Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

Vuelo truncado

Temas:

En 2013, el renovado aeropuerto Enrique A. Jiménez, de Colón, fue inaugurado con bombos y platillos por el presidente Ricardo Martinelli a un costo de casi 60 millones de dólares. Hoy permanece prácticamente desierto. En 2013, el renovado aeropuerto Enrique A. Jiménez, de Colón, fue inaugurado con bombos y platillos por el presidente Ricardo Martinelli a un costo de casi 60 millones de dólares. Hoy permanece prácticamente desierto.
En 2013, el renovado aeropuerto Enrique A. Jiménez, de Colón, fue inaugurado con bombos y platillos por el presidente Ricardo Martinelli a un costo de casi 60 millones de dólares. Hoy permanece prácticamente desierto.

El 27 de abril de 1913, tuvo lugar el primer vuelo entre las costas Atlántica y Pacífica de Panamá. Un avión, que había partido de Balboa, equipado con una cámara filmadora de la época, captó por primera vez imágenes del Canal de Panamá y aterrizó en un campo cercano al puerto de Cristóbal, en Colón.

El campo, un antiguo pantano denominado Coco Walk, en la actual área de Coco Solo, fue utilizado por la aviación militar estadounidense de la Zona del Canal de Panamá como pista provisional.

En aquella área se había establecido, en marzo de 1918, el séptimo escuadrón de la Fuerza Aérea estadounidense en Panamá. Poco después se le bautizaría como France Field, en memoria del teniente Howard J. France, el primer piloto muerto en un accidente aéreo de la zona canalera.

Durante la Primera Guerra Mundial, France Field fue la base para vuelos de reconocimiento y también sirvió para que, a través de fotografías aéreas, se perfeccionara la confección de mapas de la Zona del Canal.

Durante el período de entreguerras, France Field se expandió y se modernizó. Cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, France Field tenía la capacidad de albergar bombarderos y mantener misiones de vigilancia sobre el litoral atlántico para prevenir ataques de submarinos, una amenaza real, según los planes de la Alemania nazi y Japón.

Tras el fin de la guerra, la actividad militar de France Field fue reducida significativamente.

El 1 de noviembre de 1949, la base aérea de France Field dejó de operar allí. El aeropuerto entonces se convirtió en un aeródromo civil dentro de la Zona del Canal, eso sí, bajo injerencia de la Fuerza Aérea estadounidense.

El aeropuerto se convirtió en un punto estratégico de la aviación civil, pues allí llegaban vuelos procedentes de Miami, en ruta hacia Buenos Aires y otros destinos de América del Sur.

A raíz de la aprobación de los tratados Torrijos-Carter sobre el Canal de Panamá, el 1 de octubre de 1979, France Field pasó al control panameño, convirtiéndose en un aeropuerto para vuelos domésticos y preferentemente para aeronaves pequeñas.

Se le denominó entonces aeropuerto Enrique A. Jiménez en memoria del expresidente de la República y creador de la Zona Libre de Colón.

Veinte años más tarde, el aeropuerto Enrique A. Jiménez volvió a estar en el centro de la atención pública, como parte de un ambicioso plan de modernización que vendría a rescatar la golpeada situación social y económica de la provincia de Colón.

Se trataba del tristemente célebre proyecto del Centro Multimodal Industrial y de Servicios (CEMIS).

El CEMIS contemplaba una inversión de 180 millones de dólares en el sistema de transporte aéreo, incluyendo entre otras facilidades, una pista de, mínimo, 2 mil 800 metros de largo con un ancho de 45 metros, donde podrían aterrizar aviones 747.

Para 2005 ninguna obra se había adelantado y el entonces presidente Martín Torrijos aún no decidía si anular el contrato y llamar a una nueva licitación, luego de las serias acusaciones de sobornos a legisladores para asignar el proyecto al Grupo San Lorenzo.

En 2008, se decidió finalmente replantear el proyecto y reasignar a otros usos las tierras que iban a destinarse al centro multimodal.

Así, la Autoridad de Aeronáutica Civil acordó con la Zona Libre de Colón traspasarle las 288 hectáreas del aeropuerto Enrique A. Jiménez con el fin de expandir las actividades comerciales de la zona franca. Hubo malestar por esta decisión.

Cuando en 2009 asumió la presidencia Ricardo Martinelli, su gobierno anunció la ‘resurrección’ del aeropuerto Enrique A. Jiménez, que sería reconvertido en una terminal internacional.

Según el entonces director de Aeronáutica Civil, Rafael Bárcenas, este proyecto era uno de los ‘imperdonables’ del programa de Martinelli.

Para el entonces gobernador de la provincia, Pedro Ríos, y el diputado colonense Mario Lazarus, la obra podría llegar a generar entre 500 a mil plazas de empleo de forma directa.

En noviembre de 2010 se colocó la primera piedra de la obra, asignada a la constructora MECO a un costo de 58.3 millones de dólares.

Para julio de 2012, la obra tenía un 67% de avance. Durante un recorrido que el presidente Martinelli hizo en esas fechas para verificar el progreso del proyecto, Bárcenas reafirmó que “la remodelación de esta terminal será beneficiosa para la provincia”.

Un año más tarde, el 30 de agosto, tres meses antes de que estuviera lista la obra, la terminal aérea fue inaugurada por el Gobierno Nacional.

Entre la población colonense, sin embargo, reinaba un ánimo entre la esperanza y escepticismo, ante las decepciones sufridas con anterioridad.

Pese a todas las expectativas, el aeropuerto no arrancó como se esperaba. Hubo poco interés y las aeronaves pequeñas de empresarios de la Zona Libre y algunos otros vuelos domésticos en su mayoría fueron los únicos que utilizaron la moderna y costosa terminal.

En diciembre de 2014, ya bajo el gobierno de Juan Carlos Varela, se planteó la posibilidad de convertir el nuevo aeropuerto en uno de carga.

Ya Varela, al inicio de su gestión, había señalado que el aeropuerto Enrique A. Jiménez “no era una prioridad”, por cuanto que, entre otras cosas, la autopista Panamá Colón había agilizado el desplazamiento interno desde y hacia la ciudad atlántica y su zona libre y había otras prioridades para la provincia, como el plan de renovación urbana.

A mediados de 2015 había algunas empresas interesadas en replantear el uso de la terminal aérea como zona de reparación de aeronaves.

También hay propuestas para convertirlo en una academia de pilotos o en un hotel para turismo general, entre otras propuestas.

Todavía las autoridades no se ponen de acuerdo sobre el destino final de este proyecto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código