LOS EXPEDIENTES DE ITALIA

Velocci pide ser interrogado en Italia por fiscales panameños

Tras los primeros interrogatorios, los fiscales italianos no están seguros si Valter Lavítola está verdaderamente dispuesto a cooperar.

“Queda demostrado que el presidente [Ricardo] Martinelli no tiene argumentos...”.

Así reaccionó Mauro Velocci –testigo clave en la investigación por corrupción internacional que adelanta la Fiscalía de Nápoles y que involucra a Valter Lavítola–, luego de que el Presidente de Panamá lo acusara, durante una rueda de prensa la noche del pasado jueves, de ser una persona con problemas de drogas.

Velocci, quien preside el Consorcio Svemark Panamá y que propuso y negoció por meses con funcionarios panameños la construcción de cuatro cárceles modulares por $176 millones, dijo vía telefónica a La Prensa que si le respetan las garantías de su país, está dispuesto a declarar ante los funcionarios del Ministerio Público de Panamá que viajaron a Italia.

“Me da risa... ahora Mauro Velocci es drogadicto, andaba con prostitutas y mañana dirán que yo usaba faldas”, dijo el italiano que, junto a Lavítola, sostuvo varias reuniones con la hoy exministra de Gobierno Roxana Méndez para tratar el tema de las cárceles modulares.

Con estos señalamientos, Velocci también respondía a las declaraciones que dieron al diario oficialista Panamá América Antonio Santoya Hernández y Fabiana Querini, su chofer y traductora, respectivamente, quienes lo acusaron de tener un “comportamiento confuso”.

“Ahora, por dos dólares esta gente me acusará de todo”, sostuvo Velocci, al tiempo que comentaba que solo declarará en su país.

Sin entrar en detalles, Velocci aseguró que en las “actas” que reposan en la Fiscalía de Nápoles aparece el nombre de uno de los hijos del presidente Martinelli, al que identifican como “Rica”, y quien supuestamente mantenía comunicaciones con Lavítola sobre las cárceles modulares y un helicóptero.

Justamente, la mención de su hijo en la conferencia de prensa del jueves, irritó al presidente Martinelli. “Mi hijo conoció a Lavítola como lo conocí yo... publicar un email es violación de la privacidad... en los emails que he visto no hay nada pecaminoso... perdone, no hay ninguna vinculación, mi hijo no es funcionario público... sea un poquito más responsable y respete”, fue la respuesta del mandatario cuando un periodista lo interrogó sobre las razones por las que uno de sus hijos, sin ser funcionario, intercambiaba información con Lavítola sobre el proyecto fallido de las cárceles.

En los correos electrónicos divulgados por Velocci, aparecen comunicaciones entre Lavítola y “Rica”, en los que el primero solicita que se hable con la exministra Méndez para cerrar el tema de las cárceles.

El 9 de diciembre pasado, La Prensa preguntó a Méndez si en las negociaciones había participado algún pariente del presidente Martinelli y su respuesta fue: “no, que yo sepa. Eran los equipos de Gobiernos”.

CONTRADICCIONES

La exministra y hoy alcaldesa del distrito capital y el presidente Martinelli han asegurado, una y otra vez, que las cárceles modulares se “echaron para atrás” porque eran muy caras.

“Aquí nunca se hicieron cárceles modulares... eso era lo que ellos [representantes de Svemark] querían”, dijo el mandatario la noche del jueves, al tiempo que preguntaba: “¿por qué vamos a construir unas cárceles modulares en Panamá, si aquí las cárceles se construyen con bloque, arena y cemento y crean mano de obra?... Eran muy caras”, insistió.

Contrario a lo señalado por el mandatario, en La Chorrera se construyen cárceles modulares. ( Ver nota relacionada).

En su cuenta de Twiter, Martinelli justificó ayer su construcción alegando que son españolas y más baratas, al tiempo que se preguntaba “¿dónde quieren que metamos a los presos mientras construimos?

En carta del 23 de julio de 2011, que dirigió Méndez a Svemark para comunicar que el proyecto se suspendía “por ahora”, califica la propuesta como “muy valiosa”, y que se ajusta a lo que se desea implementar en el Sistema Penitenciario panameño en un futuro. (Ver facsímil).

Incluso, en agosto de 2009, el entonces recién nombrado ministro de Gobierno y Justicia, José Raúl Mulino, habló de este tipo de cárceles que haría un consorcio italiano, para “solucionar el problema del hacinamiento carcelario”.

