tradición. ALEGRÍA DE LAS CORRIDAS DE TOROS.

Sin la alegría del pito y la caja

El sonido alegre y melancólico del pito y la caja que se escuchaba en las corridas de toros, ha ido desapareciendo con el pasar de los años.

Cuando el pegajoso sonido del pito y la caja se dejaba escuchar en las tradicionales corridas de toros, la euforia se apoderaba de los presentes.

En ese instante, el toro embravecía y el torero se le acercaba con sigilo para tratar de sacarle un lance, mientras la multitud aplaudía al grito de “olé toro, olé toro”.

Y es que el toque del pito y la caja era acompasado, rítmico, con un dejo de melancolía en cada nota, que no podía faltar en esas tardes de toros, en las cuales la población, ataviada con sus mejores galas, se volcaba a las plazas para seguir festejando.

Estos festejos se daban con mayor regularidad en la región de Azuero durante las fiestas patronales.

Curiosamente, en Azuero cada pueblo celebra en grande las fiestas de su santo patrono o santa patrona, y los bailes típicos y las corridas de toros son casi obligatorios.

Esto dio margen a que el pito y la caja se ganaran un lugar en el corazón de los azuerenses.

Lamentablemente, hoy ese sonido que alegró a tantos ha quedado relegado y solo se escucha en las pocas plazas de toros que se mantienen en el país, mientras que en la iglesia de Santa Librada, de Las Tablas, se mantienen vivas, año tras año, estas notas musicales cuando algunos de sus feligreses le rinden pleitesía a la santa patrona.

Procedencia

Aunque no se conocen documentos que brinden información exacta de cuáles fueron las primeras corridas de toro acompañadas por estos dos instrumentos, según los pocos músicos que los interpretan, ambos instrumentos llegaron tras la conquista española.

Desde entonces se convirtieron en los instrumentos que alegraban las corridas de toros y ponían más furiosos a los vacunos, según recuerda el hoy ya retirado veterano torero de La Villa de Los Santos Eladio Bernal.

Bernal, quien lidió valientes toros en diferentes plazas de la región de Azuero, indica que cuando se escuchaba la música del pito y la caja, y se encontraba frente al vacuno, había que tener coraje para sacarle un lance.

No obstante, esos momentos de la época de oro de las corridas de toros en Herrera y Los Santos han quedado relegados a las plazas históricas de Parita, en la provincia de Herrera, y Praga y Guararé, ubicadas en Las Tablas y Guararé, respectivamente, donde aún se escucha esta música.

La música del pito y la caja también se ha mantenido por medio siglo en la iglesia de Santa Librada, en la ciudad de Las Tablas.

Allí, todos los años, para la novena de esta virgen que se realiza en el mes de julio, Nicomedes Antonio Reyes y Constantino Calderón le tocan a la patrona los sones de las corridas de toros.

Reyes dijo que por 57 años ha tocado a las 12:00 de mediodía y a las 6:00 de la tarde junto con Calderón a la entrada del templo de Santa Librada. Además, Constantino Calderón viaja a Las Tablas desde Las Lomas de Vallerriquito y recorre las parrandas con su caja acompañando al pito de Reyes. Calderón dice sentirse preocupado porque no sabe el rumbo que tomarán estos instrumentos, ya que hoy son pocos los que saben ejecutarlos.

Artesanía en música folclórica

El pito se elabora con caña de bambú cortada en una longitud de aproximadamente ocho pulgadas. A la caña se le abren seis orificios, uno de ellos por el cual la boca introduce el viento. Los cinco restantes se abren y se cierran con los dedos para originar el ritmo y la melodía de la pieza musical a ejecutar.

Por su parte, la caja es la misma que se usa para acompañar otros géneros tradicionales y autóctonos, como es el caso, principalmente, del tamborito, ritmo auténtico de la región de Azuero que expresa su mayor tradición en El Valle de Tonosí.

Esta manifestación folclórica del pito y la caja ha acompañado por muchos años las tardes de toros que se realizan en el interior del país. Cuando estos instrumentos se tocan, los vacunos se ponen más furiosos, lo que le da más alegría a la festividad, aunque actualmente cada día hay menos corridas de toros, y las pocas que se celebran ya no tienen la alegría del pito y de la caja.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

07 Dic 2016

Primer premio

6 7 8 5

DCBB

Serie: 3 Folio: 1

2o premio

1903

3er premio

7954

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código