno para dar a conocer un proyecto relacionado con mejoras al Parque Recreativo y Cultural Omar.

La invitación le pedía a los vecinos del área sugerencias para “mejorar” el espacio público, razón por la cual organizaciones como la Asociación de Residentes de Altos del Golf, Loma Alegre y áreas aledañas presentaron su lista de peticiones, entre las que estaban “no más construcciones y demoler las que sobraban o en desuso”.

Esa también fue la posición de la Red Ciudadana Urbana, agrupación que plantea que no se debe tocar el “verde” del parque, debido a que es el mayor pulmón de la ciudad de Panamá.

No obstante, la semana pasada a muchos tomó por sorpresa que el Ministerio de la Presidencia anunciara un proyecto de $35.7 millones en la zona, que implicaba la construcción de plazas de comida, estacionamientos, cercas y otras edificaciones.

Principalmente, dos aspectos inquietan no solo a los residentes, sino también a urbanistas, ambientalistas y organizaciones de la sociedad civil organizada: el costo de la obra y la eliminación del verdor.

Por ejemplo, con ese monto se podrían construir dos escuelas de excelencia, cuyo costo es de $15 millones cada una. También se podría restaurar hasta tres veces el Teatro Nacional, que necesita $10 millones para reabrir, o hasta tres centros de atención primaria de salud conocidos como Minsa-Capsi.

Brooke Alfaro, presidente de la junta directiva del Centro de Incidencia Ambiental, explicó que durante la administración de Mireya Moscoso (1999-2004) presentó una propuesta de remodelación del parque que contemplaba la inversión de cerca de $1.5 millones, aunque finalmente no fue concretado el proyecto.

Según Alfaro “no entiende” por qué un monto que supera los $35 millones. “Con ese costo se podrían hacer varios edificios de apartamentos. Qué pueden hacer que cueste tanto. Esto me tiene incrédulo”, aportó.

NO MÁS INSTALACIONES

La Alcaldía de Panamá también fue consultada por la Presidencia de la República en este tema. De hecho, el alcalde del distrito de Panamá, José Isabel Blandón, sugirió que si bien el parque requiere mejoras se deben mantener las áreas verdes. “No creemos necesario incluir instalaciones adicionales”, manifestó.

A principios de 2014, Blandón le solicitó por escrito al presidente de la República, Juan Carlos Varela, el traspasado al Municipio de espacios públicos como el parque Omar, la calzada de Amador y la cinta costera.

En ese sentido, el urbanista y experto en el tema de los espacios abiertos Gerónimo Espitia considera que el Gobierno está faltando a la propia ley de descentralización que aprobó, pues todo parque debe estar bajo la jurisdicción de los gobiernos locales y no de un despacho de la primera dama.

Para Espitia, con lo que se van a gastar en el parque Omar, se pueden construir tres parques de 6 hectáreas cada uno en la periferia de la ciudad donde vive la mayor parte de la población, como por ejemplo en los corregimientos de Juan Díaz, donde hay 100 mil habitantes, y también en Tocumen.

El experto planteó que en un parque como Central Park, en Nueva York, Estados Unidos, la huella de concreto solo llega al 2%. “No entiendo cómo pretender aumentar la huella de concreto hasta un 12%. Eso representa cerca de 5 hectáreas más de cemento en el parque, lo que no es conveniente”, acotó. Actualmente la huella de concreto es de alrededor de 25%, lo que la podría subir hasta un 37%.

Asimismo, Ricardo Del Valle, representante de la Asociación de Residentes de Altos del Golf, Loma Alegre y áreas aledañas, coincidió con la mayoría de los consultados en que el monto es bastante elevado. “A nosotros nos parece que es una cantidad de dinero bastante elevada para esa cantidad de hectáreas”, puntualizó.

Más allá de hacer ese gran gasto, el residente de Altos del Golf considera que se deben reparar algunos juegos, mantener el lugar limpio, eliminar la maleza y mejorar el manejo de las aguas.

Durante la consulta de octubre, esta Asociación entregó a las autoridades un pliego de sugerencia para acondicionar ese espacio público entre los que estaban: permanente poda de árboles y ramas sobre las áreas de uso, revisión y reparación constante de las lámparas quemadas, no más construcciones y demoler las que sobran, así como modificar la normativa de construcción colindante con el parque Omar (Ver tabla).

Pulmón de la ciudad, amenazado Expandir Imagen
Pulmón de la ciudad, amenazado

Pulmón de la ciudad, amenazado Expandir Imagen
Pulmón de la ciudad, amenazado

Finalmente, los moradores esperan que tomen en cuenta sus sugerencias.

GRUPOS MOLESTOS

Mientras el Gobierno destina $35.7 millones en la remodelación del parque, hay organizaciones que demandan recursos para cultura, educación o salud. Precisamente, cuestionan que se coloque a un “parque como prioridad” mientras hay otras necesidades en el país.

Roberto Flores, del Movimiento Pro Arte, el cual solicitó los recursos necesarios a principios de año para la restauración del Teatro Nacional, en San Felipe, indica que es “lamentable” que le brinden más interés a eso.

“Con ese monto se podrían construir varios teatros. Mientras no exijamos a las autoridades que cumplan con su trabajo van a continuar con este tipo de acciones”, agregó Flores, quien es profesor de música de la Universidad de Panamá.

El Teatro Nacional está cerrado desde junio de 2015, debido a deficiencias en su losa, piso y techo.

A su vez, Emma Pinzón, vicepresidenta de la Fundación de Artritis Reumatoidea de Panamá, subrayó que hay necesidad de medicamentos e instalaciones de salud en el país para estar proponiendo decenas de millones para un parque.

A juicio de Pinzón, el parque Omar cuenta con todos los elementos necesarios y no requiere más obras.

En tanto, Diomedes Sánchez, dirigente de la Asociación de Profesores de la República de Panamá, criticó el proyecto y solicitó la reparación de 10 escuelas que están en estado crítico.

“Hay estudiantes recibiendo clases en centros comerciales e iglesias. La biblioteca Eusebio A. Morales fue abandonada. Creo que no estamos prestando atención a las prioridades”, concluyó Sánchez.

EL PROYECTO

Por el Gobierno, quien participó en la reunión de consulta con los residentes de San Francisco fue Carlos Duboy, secretario de Metas de la Presidencia.

“Nosotros escuchamos las solicitudes de la comunidad sin hablar de montos, y allí los propios usuarios pidieron que se crearan zonas para comprar comida, más canchas deportivas, que se aumentara la vigilancia, al igual que el área para estacionamientos y plazas, entre otras cosas”, indicó.

Duboy reconoció que se trata de un obra costosa, sin embargo, justificó el valor al señalar que es una reestructuración “completa”, “profunda” y “detallada” en las 55 hectáreas de las instalaciones del parque Omar.

“Este es un proyecto costoso, porque no se trata de comprar juegos y gastar dos millones de dólares, hacer una cuneta o una cerca. Se trata de un proyecto integral de rehabilitación y renovación. Es mucho más complejo”, sostuvo.

Mencionó, por ejemplo, que solo en el tema que involucra las mejoras a las ocho canchas deportivas que hay actualmente en el sitio se requieren destinar unos $7 millones.

Por último, detalló que se ha pensado también en utilizar un sistema LED para la iluminación del sitio, lo que requeriría instalar un software que garantizara el ahorro energético, así como un sistema que permita reciclar el agua de lluvia y que este funcione para regar las plantas durante el verano.

(Con información de Rosalía Simmons)

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código