SUPUESTO PAGO DE COIMAS EN PANAMÁ

Este año será juicio a Lavítola

Las investigaciones, en Italia, del caso de corrupción internacional ya han concluido. Ahora hay que esperar la fecha para la primera audiencia.

Temas:

La fiscalía de Roma concluyó en junio de 2013 las investigaciones del proceso por corrupción internacional en el que están implicados Valter Lavítola –hombre de confianza del presidente, Ricardo Martinelli y del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi– y Paolo Pozzessere, exdirector comercial del conglomerado Finmeccanica, ha confirmado este diario en una entrevista con el fiscal italiano Paolo Ielo, encargado del caso.

Tras concluir las investigaciones previas, el siguiente paso es la resolución acusatoria, es decir, qué condena pedirá la fiscalía para los implicados en este caso y el reenvío a juicio para que se fije la fecha de la primera audiencia preliminar.

Por lo general, el plazo máximo que puede pasar entre el cierre de la investigación y la fecha del juicio es de seis meses, informó a este medio la Cancelleria Centrale –la notaría del Tribunal encargada de documentar los procesos– por lo que el juicio se celebraría antes de diciembre de este año.

PAGO DE COIMAS

El fiscal de Roma ha llevado a cabo una larga, compleja y enmarañada investigación sobre el presunto desvío de 20 millones de dólares en coimas, “cantidad que se aseguraban los destinatarios –entre ellos, varios exponentes políticos del Gobierno panameño y algunas personas no identificadas hasta el llamamiento a juicio– de forma oculta y en cualquier caso escondida”, según el informe de conclusiones.

Fue el Tribunal de Nápoles (Fiscalía) el que abrió las diligencias en 2011, por el supuesto pago ilícito a funcionarios panameños, tras la adjudicación de contratos para obras y servicios públicos a empresas italianas.

LAVÍTOLA, CONDENADO

Sin embargo, en septiembre de 2012, la investigación se remitió al Tribunal de Roma, que resultó ser el competente para seguir adelante con ella.

La justicia italiana tiene en jaque a Valter Lavítola, envuelto en otros ocho procesos, entre ellos, por la compra-venta de parlamentarios en el que también están implicados el exsenador Sergio De Gregorio y el ex primer ministro Silvio Berlusconi.

Lavítola ya fue condenado en dos casos: el primero, a tres años y ocho meses por malversación de fondos públicos, y el segundo, a dos años y ocho meses por extorsión al ex primer ministro Berlusconi.

¿ESPIONAJE?

A la salida de una de las audiencias de este último juicio, Lavítola, que fuera el director del diario L´Avanti, habló en un tono muy distendido con la prensa y dijo que es “víctima de espionaje de un servicio de inteligencia”.

Especificó que había encontrado un micrófono en su lujosa casa, en las faldas de la colina romana de la Farnesina, donde ahora cumple arresto domiciliario, y que tenía más pruebas del espionaje en su contra.

Pero, según Lavítola, él no es el único que podría estar siendo espiado.

El italiano piensa entregar a los jueces, el próximo 23 de octubre, una declaración que, según su abogado Guido Iaccarino “no sería una inocente recapitulación de los hechos”.

¿OTRA INVESTIGACIÓN?

Se trataría de una alerta de Lavítola al ex primer ministro Berlusconi para que esté atento y se prepare ante una posible investigación por corrupción en Panamá, entre otros casos, por la promesa incumplida de construir un hospital pediátrico en Veraguas.

“La policía secreta –ha declarado Lavítola– dice que yo, a través de Berlusconi y Martinelli, quise obligar a la empresa Impregilo a financiar la construcción del hospital. Es una locura insinuar que si un primer ministro pide un hospital gratis a una empresa, ello es una extorsión porque el jefe del Estado recibe un regalo”.

RESURGE EL HOSPITAL

La construcción del hospital estaba condicionada a que Impregilo ganara la licitación del Metro de Panamá, de acuerdo con interceptaciones telefónicas al presidente de la empresa italiana, pero la obra fue adjudicada al consorcio Odebrecht-Fomentos de Construcciones y Contratas (FCC).

Ante la negativa de Berlusconi de cumplir su palabra, Lavítola trató por todos los medios no hacer el ridículo, por lo que intentó que ese hospital lo construyeran otras empresas, entre ellas, Alenia Aermacchi, Impregilo, Astaldi e incluso, Finmeccanica.

La antigua cúpula de Finmeccanica está destituida, procesada y pendiente de juicio, previsto para el próximo 8 de octubre, en el tribunal de Busto Arsizio, en Milán (Italia).

Poco después de estallar el escándalo Finmeccanica en 2011, el ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, en declaraciones en el Gran Hotel de la Minerva, en Roma, advirtió que Panamá podría cancelar los contratos con las compañías italianas.

Sin embargo, el contrato con las empresas del conglomerado Finmeccanica siguió adelante sin problema alguno, y recientemente la empresa entregó los radares y los helicópteros, comprados por el Estado, incluido una aeronave para uso del Presidente de la República.

La que no tuvo esa suerte fue la también italiana Svemark, que negociaba un contrato directo –de unos 200 millones de dólares– para construir cárceles modulares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código