VENEZUELA

Reprimen a ciudadanos mientras sube la tensión

Miembros de grupos pro régimen agredieron a manifestantes y diputados, mientras la Policía reprimía las protestas.

Temas:

Un grupo de venezolanos bloqueó la circulación vehicular en Caracas, en protesta por las acciones del Tribunal Supremo de Justicia y para expresar su rechazo al régimen. Un grupo de venezolanos bloqueó la circulación vehicular en Caracas, en protesta por las acciones del Tribunal Supremo de Justicia y para expresar su rechazo al régimen.

Un grupo de venezolanos bloqueó la circulación vehicular en Caracas, en protesta por las acciones del Tribunal Supremo de Justicia y para expresar su rechazo al régimen. Foto por: Carlos García R.

Estudiantes se enfrentan con uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana cuando protestaban contra las decisiones del poder judicial. Estudiantes se enfrentan con uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana cuando protestaban contra las decisiones del poder judicial.

Estudiantes se enfrentan con uniformados de la Guardia Nacional Bolivariana cuando protestaban contra las decisiones del poder judicial. Foto por: Carlos Becerra

El fotógrafo de la agencia Reuters Marco Bello huye de la Guardia Nacional, en momentos en que cubría una protesta en la sede del TSJ. El fotógrafo de la agencia Reuters Marco Bello huye de la Guardia Nacional, en momentos en que cubría una protesta en la sede del TSJ.

El fotógrafo de la agencia Reuters Marco Bello huye de la Guardia Nacional, en momentos en que cubría una protesta en la sede del TSJ. Foto por: Ariana Cubillos

Un seguidor del Gobierno, que usa un casco, agarra a un partidario de la oposición durante una protesta en la Fiscalía General de la República, en Caracas. Un seguidor del Gobierno, que usa un casco, agarra a un partidario de la oposición durante una protesta en la Fiscalía General de la República, en Caracas.

Un seguidor del Gobierno, que usa un casco, agarra a un partidario de la oposición durante una protesta en la Fiscalía General de la República, en Caracas. Foto por: Marco Bello

Un día después de que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se arrogara las funciones de la Asamblea Nacional en Venezuela, en una acción que fue calificada dentro y fuera del país como un autogolpe de Estado, decenas de estudiantes y simpatizantes de la oposición salieron a las calles en al menos ocho estados del país y en la capital, Caracas, lo que generó choques con la Policía Nacional y simpatizantes del oficialismo, con resultado de estudiantes retenidos, periodistas golpeados y diputados rociados con gas pimienta.

Elenis Rodríguez, de la Asociación Civil de Derechos Humanos y de Derechos Civiles Fundeci, confirmó a este medio que los primeros reportes dan cuenta de que anoche permanecían detenidos dos estudiantes de la Universidad Central de Venezuela y que uno de ellos era atendido por heridas en el rostro. Según la oenegé Foro Penal, los jóvenes formaban parte de un grupo que protestaba frente a la sede del TSJ.

Mientras, la periodista Elyangélica González, corresponsal de Radio Caracol en Caracas, denunció la agresión de que fue víctima por parte de uniformados de la Guardia Nacional cuando cubría los sucesos en la sede del TSJ. Explicó que, a pesar de haberse identificado como periodista, le quitaron el teléfono con el que hacía un reporte en vivo y lo tiraron al suelo. “Me daban patadas, me halaban el cabello, me rasguñaban [...] yo estaba haciendo un pase para radio y ellos decían que yo estaba diciendo que los agentes estaban agrediendo gente [...] los hombres me agarraban mientras las mujeres me golpeaban”, relató a NTN24.

La televisora informó que además de González fueron objeto de ataques los equipos periodísticos de Globovisión y Vivo Play, esta vez por la Guardia Nacional y colectivos chavistas armados.

Otro suceso ocurrió cuando diputados de la Unidad Democrática acudieron a la Fiscalía General a interponer un recurso contra los magistrados que firmaron la sentencia que desconoció la inmunidad parlamentaria y dio poderes ilimitados al presidente Nicolás Maduro, así como la que otorga a la Sala Constitucional las facultades del Legislativo. Allí resultaron con lesiones los diputados José Brito y Dinorah Figuera, que fueron rociados con gas pimienta.

Mientras la tensión subía en el país y seguían las condenas al “golpe institucional”, la canciller venezolana llamó a una reunión al cuerpo diplomático acreditado en su país, que tuvo que cancelar poco después por la escasa concurrencia.

