ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

VIDA COTIDIANA. FACETAS DE LA PANAMEÑIDAD.

El campo, sin tradiciones

Arraigadas anteriormente en los pueblos interioranos, la mayoría de las tradiciones panameñas se encuentran hoy día solo en el recuerdo de algunos cuantos.

Un mes antes de que diciembre llegara con su fresca brisa, los campesinos de las provincias de Herrera y Los Santos encaminaban sus pasos hacia el monte en busca de un árbol de cachito, que sería utilizado como arbolito de Navidad.

Este árbol, llamado así por los cachitos que tiene en sus ramas, parecidos a los que generalmente tiene el ganado, era cortado y dejado en el potrero hasta que las hormigas que en él habitan, se fueran.

A los días, el árbol era recogido y llevado a la casa o al rancho, en donde niños y adultos lo decoraban con pequeñas figuritas sacadas de revistas o con los envases de los litros de leche que eran abiertos en sus cuatro costados, aplastados, y pintados con algún motivo navideño.

“Por acá no comprábamos pinos para la Navidad, pues el cachito era nuestro arbolito”, rememora Ciriaco Alonso, un campesino del área de El Cedro de Los Santos.

Dice que esta tradición pasó de generación en generación, y que se escogía esta planta silvestre porque en el monte es una de las pocas que se protege de los animales debido a sus cuernitos.

Es más, cuando alguien osaba tocar o quitar los cachitos que tiene la planta, enseguida aparecían las hormigas que allí viven, dispuestas a ahuyentar al intruso.

Las filosas espinas que la decoran ocasionan un fuerte dolor y emanan un olor desagradable.

Pero como todo ha cambiado, Alonso se lamenta de que actualmente no hay árboles de cachito en el interior del país, por lo que la tradición lentamente ha desaparecido.

“Es una lástima que todo haya acabado, pues era hermoso ver un arbolito de cachito bien adornado en los rincones de las casas como un homenaje sencillo al nacimiento del Niño Dios”, afirmó.

OTRAS COSTUMBRES

Y es que así como el árbol de cachito ha desaparecido, ya en los campos tampoco se observan las banderas rojas que se utilizaban como advertencia cuando se iba a trasladar el ganado.

Estas banderas rojas también se colocaban en lo alto de las casas de quincha para anunciar que ya se había terminado su estructura.

De igual manera, se ponían banderas blancas en lo alto de las viviendas para que las avionetas que volaban por estas áreas se percataran de que se requería de los servicios de urgencia o de que alguna persona estaba enferma.

Eustorgio Moreno, un piloto que a mediados del pasado siglo se dedicó al transporte de pasajeros en aviones a diferentes regiones de Herrera, Los Santos y Veraguas, indicó que las banderas salvaron muchas vidas, pues cuando observaban una bandera blanca en lo alto de una casa, se comunicaban con las autoridades más cercanas para que fueran al rescate.

Otra tradición que ya desapareció fue la quema de boñiga de ganado para cuando hay tormentas, costumbre que nació de la creencia de los campesinos de que si recogían el estiércol un Jueves Santo o Viernes Santo, sin hablar con nadie, al encenderla alejaba el mal.

También se fueron los silbidos que hacían los campesinos en las fincas para llamar a los animales.

Se impone el modernismo

En las provincias de Herrera y Los Santos las costumbres y tradiciones acompañaban a sus habitantes durante toda la vida. Estas eran tan fuertes que formaban parte de su entorno natural, lo cual hizo que se fueran transmitiendo a través de las generaciones, pero la llegada de la modernidad dio al traste con todo esto.

El arbolito de cachito cedió su espacio al arbolito de pino importado; disminuyó el traslado de reses por las carreteras nacionales y por los caminos de los pueblos, lo que supuso la no utilización de las banderas rojas, y hasta la alegría del hombre al trabajar en sus sembradíos fue disminuyendo, dejando de escucharse el grito y la saloma.

Para la tradición panameña ha sido difícil competir con los nuevos tiempos, y ni siquiera logró un espacio que le permitiera ser conocida por las nuevas generaciones, dice el campesino Isidro Alonso.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código