Asamblea Nacional

Suplente de De Icaza, en el limbo

La inédita historia de Andrés Sánchez Camargo, el diputado suplente que el principal Aris De Icaza se niega a juramentar. Nadie resuelve el caso.

A Andrés Sánchez Camargo bien se le podría llamar el suplente fantasma de la actual Asamblea Nacional.

En las elecciones de 2009 fue elegido como suplente del diputado de Cambio Democrático (CD) Aristides Aris De Icaza por el circuito 8-5 de La Chorrera, pero durante estos tres años se convirtió en el único suplente que no ha sido juramentado. No puede cobrar sus dietas y emolumentos. Mucho menos puede ejercer el papel para el que sus votantes lo escogieron: hacer leyes.

LA HISTORIA

Sánchez Camargo es un taxista en La Chorrera y conoce a mucha gente, característica que es un imán para los políticos. Un día, De Icaza se le acercó y le ofreció que fuera su suplente. “Yo le dije que no tenía dinero... y él me dijo que no me preocupara”, cuenta Sánchez.

Las elecciones de 2009 llegaron y la dupleta fue postulada por CD. Resultaron electos con el residuo tras obtener 17 mil 531 votos.

Lo siguiente: la juramentación. Camargo esperó a que su principal le informara cuándo sería el acto de juramentación de los suplentes en la Asamblea. Pero De Icaza nunca lo llamó.

Sánchez Camargo describe que en múltiples ocasiones intentó contactar telefónicamente al diputado, pero este no contestaba el teléfono. Después, cuenta el suplente, cambió el número.

Cuando logró conseguir su nuevo número y lo llamó, De Icaza lo atendió de forma grosera y le advirtió de que no asistiera al evento para juramentar a los suplentes que ocurriría una semana después de la instalación del primer período legislativo.

De Icaza no niega nada de esto y admite que nunca se interesó en juramentarlo.

“Él no hizo nada. Ni sus vecinos sabían que era mi suplente, y dejó tirados unos banners para instalar en los taxis con el fin de promover la campaña política”, argumenta.

El préstamo a la CA

Pero ahora el caso tomó un nuevo giro. El diputado principal le exige a su suplente que pida un préstamo por $120 mil en la Caja de Ahorros (CA) y que le reconozca $80 mil de la campaña política y otros gastos. Estimando que esto es lo que cobraría como diputado suplente en este quinquenio.

“Él me dice que no me preocupe, que arreglará todo para que me den el préstamo rápido y pueda cobrar ese dinero, para luego juramentarme y habilitarme para cobrar las dietas y emolumentos, con lo que pagaría el préstamo al banco”, indica Sánchez Camargo.

Según el suplente, todas las negociaciones las realiza el abogado Marco Tulio Londoño, quien representa al diputado De Icaza. Ante la negativa del chorrerano de aceptar la sugerencia del actual “padre de la patria”, la cifra bajó de $80 mil a $50 mil.

Consultado por este diario, el abogado Londoño admitió que la propuesta existe porque Sánchez Camargo debe pagarle a De Icaza $60 mil dólares en concepto de gastos de la campaña.

“El préstamo... esa fue una alternativa que Aris le dio; [le dijo] ´toma un préstamo, si tú quieres pedir algo más... que te quede a ti algo; pide un préstamo, yo tengo contacto con el gerente y puedo ayudarte para que te lo aprueben, y de allí me pagas´. Le dijo ´pide $100 mil, $50 mil... lo que tú quieras”, narró el abogado.

El lío del taxi

El préstamo no es el único capítulo complejo de la historia de este taxista suplente. Cuenta Londoño que durante la campaña, Aris De Icaza compró un auto para que Sánchez Camargo lo utilizara como taxi y así promover la campaña.

Fue un arreglo interesante: el taxi pertenece a De Icaza, y el cupo a Sánchez Camargo. Pero el taxi fue chocado y ahora el propietario del vehículo tiene que hacerse responsable por los daños, dice Londoño. “Son dos casos de colisión y esto aumenta la suma de dinero que el suplente le debe [pagar] al diputado”, afirmó.

Sánchez Camargo dice que los daños no ameritan lo que califica como esa exagerada suma de dinero [80 mil dólares]. “Yo he dicho que me haría responsable de lo que me corresponde; es más, le di al diputado $2 mil 400 [para arreglar el choque] y una cosa no tiene que ver con la otra”, expresó.