En medio de la nueva escalada del conflicto, el bloque opositor Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció medidas de calle con las que, asegura, busca procurar la mayor eficacia del descontento popular. Para comenzar, invitó a los venezolanos a que, de forma multitudinaria, acompañen hoy una sesión de la Asamblea Nacional en la Plaza Brion, municipio Libertador, donde en 2014 hubo grandes concentraciones opositoras.

La MUD también urgió a la formación de un gran frente democrático por el rescate del Estado de derecho, que incluya a universidades, sindicatos, organizaciones populares y sectores sociales organizados.

La noche anterior, la Cancillería venezolana emitió un comunicado en el que señaló que es falso que se haya consumado un golpe de Estado en Venezuela. “Por el contrario, sus instituciones han adoptado correctivos legales para detener la desviada y golpista actuación de los parlamentarios opositores declarados abiertamente en desacato a las decisiones emanadas del máximo Tribunal de la República”, señala el documento.

El presidente Nicolás Maduro también salió a dar explicaciones ayer. En un acto de clausura de una exposición de tecnología, aseguró que en Venezuela hay plena independencia de poderes y que la única ruptura del hilo constitucional la protagonizó la “derecha fascista” en abril de 2002 contra Hugo Chávez. Según Maduro, él “no sabía nada del pronunciamiento que iba a hacer la fiscal (ver nota relacionada), como no sabía nada de la sentencia del TSJ. Tengo mi opinión como jefe de Estado de una y otra cosa”.

A pesar de las explicaciones del Ejecutivo venezolano, gobiernos del mundo siguieron reaccionando en contra de los fallos del TSJ.

El de Colombia anunció que llamó a consultas a su embajador. Y el presidente Juan Manuel Santos manifestó que anular con una decisión arbitraria el poder legislativo es inaceptable.

A través de un comunicado, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Uruguay, miembros de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur), hicieron un llamado al pronto restablecimiento del orden democrático en el país. “Reiteramos el urgente llamado a que el Gobierno de Venezuela avance efectivamente en la aplicación de medidas concretas acordadas con la oposición, con apego a las disposiciones de la Constitución, para garantizar la efectiva separación de poderes y el respeto al Estado de derecho y a los derechos humanos, así como a las instituciones democráticas”, señala el texto, que también advierte de que seguirán pendientes de lo que sucede en el país “para adoptar otras decisiones político-institucionales colectivas que correspondan”.

En tanto, México endureció su postura. El presidente Enrique Peña Nieto manifestó que su país observa con grave preocupación las recientes decisiones del TSJ, “lo que atenta frontalmente contra la división de poderes y la democracia representativa”.

Por ello, dijo que dio instrucciones a la Cancillería para que “la voz de México se escuche nuevamente en la Organización de Estados Americanos (OEA) y en los foros pertinentes, con claridad y firmeza, fiel a nuestros principios y con entrañable cariño al pueblo venezolano”.

Por otro lado, en declaraciones a NTN24, el canciller paraguayo Eladio Loizaga confirmó que los integrantes del bloque comercial sudamericano Mercado Común del Sur (Mercosur) fueron convocados a una reunión hoy en Argentina.

Indicó que Paraguay volverá a poner sobre la mesa la aplicación del Protocolo de Ushuaia, relativo al compromiso democrático de los países que están dentro del organismo. “Venezuela ha sido cesado en su derecho al Mercosur, así que tendríamos que analizar cuál sería la aplicación” de esa cláusula, apuntó.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, también habló. “Exhorto firmemente a la Corte Suprema a que reconsidere su decisión. La separación de poderes es fundamental para que funcione la democracia”.

En términos similares se pronunció el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy: “si se rompe la división de poderes se rompe la democracia. Por la libertad, la Democracia y el Estado de derecho en Venezuela”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se sumó a las críticas a través de una nota oficial, citada por la agencia de noticias AFP, en la que “condena las decisiones adoptadas por el TSJ, alegando que “constituyen una usurpación de las funciones del poder Legislativo” y representan “una anulación de facto del voto popular mediante el cual fueron elegidos los diputados de la Asamblea”.

En su nota, la CIDH reiteró a las autoridades venezolanas que autoricen una visita de observación al país, pedido que hacen anualmente, sin éxito, desde 2004.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código