COLOMBIA. DIÁLOGO CON SEGUNDA GUERRILLA ESTÁ EN VEREMOS.

De Santos y milagros

Santos ha encontrado en los expresidentes Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana sus más enconados adversarios políticos.

Que no. Que es una cosa o la otra. El expresidente colombiano Andrés Pastrana le dijo ayer al mandatario en funciones, Juan Manuel Santos, que “renuncie a la reelección” si realmente quiere la paz de Colombia, en alusión a los diálogos que sostienen el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC ) en La Habana.

Pastrana parece suscribir la tesis de que la reelección de Santos sería un “caballo de Troya” por donde las FARC podrían colarse hacia la toma del poder político sin dar nada a cambio.

Es una tesis muy parecida a la que desde hace algún tiempo blande el principal contradictor –por no decir enemigo– de Santos: el expresidente Álvaro Uribe, quien se la jugó a acabar a sangre y fuego a la guerrilla colombiana, con algunos resultados innegables, pero sin éxito. Y muchos cuestionamientos por sus métodos y sus alianzas con personajes ligados al paramilitarismo y al narco.

A Pastrana no le queda muy “presentable” criticar el proceso de paz actual, pues nadie ha olvidado en Colombia el fiasco que fue su propio proceso, que implicó el despeje de un vasto territorio en el sur del país, que únicamente sirvió para que la guerrilla se fortaleciera.

El proceso que impulsa Santos carece de casi todos los elementos que contribuyeron al fracaso de los diálogos en el Caguán: se realiza fuera de Colombia, el Estado no ha cedido un milímetro de tierra, se ha manejado con cierto grado de hermetismo y se ha incluido en la mesa a las fuerzas militares.

Además, encuentra a las FARC en otra dinámica, muy golpeadas y diezmadas, y sin sus líderes históricos.

Pero, ¿por qué el tema de la reelección se atraviesa en un momento tan delicado de la negociación, cuando el gobierno de Santos alega que ha logrado avances sustanciales con la guerrilla (como en el tema del agro, por ejemplo), cuando esta ha bajado el tono belicoso con el que inició los encuentros, cuando la paz por fin parece posible?

ANHELO

Santos ha dicho que no aspira a la reelección, pero ha sido ambiguo: “Si lo que quiero hacer lo logro en cuatro años, preferiría que no”, dijo en Londres en 2011.

Y el pasado 13 de marzo de 2013 volvió a encender las suspicacias: “¿Qué quiero yo?, que todos los niños y niñas de Colombia lleguen a ser adultos mayores, que no los maten, que no nos matemos. Por eso estoy empeñado como presidente de la República, pero sobre todo como colombiano, en dejar el Gobierno cuando Colombia pueda decir: ´tenemos paz”.

Su hermano, el excodirector del diario El Tiempo Enrique Santos no descarta la reelección, y la considera en este momento una garantía de continuidad. “No es tanto que necesite del proceso de paz para reelegirse, sino que el proceso necesita de la reelección para consolidarse”, dijo al sitio La Silla Vacía.

Y este mismo medio electrónico hace un análisis de una serie de figuras que estarían maquinando para lograrla.

Sin embargo, las encuestas ya no son tan favorables a Santos, cuya popularidad cayó este mes en siete puntos.

Santos tiene apenas hasta octubre para decidirse claramente. Y mientras, su antiguo “amigo” Uribe y al parecer el opositor Pastrana (y otros) han decidido no hacerle el camino fácil.

Además, en La Habana todavía no hay precisamente humo blanco. Es decir, aún le faltan los milagros que le justifiquen otro período en la silla presidencial y su ascenso al altar de la historia.

(Basado en servicios internacionales).

ELN, el otro cabo suelto

También es histórica. También está activa. Sin embargo, generalmente se la soslaya en los despachos noticiosos dedicados a la violentología colombiana. Es el Ejército de Liberación Nacional (ELN), una guerrilla con una larga trayectoria en Colombia y que ahora también quiere su espacio en la búsqueda de la paz. Ya participó en varios intentos frustrados anteriores. También estuvieron anteriormente en Cuba sus altos dirigentes. Y nada. Ahora, con el proceso con las FARC, se siente un poco excluida: “Desde el año pasado les hemos dicho al presidente Santos y a la opinión pública que si es para la paz, cuenten con el ELN”, ha dicho uno de sus dirigentes, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino a El Espectador. Niegan que existan contactos secretos con el Gobierno (como ocurrió con las FARC) y dicen estar dispuestos a sentarse a negociar ya.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código