Los candidatos apuntan a Florida

En la contienda del año 2000, Florida fue clave en la victoria de George Bush sobre Al Gore. Hubo que hacer, incluso, un recuento de votos.

¿Cómo funcionan las elecciones en Estados Unidos?

Temas:

Simpatizantes demócratas de la campaña de Hillary Clinton en Pembroke Pines, Florida. Simpatizantes demócratas de la campaña de Hillary Clinton en Pembroke Pines, Florida.
Simpatizantes demócratas de la campaña de Hillary Clinton en Pembroke Pines, Florida. Carlos Barria

A solo un día para que finalicen las elecciones en Estados Unidos, la diferencia entre los candidatos se acorta y la contienda se reduce a unos pocos estados todavía indecisos.

Es por eso que los candidatos han redoblado sus esfuerzos sobre Florida. Durante la última semana, ambos aspirantes han asistido a encuentros con sus simpatizantes a lo largo y ancho del estado. Mientras que Tim Kane, el presidente Barack Obama y el expresidente Bill Clinton se han hecho presentes en distintos eventos.

Y es de esperar. Florida es el más grande de los estados reñidos o swing –que no es predominantemente de ningún partido político- y sus 29 votos electorales son un premio para cualquiera de los pretendientes a suceder a Obama.

“En el caso de Trump, su camino a la Casa Blanca se hace prácticamente imposible sin ganar Florida”, explica Casey Klofstad, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Miami, mientras que si Hillary Clinton logra conseguir este estado tendrá la llave a la Casa Blanca casi asegurada.

Es por esta razón que los condados de Miami Dade y de Broward County se convierten en los más importantes de todo el país.

“Broward, ustedes tienen la responsabilidad de elegir al nuevo presidente”, aseguraba Clinton en un rally en este condado el pasado martes 2 de noviembre.

Al día siguiente, en un encuentro con sus simpatizantes en Miami Dade, Trump recordaba la importancia de ir a votar. “Florida, imagínense que estamos perdiendo y salgan a votar”, alentaba el republicano, mientras sus simpatizantes vitoreaban entusiasmados.

Mientras que el presidente Obama se hizo presente en un convención en la Universidad Internacional de Florida (FIU). “Elijan la esperanza y salgan a votar” señalaba el mandatario frente a unos 4 mil 500 espectadores.

Para ambos candidatos es imprescindible movilizar a la mayor cantidad posible de su electorado, en un país que tiene altos porcentajes de abstencionismo.

Y es que la pelea en Florida se reduce a cada voto. Según las encuestas publicadas por el sitio Fivethirtyeight, Trump tendría una ventaja del 52% a 47% sobre Clinton, mientras que el sitio Político asegura que los demócratas llevan una ligera ventaja en las votaciones anticipadas que se iniciaron el pasado 24 de octubre.

Klofstad concuerda con un posible triunfo de Clinton en Florida e incluso predice que ganaría con un mayor porcentaje que Obama, quien superó al republicano Mitt Rommney con menos del 1% de los votos. Klofstad estima que el electorado latino en Florida será el factor decisivo en la contienda electoral, sobre todo los nuevos migrantes de Puerto Rico que tienden a favorecer a los demócratas.

“A medida que la situación económica en Puerto Rico empeora, más puertorriqueños están migrando a la Florida, y esta población, a diferencia de otras comunidades latinas, son ciudadanos norteamericanos y tienen derecho a votar”.

De acuerdo con CNN, más de 5.7 millones de residentes de Florida han votado hasta el momento. Se estima que de estos, 2 millones 268 mil 663 lo han hecho por los demócratas y 2 millones 261 mil 383 por los republicanos.

Florida tiene un historial de ser clave en las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Los candidatos tienden a ganar por márgenes muy estrechos , lo cual habla de un estado sumamente dividido. El actual presidente Obama triunfó dos veces aquí, en 2008 sobre John McCain y en 2012 sobre Mitt Rommney, ganando solo por el 1% de los votos.

El expresidente George W. Bush también cosechó victorias consecutivas en Florida, primero contra Al Gore, en 2000, por un margen tan estrecho que requirió un recuento de votos, que eventualmente le concedió el triunfo a Bush, y después en 2004 contra John Kerry.

Las elecciones de 1992 marcaron la transición de un estado mayoritariamente republicano a un estado indeciso. Bill Clinton perdió por solo 100 mil votos contra el entonces mandatario, George Bush, y pasaría a ganar Florida con un margen mucho más amplio en las elecciones de 1996.

Con ello queda en evidencia que desde hace 20 años ningún candidato ha podido declararse victorioso sin haber ganado el estado de Florida.

¿Cómo funcionan las elecciones en Estados Unidos?

El presidente de Estados Unidos (EU) no es elegido de manera directa como ocurre en Panamá, sino a través del Colegio Electoral, que está compuesto por 538 electores. Es decir, que cuando los votantes acuden a las urnas, está instruyéndole a los electores de su estado cómo votar. Cada estado tiene, proporcionalmente a su población, una cantidad de votos electorales o electores que votarán al presidente de acuerdo con el resultado de las elecciones de cada estado, estos votarán por el candidato que triunfe en el estados que ellos representan. Por ejemplo, si un candidato triunfa en un estado, así sea por el 1% de los votos, todos los votos electorales irán a favor de ese candidato. Los candidatos solo necesitan de mayoría simple de 270 votos electorales para ganar las elecciones.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código