GRANDES LIGAS. UN PROCESO AL QUE POCOS ASPIRAN

El arbitraje salarial

El pelotero panameño Rubén Tejada podría mejorar su salario para la próxima temporada, al ser elegible por tercer año seguido para esta figura.

Temas:

Mariano Rivera participó en dos procesos de arbitraje salarial con los Yankees de Nueva York. Mariano Rivera participó en dos procesos de arbitraje salarial con los Yankees de Nueva York.
Mariano Rivera participó en dos procesos de arbitraje salarial con los Yankees de Nueva York. Archivo

El arbitraje salarial es un proceso en el béisbol de Grandes Ligas por medio del cual cada parte –pelotero y equipo– trata de convencer al árbitro o juez de que su propuesta es la correcta.

Al finalizar la Serie Mundial entra en vigor este mecanismo de resolución de conflictos salariales, en el que los equipos de ligas mayores y jugadores elegibles dispondrán de un tiempo para indicar que irán al arbitraje, en el caso de que no lleguen a un acuerdo económico.

En términos sencillos, el arbitraje es un proceso que pueden utilizar algunos peloteros para determinar su sueldo y se basa en la comparación de estadísticas.

Fijada la audiencia, el árbitro recibe una propuesta del equipo y una del jugador, y debe seleccionar la que le parezca más acertada.

La propuesta del equipo no puede ser nunca menor al 80% del salario que obtuvo el jugador el año inmediatamente anterior.

Según detalla un documento de la Major League Baseball (MLB), su origen se remonta al convenio colectivo entre la Asociación de Peloteros y las Grandes Ligas (1973-1975), según el cual todo pelotero con al menos dos años de servicio podía usar esa vía.

En el convenio colectivo de 1985-1989 se aumentaron a tres los años de elegibilidad.

La elegibilidad actual para optar al arbitraje es de tres años de servicio y ese derecho dura hasta que los peloteros pueden declararse agentes libres, que es al cumplir seis años de servicio.

Una vez el jugador sube a las ligas mayores, pertenece al equipo que lo firmó por un período de seis años y no tiene opción de pasar a otro equipo, a menos que sea la franquicia la que lo cambie.

En los primeros tres años, el pelotero recibe salario mínimo (475 mil dólares) y del cuarto año en adelante va a un proceso de arbitraje, aunque no tiene opción de irse a otro equipo.

Al cumplir seis temporadas en las Grandes Ligas, el pelotero se convierte en agente libre.

“Muy pocos jugadores quieren entrar al arbitraje salarial y buscan la forma de llegar a un acuerdo. El pelotero tiene derecho a pedir un dinero (salario) y el equipo a aceptarlo o no [y] si no llegan a un acuerdo, van donde un juez y este decide el salario”.

Si bien es un proceso que muchos elogian, también es cierto que pocos desean llegar a él.

El expelotero profesional Dámaso Espino reconoce que es un proceso “muy delicado, que los equipos por lo general tratan de evitar por muchas razones y prefieren llegar a un acuerdo salarial con el jugador”.

“En esos trámites se pueden herir susceptibilidades. Es por ello que la estrategia de algunos equipos sea evitarlo para mantener buenas relaciones con los peloteros”, subrayó Espino, quien trabaja en el Departamento de Relaciones Exteriores de Pandeportes.

“Equipos como los Angelinos de Los Ángeles han optado por comprar los años de arbitraje salarial, a pesar de que, en teoría, todavía tienen a esos jugadores bajo control”, explicó.

“Sobre todo cuando se trata de jugadores de alto nivel. Antes de llegar al arbitraje en su segundo año en Grandes Ligas, a Mike Trout le dieron un contrato a largo plazo donde incluyeron los procesos arbitrales”, agregó.

LOS ‘NON TENDERS’

Los sueldos que produce el arbitraje salarial a veces asustan a los equipos y por ello es que la figura del non tender ha resurgido en las últimas temporadas.

Non tenders son jugadores que, a pesar de estar bajo control de sus equipos, son dejados libres por razones económicas.

Un ejemplo de non tender es el receptor Russel Martin, quien firmó con los Yankees (2011) luego de que los Dodgers optaran por darle la libertad para no pagarle lo que diría el arbitraje.

El pelotero panameño Rubén Tejada podría mejorar sustancialmente su salario para la próxima temporada, al ser elegible por tercer año para ir a un arbitraje salarial.

Sin embargo, el representante del pelotero panameño y los Mets de Nueva York tienen hasta el 2 de diciembre para intercambiar cifras como parte de una negociación.

El agente de Tejada presentó un contrato de un año y como mínimo 4.5 millones de dólares para la temporada de 2016.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código