En cuanto a si trabajó o no en la campaña, dijo: “si era así por qué no desistió de mi postulación desde un principio. Lo que pasa es que él quería salir de primero y salimos de último, pero con los votos que también yo conseguí”, narra.

La peregrinación

Sánchez Camargo cobró los tres primeros cheques de la primera legislatura. [julio, agosto y septiembre de 2009]. Hasta que en octubre de ese año, el Legislativo le paralizó los pagos por no estar juramentado. Entonces, él le expuso su caso al panameñista José Luis Varela, quien por aquel tiempo presidía la Asamblea.

Varela llevó la consulta al procurador de la Administración, Oscar Ceville, que concluyó (basado en los artículos 230 y 232 del Reglamento Interno del Órgano Legislativo) que para que un diputado suplente cobre sus dietas y emolumentos debe ser juramentado.

Al no encontrar respuesta en la administración de Varela, continuó su lucha con la gestión del diputado de Cambio Democrático, José Muñoz, pero tampoco este le encontró solución al tema.

Entonces expuso su queja ante el Consejo Nacional de Transparencia contra la Corrupción, a cargo de Abigaíl Benzadón, entidad que conoció el caso el pasado 22 de julio de 2011, y remitió una carta a la Asamblea Nacional para que le explicara el asunto.

En la nota, contestada por Héctor Aparicio, presidente de la Asamblea Nacional en ese momento, se informó que desde el 10 de julio de 2009 el diputado Aristides De Icaza notificó a la Presidencia de la Asamblea Nacional, a cargo del panameñista Varela, que Sánchez Camargo no había sido habilitado ni juramentado para efecto de sus pagos de emolumentos y beneficios inherentes al cargo de suplente.

“En el caso que nos ocupa el diputado suplente, Andrés Sánchez, no ha sido juramentado y no ha sido habilitado como tal. En virtud de lo anterior, este órgano del Estado considera prudente acoger el criterio jurídico expuesto por la Procuraduría de la Administración”, dice la carta.

Ninguno de los tres presidentes de este órgano del Estado medió para juramentar al diputado suplente. La actitud de los ex-presidentes contradice al artículo 16 del reglamento interno de la Asamblea, que dice que entre las funciones del presidente del Órgano Legislativo están la de “ servir de mediador en la solución de los conflictos que surjan entre el diputado o diputada principal y sus suplentes, o entre estos”.

Mientras que el artículo 3 de ese mismo reglamento advierte de que “los diputados o diputadas que no hubieran sido juramentados en la sesión de instalación de la Asamblea Nacional y los diputados o diputadas suplentes al ocupar por primera vez el cargo, deberán juramentarse ante el pleno en la misma forma establecida en el presente artículo”.

Los viajes de De Icaza

Hay constancia de, por lo menos, cinco viajes que ha hecho el diputado De Icaza, y ha preferido dejar la curul sola antes que juramentar y habilitar a su suplente. Durante 2010, viajó a Cali, Colombia, y a Madrid, España. Ese año también viajó a Suiza. En 2012 ha estado en El Salvador y en España.

La mirada externa

Según Edwin Cabrera, analista político y exsecretario de la Asamblea Nacional en la administración de la expresidenta Mireya Moscoso, los suplentes deben juramentarse una semana después de que lo hacen todos los diputados.

“Corresponde a los diputados habilitarlos para que ejerzan su suplencia cada vez que sean requeridos. A esta altura ya todos deben estar juramentados”, destacó.

El magistrado del Tribunal Electoral (TE) Eduardo Váldes Escoffery afirmó que ese asunto ya no está en manos del TE. “Nosotros cumplimos con acreditarlos; ese es un problema a lo interno de la Asamblea”, explicó.

Para el exmagistrado del TE Guillermo Márquez Amado, las normas del reglamento interno de Asamblea Nacional van en contra de la libertad del sufragio.

“La Asamblea ha aprobado una disposición que impide que el suplente ejerza, aun cuando es el pueblo el que lo ha elegido. La juramentación no depende del principal, sino del mandato del pueblo panameño”, asegura Márquez.

El final de esta historia se remite al principio: pese a que fue elegido, Sánchez Camargo está atado a lo que diga su principal. Hay más preguntas que respuestas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código