TRAMPA. El lado oscuro de las apuestas deportivas.

Se alquilan almas

En los últimos 100 años, decenas de jugadores profesionales han sido sobornados por rivales para amañar resultados y beneficiarse con dinero.

Las alarmas fueron encendidas por el director técnico de la selección nacional de fútbol Julio Dely.

“Sabemos que en este tipo de partidos se puede manejar el tema de sobornos y pueden tocar a un futbolista panameño. Este asunto se puede dar, a un jugador lo pueden tocar”, comentó Dely la semana pasada en una rueda de prensa, haciendo referencia al partido que sostendrá la oncena nacional con su par mexicana el próximo 11 de octubre en las eliminatorias para el Mundial de Fútbol Brasil 2014.

El temor del entrenador de “la roja” se basa en una historia universal de sobornos a atletas de varias disciplinas deportivas, tales como béisbol, hípica y boxeo, de las cuales el propio fútbol, no escapa.

Tan solo el pasado fin de semana, la Federación de Fútbol de El Salvador suspendió a 14 jugadores de la selección nacional de ese país por haber amañado cuatro partidos, incluido uno contra México.

En esta disciplina deportiva, Italia y varios países africanos tienen también un largo historial de jugadores involucrados en sobornos.

Por ejemplo, en 2006, tres equipos de la primera división italiana fueron relegados a la segunda división por haber estado involucrados en resultados dudosos.

Lazio, Fiorentina y Juventus fueron los conjuntos que peor salieron evaluados en aquel escándalo. Incluso, al último de estos conjuntos le retiraron dos de los campeonatos nacionales obtenidos durante esa década.

El Milan también estuvo involucrado en el caso. Su castigo: comenzar con 15 puntos menos la temporada de aquel año.

Una treintena de directivos, árbitros y otras personas y entes del mundo del fútbol desfilaron durante el juicio para aclarar las trampas realizadas, recuerda el diario español El Mundo.

En esta misma liga, pero en julio de este año, ocho jugadores de los equipos Genova, Lecce y Lazio fueron suspendidos por estar involucrados en una trama de apuestas deportivas.

A mediados de la semana pasada, a miles de kilómetros de distancia, por este mismo caso las autoridades de Singapur arrestaron a 14 personas que integraban una mafia para sobornar a jugadores italianos.

Escándalos

Ya dentro del continente africano, el fútbol nigeriano también ha estado en el ojo del huracán.

En julio de este año, los equipos de la tercera división Plateau United Feeders, Akurba FC, Police Machine y Babayaro FC protagonizaron partidos con escandalosos resultados.

El enfrentamiento de la primera dupla terminó 79 a 0, mientras que el partido entre los segundos contrincantes terminó 67 a 0.

Tras la investigación respectiva, la Federación Nigeriana de Fútbol suspendió por 10 años a los equipos involucrados, mientras que optó por una sanción de por vida para los jugadores de estos conjuntos.

Sin embargo y paradójicamente, las propias autoridades mundiales del balompié también han estado involucradas en el asunto de los sobornos.

En abril de este año, el presidente honorario de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), Joao Havelange, renunció a este cargo luego de que lo acusaran de recibir comisiones por transmisiones televisadas de partidos.

LOS OTROS DEPORTES

Los sobornos a jugadores en otras disciplinas deportivas también se han hecho públicos.

Hace dos años, el boxeador mexicano Tomás Rojas El Gusano, reconoció que había recibido 7 mil dólares para dejarse caer en el sexto asalto en una pelea en contra de Jorge El Travieso Arce.

En tanto, el béisbol tampoco escapa de estas malas prácticas. Este año, el jugador Jorge Guzmán, de las Águilas de Veracruz, un equipo de la liga profesional de México, declaró que en varias oportunidades le han ofrecido cuantiosas sumas de dinero para cometer errores durante el juego.

Vistas estas historias, las palabras de Dely cobran especial vigencia en estos días.

Escándalo de los Medias Negras

Uno de los casos más sonados en la historia de la extorsión deportiva ocurrió en 1919 e involucró a ocho jugadores del equipo de Grandes Ligas de los Medias Blancas de Chicago.

Conocido como “el caso de los Medias Negras”, la conspiración tuvo a la cabeza al primera base Arnold Chick Gandil, que tenía amigos en el mundo de las apuestas deportivas y lo convencieron para que su equipo perdiera en la Serie Mundial de aquel año, en la que su equipo disputaba el título en contra de los Rojos de Cincinati.

Las sumas de dinero por las que se vendieron los jugadores nunca fueron conocidas, pero se rumora que cada uno logró $10 mil dólares, toda una fortuna para la época. Tras una investigación del gran jurado de Chicago, el soborno fue descubierto un año más tarde y los jugadores fueron suspendidos de por vida.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código