PIONEROS. LA AVIACIÓN AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD.

Por los aires de Azuero

Uno de los pioneros de la aviación santeña, Eustorgio Moreno Vargas, llevaba desde cerdos hasta hielo en su pequeña avioneta.

El calendario marcaba el 22 de marzo de 1949 cuando a las 10:00 a.m., con el sol a su espalda, Miguel Gutiérrez fue mordido por una culebra, allá en Llano de Piedras, en Macaracas.

Ese día, mientras le ponían trapitos impregnados de alcohol en la herida, que ya empezaba a enrojecerse, los lugareños se subieron al techo de una casa próxima a una pista de aterrizaje y colocaron una bandera blanca para que el aviador que con regularidad pasaba por el lugar la viera, descendiera, y llevara al enfermo al hospital de la ciudad de Las Tablas.

El aviador era Eustorgio Moreno Vargas, quien al mando de una pequeña avioneta, que compró en 2 mil dólares, y a la cual solo le cabían dos pasajeros, se dedicaba a transportar personas, mercancías y enfermos.

“Cuando no había pasajeros, la carga no podía superar los cuatro quintales, y el pasaje se cobraba según donde viajara la persona”, comenta el hoy retirado aviador.

Por esos años, generalmente se volaba sobre todas las pistas que se habían abierto en la provincia, para ver, sobre todo, si había alguna emergencia.

“Cuando veíamos una bandera blanca en el techo de alguna casa próxima a la pista, sabíamos que teníamos que aterrizar inmediatamente, pues era la señal de que había un mordido de culebra”, aseguró.

Nacido el 21 de enero de 1930, a los 20 años de edad Moreno Vargas comenzó la aventura de volar por los aires azuerenses.

Como sus deseos de aprender el oficio eran grandes, por recomendación del también piloto Marcelino Pinzón, su padre lo envió a una escuela de aviación ubicada en la ciudad de Las Tablas, donde recibió su licencia comercial.

Con cierto orgullo manifestó que las primeras instrucciones las recibió en 1954 y que se mantuvo como aviador independiente por unos cuatro años.

Con su labor ayudó a salvar muchas vidas en los apartados campos de la provincia de Los Santos.

encargos

En su pequeña avioneta, las gallinas, cerdos, patos, y los productos agrícolas eran los pasajeros habituales.

Moreno Vargas recuerda con una sonrisa cuando le hacían los encargos de llevar hielo desde Las Tablas hasta lugares en el Valle de Tonosí donde se realizaban parrandas y fiestas patronales.

Pero una de las anécdotas que aún le ponen la piel de gallina fue cuando alzó vuelo hacia la pista de Bajos de Güera, donde iba a llevar un trapiche, y a una altura considerable tuvo que detener la avioneta porque se rompió el tanque del aceite, obligándolo a hacer un aterrizaje forzoso.

Pese a inconvenientes como ese, dice que aquel 22 de marzo de 1949 Miguel Gutiérrez pudo ser llevado al hospital tableño, en donde le aplicaron suero por la mordida del ofidio, pudiendo luego regresar, en la avioneta, a Llano de Piedras.

Despegando desde la campiña

La fiebre de la aviación en la región de Azuero se inició con Antonio Castro, quien como alcalde de Tonosí durante el período 1948-1952 incluyó en su plan de trabajo la construcción de una pista de aterrizaje en la cabecera de este distrito. La idea era superar la lejanía existente, debido a que las embarcaciones que llegaban a la zona lo hacían una vez al mes, dejando incomunicada a esta población. En julio de 1949, en un lote ubicado en la comunidad de Río Viejo, se iniciaron las juntas de trabajo que culminaron con la construcción de la pista. El primer aviador que hizo viajes desde Tonosí hasta Las Tablas fue Rodolfo Encalada, mientras que la primera compañía de aviación con itinerario de Tonosí a Aguadulce fue la formada por Alonso Valderrama. En octubre de 1951 se constituyó la Compañía Transporte Istmeño Aéreo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código