´The Economist´ duda de Ricardo Martinelli

Las decisiones del gobernante panameño, Ricardo Martinelli, trascienden fronteras. En el último mes, la destitución del vicepresidente, Juan Carlos Varela, como canciller de la República; la consiguiente ruptura de la alianza entre los partidos Panameñista y Cambio Democrático (CD); y el caos por la segunda vuelta electoral, han captado el interés de medios de comunicación internacionales, incluyendo a The Economist.

Es el segundo artículo que la prestigiosa revista inglesa dedica a Panamá en los últimos dos meses. En julio pasado hizo un análisis comparativo titulado “¿Un Singapur para Centroamérica?”. Entonces lanzó una advertencia. “A menos que Panamá ´limpie´ su gobierno, corre el riesgo de convertirse en el próximo México en vez del próximo Singapur”. En su artículo más reciente titulado “Con amigos como estos”, evalúa la gestión de Martinelli y su agenda política, con un pronóstico dudoso.

La última publicación cuestionó la credibilidad de Martinelli. Calificó la alianza Panameñista-CD como una “estrategia política” para llegar a la Presidencia, y establecer a CD –colectivo fundado y presidido por Martinelli– como “una fuerza política independiente y dominante”.

Al respecto, recordó que la primera acción de Martinelli al tomar el mando, en julio de 2009, fue socavar el poder del Partido Revolucionario Democrático, y ahora busca deshacerse de las “ataduras” del panameñismo. Destaca el proyecto de ley para la segunda vuelta electoral y la ruptura de la alianza como indicadores.

De acuerdo con The Economist, la segunda vuelta sería un “suicidio electoral” para el Panameñista, que preside Varela. Calculó que CD solo necesitaría llegar de segundo lugar para poder asegurar la victoria nuevamente en 2014, ya que buscaría apoyo en otras bases políticas.

La revista atribuyó el apoyo a la segunda vuelta electoral por algunos miembros del Panameñista a dos factores: a que hay diputados con miedo a perder partidas para desarrollar obras en sus distritos si votan contra la segunda vuelta, y a que, supuestamente, el Presidente los amenazó con revelar los resultados de algunas auditorías hechas al manejo de esos fondos.

Para The Economist, Martinelli convocará a un referéndum sobre la segunda vuelta porque reconoció que la población está preocupada por su power grab, o rebatiña de poder.

Asevera también que la destitución de Varela como canciller ha sido un acto demasiado “humillante” para arreglar el daño político.

La publicación citó que el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino, considera las reformas electorales como “una amenaza a la democracia”. Vallarino negó ayer este señalamiento, y dijo que no ha hablado con nadie de la revista.

El artículo no toca temas de corrupción patentes. Sin embargo, concluye diciendo que Martinelli es “testarudo” y que lo más probable es que seguirá adelante con su agenda, y no con sus promesas. Afirma que después de la cantidad de promesas que ha roto, particularmente a Varela, “su credibilidad ha visto mejores días”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código