Además, en julio de 2010, Mulino presentó, con entusiasmo, este proyecto en la ciudad de Colón.

DESDE ITALIA

Ayer, la Fiscalía de Nápoles informó que la próxima semana continuarán los interrogatorios a Valter Lavítola, ya que, hasta ahora, el mediador del conglomerado de Finmeccanica y el Gobierno de Panamá “no aclaró si está dispuesto a colaborar con la justicia italiana”.

La agencia de noticias Ansa reportó ayer que la prensa italiana se interroga sobre la posición de Lavítola, así como sobre su disposición o no de colaborar en las investigaciones en las que está implicado, entre ellas, la del supuesto “soborno” a funcionarios de Panamá, incluido, el Presidente de la República.

Otra interrogante que está circulando en los ambientes que se ocupan del “dossier Lavítola”, agrega la agencia noticiosa, es la verdadera razón por la que el hombre de negocios italiano decidió regresar a su país tras ocho meses de estar prófugo en Panamá, Brasil y Argentina.

Lavítola también enfrenta una investigación vinculada a la publicidad que “dos formaciones políticas locales” relacionadas al expremier Silvio Berlusconi pautaron en 2008 en el diario Avanti!, del que fue director.

Según Ansa, ese año, el partido Forza Italia, fundado por Berlusconi, y la alianza conservadora Pueblo de la Libertad llevaron a cabo una campaña publicitaria en Avanti! por 1.9 millón de euros, cifra considerada excesiva en relación a las ventas del periódico por los jueces que están investigando a Lavítola.

Sobre este tema, ya se había pronunciado en octubre de 2011 Sando Bondi, exministro y hombre de confianza de Berlusconi, recordaron ayer fuentes judiciales. Esa declaración se encuentra adjunta en los documentos de la investigación.

“La cifra está referida a la campaña publicitaria de un año”, precisó Bondi, añadiendo que esa “inversión” fue decidida “de manera autónoma” por Lavítola y, por lo tanto, Berlusconi no estaba al tanto.

“Conozco a Lavítola desde hace tiempo y fue él quien me indicó la posibilidad de hacer esa publicidad”, añadió Bondi, precisando “no conocer, por otra parte, el precio que hubiera tenido una campaña publicitaria similar en los diarios La Republica o Corriere della Sera

Empresa construye cárceles modulares en La Chorrera

El jueves pasado, durante la polémica conferencia de prensa, el presidente, Ricardo Martinelli, afirmó que en el país no se han construido ni se construyen cárceles modulares como las rechazadas a la empresa italiana Svemark. Sin embargo, la empresa Construcciones y Remodelaciones Eurox S.A. ganó en agosto de 2011 una licitación para la construcción de celdas modulares en la cárcel pública de La Chorrera.

Información publicada en PanamáCompra da cuenta de que el contrato por $4.8 millones incluye el suministro e instalación de 66 módulos carcelarios móviles y el diseño y construcción de la plataforma de montaje. Los módulos, de 6.05 por 2.43 metros y un espesor de cuatro pulgadas, tendrán capacidad para cuatro privados de libertad, y comenzaron a ser ensamblados en marzo de este año y, dos semanas atrás, empezaron a ser trasladados al penal.

Representantes de la empresa que ganó la licitación afirman que se trata de un consorcio panameño registrado desde hace 10 años en la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos.

La construcción fue suspendida el miércoles pasado, debido a que la compañía no había pagado los impuestos municipales. Sin embargo, esta deuda ya fue saldada, lo que permitió la continuación de las obras.

El ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, explicó que estas cárceles modulares fueron el producto de una licitación que fue ganada por una empresa con tecnología española, que no tiene ninguna relación con Italia ni con italianos.

Una vez consultado el ministro Fábrega sobre este tema, el presidente Martinelli envió un mensaje de Twitter citando este proyecto.

En tanto, fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron que la Cancillería italiana ya concedió la cita solicitada por el encargado del Ministerio de Relaciones Exteriores, José Raúl Mulino, para entrevistarse con su homólogo, Giulio Terzi.

La delegación panameña partirá hacia Italia mañana, y las reuniones se efectuarán entre el lunes y miércoles de la próxima semana. No se dieron detalles de la agenda ni de las personas con las que el ministro espera reunirse, además de con su homólogo Terzi.

Santiago Cumbrera

Eric Ariel Montenegro

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código