Republicanos, con todo el poder

No solo ganaron la Presidencia de Estados Unidos contra todos los pronósticos, sino que se aseguraron el control del Congreso.

Un legislativo dominado por el partido de gobierno

Temas:

Cientos de estudiantes hacen fila para votar en Filadelfia, Pensilvania. Cientos de estudiantes hacen fila para votar en Filadelfia, Pensilvania.

Cientos de estudiantes hacen fila para votar en Filadelfia, Pensilvania. Foto por: Charles Mostoller

El candidato presidencial Donald Trump mira a su esposa Melania al ingresar a la mampara donde le correspondía votar, en Nueva York. El candidato presidencial Donald Trump mira a su esposa Melania al ingresar a la mampara donde le correspondía votar, en Nueva York.

El candidato presidencial Donald Trump mira a su esposa Melania al ingresar a la mampara donde le correspondía votar, en Nueva York. Foto por: Evan Vucci

El expresidente estadounidense Bill Clinton (Izq.) y su esposa, la candidata Hillary Clinton, votan en la escuela Douglas G. Griffin. El expresidente estadounidense Bill Clinton (Izq.) y su esposa, la candidata Hillary Clinton, votan en la escuela Douglas G. Griffin.

El expresidente estadounidense Bill Clinton (Izq.) y su esposa, la candidata Hillary Clinton, votan en la escuela Douglas G. Griffin. Foto por: Brendan Smialowski

El candidato republicano Donald Trump logró al menos 276 votos electorales y se hizo con la Presidencia de Estados Unidos, al ganar la elección en 28 de los 50 estados.

Contra todos los pronósticos de las encuestas, que veían como ganadora a la demócrata Hillary Clinton, el ahora presidente electo partió con una leve ventaja desde que se conocieron los primeros resultados y se consolidó con el paso de las horas, al ganar estados clave como Texas, que le aportó 38 votos electorales; Florida, que le dio 29; Pensilvania, que le otorgó 20; y Ohio y Georgia, que le dieron 18 y 16, respectivamente.

Al cierre de esta edición –2:30 de la madrugada de hoy–, contabilizados los votos en 47 de los 50 estados del país, Clinton triunfaba en 19 y se hacía con 218 votos de los colegios electorales.

El jefe de la campaña de Hillary Clinton, John Podesta, anunció en el centro de campaña que la candidata no hablaría en ese momento, por considerar que el resultado de la elección era todavía incierto. No obstante, media hora más tarde, conocidos los resultados del estado de Wisconsin –que aportó 10 decisivos votos electorales– la cadena CNN anunció que Clinton había llamado a Trump para reconocer su victoria.

Al margen de los votos de los colegios electorales, que definen quién es el presidente de Estados Unidos, los votos individuales –los que emitió cada ciudadano– totalizaban 57 millones 23 mil 154 para Trump, y 56 millones 17 mil 499 para Clinton.

El último estudio de opinión de Reuters/Ipsos antes de la elección dio una ventaja a Clinton sobre Trump con 44% y 39% de las preferencias, respectivamente. En tanto, el sondeo Estados de la Nación de Reuters/Ipsos le dio a Clinton una probabilidad de un 90% de ganar. Los mercados financieros, las casas de apuestas y las plataformas de comercio por internet también previeron un triunfo de Clinton.

Sin embargo, Trump aseguraba que podía lograr una victoria inesperada, como la del brexit en junio para sacar a Reino Unido de la Unión Europea.

En una batalla centrada en gran parte en el carácter de los candidatos, Clinton, ex primera dama y ex secretaria de Estado de 69 años, y Trump, un magnate inmobiliario neoyorquino de 70, se acusaron de no ser aptos para liderar Estados Unidos frente a retos como la ardua recuperación económica, los militantes islamistas y el ascenso de China. Al igual que durante la campaña, Trump se refirió ayer a la posibilidad de no aceptar el resultado electoral, asegurando que vio reportes de irregularidades en la votación, las cuales no detalló.

Clinton, quien buscaba convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos, votó en una escuela primaria próxima a su casa en Chappaqua, en Nueva York, temprano en la mañana.

Los votantes parecían preocupados por la dirección que tome la nación y dijeron que quieren “ un líder fuerte que pueda recuperar el país de manos de los ricos y los poderosos”, de acuerdo con una encuesta de Reuters/Ipsos. El sondeo a más de 10 mil personas que fueron a votar mostró que una mayoría está preocupada por la capacidad de los candidatos para sacar el país adelante. Muy pocos mostraron confianza en que los partidos políticos puedan mejorar su situación.

