$4 MILLONES ES EL COSTO TOTAL DEL CENTRO DE RECREACIÓN

Sala de baile y sauna para los funcionarios de la CSS

El proyecto que se desarrolla en Las Cumbres es criticado por empleados de la entidad de salud y por víctimas del dietilene glycol.

A un costo de $1 millón 915 mil 550 la Caja de Seguro Social (CSS) lleva adelante el proyecto de demolición, construcción y renovación del Centro de Formación y Recreación (Cefre ) de la institución, ubicado en Las Cumbres, al norte de la ciudad.

Se trata de una obra catalogada por la Asociación de Empleados de la CSS (Aecss) y asegurados como muy costosa.

El proyecto fue licitado en PanamáCompra en 2012 y ganado por la empresa Proyectos, Ejecución y Control de Obras (Proyeco), por $1.9 millón. Además, la institución realiza trabajos de mejoras en las áreas aledañas por un monto de $2.1 millones, lo que totaliza una inversión de $4 millones.

En la licitación pública por mejor valor también participaron las empresas Sociedad Española de Montajes Industriales, S.A. y A.G Construcción, S.A.

De acuerdo con las especificaciones técnicas que se encuentran en el sitio web de PanamáCompra, el Cefre contará con un área de juego y televisión, cuarto de sauna machihembrado, gimnasio, piscinas y bar.

También tendrá un área abierta de festejo, pista de baile, salón de fiestas y garita de seguridad.

Entre los detalles del proyecto se destaca que la nueva “casa club de la CSS” deberá tener un estilo señorial y módulos para capacitación, con salones de conferencias.

PRIMERA PALADA

La primera palada de la obra fue dada por el director de la CSS, Guillermo Sáez-Llorens, el 12 de julio de 2012, y a final de año comenzó la construcción.

AVANCE DE LA OBRA

El nuevo Cefre reporta un retraso de dos meses y un avance de construcción de 35%, señaló Linett Monterrey, directora nacional de Infraestructura y Servicios de Apoyo de la CSS.

“El retraso se debe a la demora que hubo en el diseño, estudio y desarrollo de planos”, explicó.

A nivel institucional se trabaja en los términos de referencia para la habilitación de canchas, estacionamientos y rehabilitación del lago, como parte del proyecto del Cefre, manifestó.

La construcción deberá estar lista a finales de año y tendrá una vida útil de 30 años. Una vez completado el centro recreativo será administrado por el departamento de Recursos Humanos de la institución.

Por su parte, la empresa Proyeco S.A. al ser consultada sobre el retraso que mantiene, informó que los detalles de la construcción son divulgados solo por la CSS.

COSTO EXCESIVO

La secretaria general de la Aecss, Priscilla Vásquez, rechazó la forma en que se ha manejado el proyecto.

Agregó que “es mucho dinero para un edificio que ya se encuentra construido”.

Vásquez aclaró que la iniciativa de restaurar el centro de recreación no es mala, pero gastarse $4 millones no es justificable.

“Es una excentricidad que es pagada por todos los asegurados”, denunció la secretaria general de la Aecss

Por su parte, el vicepresidente del Comité de Familiares y Víctimas por el Derecho a la Salud y a la Vida, Daniel Sarmiento, manifestó que un club de recreación no debe ser prioridad para la institución, y se debe invertir es en la compra de medicamentos para los asegurados y afectados por el dietilene glycol, así como en insumos para todas las instalaciones.

Sarmiento dijo que “el centro de diversión para los empleados de la institución de salud podía renovarse con menos recursos, y no con $4 millones que es mucho dinero”.

Denunció que hay proyectos que esta administración lleva a cabo con sobrecostos, y el Cefre es uno de estos.

No obstante, Orlando Marín, presidente de la Coordinadora Nacional de Gremios de Profesionales y Técnicos de la Salud, señaló que el proyecto es positivo para los empleados de la entidad, pero las autoridades deben ser más claras en los costos.

Marín recuerda que originalmente este club ya contaba con estructuras como edificios de administración, piscinas y canchas de juego, por lo que considera que la inversión debió ser solo para remodelación.

CSS SE DEFIENDE

El director de la CSS defendió el Cefre alegando que es un incentivo para los funcionarios y un lugar para formación del personal.

Sáez-Llorens afirmó que las nuevas obras fueron solicitadas por los trabajadores de la institución, ya que las instalaciones tenían muchos años de estar abandonadas. Añadió que también se tiene proyectado construir otros centros de recreación en el interior del país.

Originalmente el Cefre era conocido como el Club Campestre de la CSS y estaba administrado por la Asociación de Empleados de la entidad en la década de 1970.

Luego el terreno, de aproximadamente tres hectáreas, pasó a manos de la CSS, debido a una morosidad que tuvo la asociación y que no podía ser saldada.

El traspaso se dio mediante un proceso de jurisdicción coactiva que hizo la CSS en la década de 1990, informó una fuente involucrada a la institución.

En la administración de René Lucciani (2004-2009) se empezaron con los estudios para la remodelación y adecuación del centro de recreación, sin embargo debido a la crisis que tenía la entidad no se destinaron los fondos para su construcción.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código