El triunfo de Trump podría agitar algunos de los cimientos fundacionales de la política exterior estadounidense, como la alianza de la OTAN y el libre comercio, y revertir ciertos logros de Obama a nivel local, como la ley de salud de 2010.

De hecho, los mercados financieros sufrían fuertes pérdidas este miércoles, mientras el dólar se desplomaba y el peso mexicano caía a su nivel histórico más bajo, ante la probable victoria del republicano Trump.

Es una hecatombe en los mercados, ante el avance de Trump hacia la Casa Blanca”, resumió en una nota Craig Erlam, analista de Oanda.

En tanto, en la bolsa de Tokio, el índice Nikkei cerró con una caída de 5.36%, hasta 16.251,54 puntos; es decir, un desplome de 919.84 puntos.

El Ministerio de Finanzas japonés, la Agencia de Servicios Financieros y el Banco de Japón decidieron reunirse de urgencia a primera hora de hoy para analizar la situación en los mercados.

Hong Kong perdía por su parte casi 3%, Sídney 2%, Shanghái 1.3% y Bombay hasta 6%, afectado además por el anuncio del Gobierno indio para luchar contra el dinero negro.

En Estados Unidos, los contratos a futuro en los dos principales índices del mercado -que dan una tendencia antes de la apertura- perdían 5%, mientras que en Londres se desplomaban 4.44%. Por segunda vez en este año, parece que los mercados hicieron pronósticos equivocados.

Un legislativo dominado por el partido de gobierno

Los republicanos mantendrán el control que lograron hace seis años en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, según proyecciones de las cadenas de televisión, y daban una inesperada batalla para mantener su mayoría en el Senado en las elecciones de ayer. Las cadenas ABC y NBC dijeron que los republicanos retendrían el control de la Cámara que tienen desde 2011, tal como se esperaba.

Ya se habían declarado triunfadores en 21 carreras al Senado, con los demócratas logrando una ganancia neta de un puesto. Otras batallas estaban demasiado peleadas.

El dominio partidista del Congreso será crucial para determinar el panorama para el próximo presidente.

La Cámara ha sido un bastión de resistencia contra la agenda del presidente Barack Obama en los últimos años.

La victoria del senador republicano Ron Johnson de Wisconsin sobre el exsenador demócrata Russ Feingold auguraba una noche lúgubre para este partido, que podría verse consignado al estatus de minoría en el Capitolio durante años.

Las contiendas en Pensilvania, New Hampshire y Misuri seguían demasiado cerradas como para declarar un ganador mientras los republicanos defendían una pequeña mayoría de 54-46 en un año electoral impredecible.

Catherine Cortez Masto alcanzó un logro sin precedentes al convertirse en la primera hispana que ocupará 1 de las 100 curules de la cámara alta. La demócrata, nieta de mexicano y que se desempeñó recientemente como procuradora de Justicia de Nevada, se sumará así a los tres senadores hispanos, todos de ascendencia cubana: los republicanos Marco Rubio y Ted Cruz, y el demócrata Bob Menéndez.

A medida que la noche avanzaba, los operadores demócratas pasaban apuros para explicar por qué sus evaluaciones optimistas de retomar el control de la cámara alta estaban tan equivocadas. Algunos culpaban al anuncio que causó sensación del director del FBI James Comey de que estaba revisando un nuevo lote de correos electrónicos vinculados con Clinton de inyectar un nuevo aire a las campañas republicanas.

En Indiana, el representante republicano Todd Young derrotó al exsenador y gobernador demócrata Evan Bayh, que lanzó una campaña de regreso muy publicitada pero que perdió fuelle ante el escrutinio público.

Y en Florida, Rubio venció al representante demócrata Patrick Murphy, lo que le dio a Rubio una plataforma desde la que podría plantear otra candidatura a la Presidencia en 2020.

Además de elegir entre ClintonTrump para la Casa Blanca, los votantes en Estados Unidos debían determinar quiénes llenarán 34 de los 100 escaños del Senado y también las 435 bancas de la Cámara de Representantes.

Actualmente, ambos cuerpos son de mayoría republicana. Una victoria de Trump, sumada a un Congreso republicano, parece implicar un final abrupto para las reformas de salud impulsadas por el gobierno de Barack Obama.

Entre los asuntos que revisará el Congreso el año que viene está la elección de un nuevo juez del tribunal supremo del país.

AP/REUTERS

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código